Tormenta en la Falange oficialista. 
 Llaman traidores a Fuerza Nueva     
 
 Diario 16.    14/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

julio 77 / DIARIO 16

Tormenta en la Falange oficialista

Llaman traidores a Fuerza Nueva

MADRID, 14 (D16). - De tormentosa puede calificarse la primera jornada de la Asamblea Nacional de

Falange Española y de las JONS, que se celebra a puerta cerrada en el hotel Mindanao, de Madrid. En la

reunión se intentó defenestrar al líder del partido, el histórico Raimundo Fernández-Cuesta, lugarteniente

de José Antonio y gran colaborador del régimen franquista.

El grupo llamado oficialista, que apoya a Fernández-Cuesta y el sector disidente, cuyo liderazgo ostenta

el joven Eduardo Urgorri, jefe provincial de Madrid, hijo de un viejo falangista y conocido agresor de

personas y cosas, son las dos tendencias que pretenden capitanear el partido, actualmente en un período

de crisis de largo alcance.

La actitud de los contrarios al cofundador de Falange, Fernández-Cuesta, es contradictoria. Son los

protagonistas de la fantasmal reunión del pasado fin de semana en un monasterio desconocido, y en donde

se pidió la dimisión del actual presidente de Falange Española, aduciendo su falta de representatividad y

mala dirección del partido.

Como muestra de las tensiones existentes, y siempre en el típico y agresivo lenguaje falangista, el delega-

do de Valladolid, en su exposición del análisis de las últimas elecciones, dijo que "no ha habido mayores

traidores que los camaradas de Fuerza Nueva, ni mayor abulia que la demostrada por la Confederación

Nacional de Combatientes".

Esta pugna entre unos y otros grupos es la misma que se mantiene en el vespertino "El Alcázar", donde

finalmente ha triunfado la línea de Girón, en contra de la mayor agresividad de Gibello, su ex director,

que figuró como candidato a diputado por Madrid en las listas de este partido, sólo precedido por su jefe

inmediato, Eduardo Urgorri.

 

< Volver