Autor: J. C. J.. 
 Rueda de prensa del secretario de Estado, señor Graullera. 
 Es falso que haya "miles de funcionarios despedidos"  :   
 Únicamente unos 400 eventuales han cesado "al cesar el alto cargo que los designó". 
 Arriba.    29/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Rueda de Prensa del secretario de Estado, señor Graullera

ES FALSO QUE HAYA «MILES DE FUNCIONARIOS DESPEDIDOS»

* Únicamente unos 400 eventuales han cesado «al cesar el alto cargo que los designó»

MADRID. (De nuestra Redacción, por J. C. J.) - El secretario de Estado para la Administración

Pública, José Luis Graullera, asistió ayer a las ya habituales reuniones «informales» que se

vienen teniendo en la Presidencia del Gobierno con el portavoz-director de Prensa y el jefe del

gabinete técnico, señores Onega y Aza, respectivamente.

El señor Graullera, antes de que comenzaran las preguntas, hizo una exposición de sus com-

petencias, del cargo que hace pocos días estrenaba, de su nivel orgánico... Se trata de una

competencia interdepartamental, explicó, y tiene una función especial, que es la función

pública. Y en cuanto a su problemática más actual, se centra especialmente en la situación de

los funcionarios. El señor Graullera indicó, al llegar a este punto, la legislación correspondiente

a estos trabajadores del Estado, y en concreto la que afecta a determinado número de

funcionarios clasificados como eventuales. Salía así al paso a recientes noticias aparecidas en

la Prensa, según las cuales, el pasado primero de julio habrían tenido que haber cesado

«varios miles de funcionarios». Se refirió, en concreto, a los estrictamente eventuales, a

quienes afecta el decreto según el cual cesan automáticamente al cesar en su puesto la

persona que les hubiera nombrado. Es el caso del personal «de asesoramiento o confianza» de

los Ministros, esencialmente. Negó con datos el señor Graullera que en esta situación de cese

se encontraran «varios miles de funcionarios». De. acuerdo con los datos que facilitó a los

informadores, apenas llegan a 400 - 395, exactamente -, la mayor parte de los cuales

repartidos entre los Ministerios de Obras Públicas, Educación y Presidencia del Gobierno.

Una buena parte de las preguntas se refirieron a la situación creada por los funcionarios de la

antigua Organización Sindical y de la Secretaría General del

Movimiento. Corresponden unos treinta mil al primer capítulo y unos diez mil al segundo. En el

caso del personal del Movimiento, al quedar transformado en personal del Estado, pasaron a

esta consideración también los medios personales, los presupuestarios y las funciones

anteriormente existentes. Ninguno de estos diez mil trabajadores, por tanto, ha ocupado puesto

de trabajo vacante, sino al contrario, se han abierto esos puestos para futuras convocatorias en

el seno de la Administración Civil del Estado. El planteamiento es distinto para los funcionarios

procedentes de la Organización Sindical, por haber desaparecido el presupuesto basado en las

cuotas sindicales. Lo que el Estado no puede aceptar, en la transformación de la organización

sindical en la AISS, Administración Institucional de Servicios Socio-profesionales, es el

verticalismo. El Estado absorbe las competencias administrativas, pero en ningún caso las

políticas.

 

< Volver