Autor: Sáez-Angulo, Julia. 
 Entrevista con el director general de Desarrollo Comunitario, señor García-Margallo; Proyecto en estudio. 
 El Servicio Social pasará a ser un servicio cívico     
 
 Arriba.    01/12/1977.  Página: 48. Páginas: 1. Párrafos: 26. 

Entrevista con el director general de Desarrollo Comunitario, señor García-Margallo

Proyecto en estudio

EL SERVICIO SOCIAL PASARA A SER UN SERVICIO CÍVICO

Algunos pensamos que la Dirección General de Desarrollo Comunitario era una especie de cajón de sastre

que absorbía competencias más o menos residuales de la desaparecida Secretaría General del

Movimiento. Su actual ubicación en la calle Zurbano, en los locales que ha ocupado la Sección Femenina,

va a ser trasladada en breve al Ministerio de Cultura, cuando se trasladen, a su vez, los funcionarios de

Turismo que ocupan todavía el Departamento de Cultura. Recientemente se ha celebrado el Seminario

Nacional de la Familia. Sobre éste y otros temas habla el director general de Desarrollo Comunitario, don

José Manuel García-Margallo y Marfil.

- Usted ocupa actualmente el despacho de doña Pilar Primo de Rivera ¿Qué actividades de la Sección

Femenina se continúan y cuáles se dejan en suspenso o pasan a otras competencias? ¿Qué balance del

pasado merece rescatarse en esa Dirección General a su cargo?

- Ocupo, hasta que pasemos al Ministerio de Cultura, el despacho de doña Pilar Primo de Rivera. Pero

usted sabe que en la Administración Civil los despachos no llevan nombres de personas, sino de

funciones. Y a mi, en Consejo de Ministros celebrado el pasado 26 de agosto, se me encomendó la

Dirección General de Desarrollo Comunitario, que es algo totalmente distinto de la Sección Femenina,

extinguida por real decreto de 1 de abril.

La filosofía que mueve a toda esta Dirección General - la filosofía del desarrollo comunitario - es trabajar

por una sociedad de participación, el intentar conseguir que las personas y grupos asociados participen en

la gestión y solución de sus propios asuntos.

Como le decía, es algo distinto a la Sección Femenina. Es otra cosa. La relación que nos une es debido a

que en la reorganización habida en este cambio el personal y patrimonio de la Sección Femenina ha sido

afectado a esta Dirección General. No es un simple continuismo.

Pero ya que me pregunta por la Sección Femenina sí debo decirle que el hecho de un nuevo cometido por

parte de esta Dirección General - con exigencias de nuevos campos y nueva creatividad - no quiere decir

que se ignore todo lo válido que se haya hecho con anterioridad. Por la Sección Femenina o por cualquier

otra institución que haya existido.

Debo decirle dos cosas: creo que, por justicia, debe reconocerse siempre lo positivo que hayan hecho las

personas que nos precedieron. Y por eficacia debe seguirse y potenciar lo que, actualizado, pueda ser útil

a las necesidades de nuestro hoy.

Y en este sentido - sin hacerle una relación exhaustiva de las actividades de la Sección Femenina que

continúan y que cesan - pensamos mantener aquéllas que puedan seguir siendo necesarias como servicio a

las personas o para el desarrollo de la comunidad.

Cátedras ambulantes

- La Sección Femenina llevaba a cabo la tarea de las cátedras ambulantes por los pueblos y tenia

establecidos contratos con trabajadores de artesanía en los medios rurales. ¿Se marginará por completo

esta labor?

- Efectivamente, la Sección Femenina tenía un servicio de cátedras ambulantes. Alrededor de setenta

equipos dedicados a esta actividad. En la actualidad hay treinta de estas cátedras en funcionamiento. Y se

pretende actualizarlas de acuerdo con las nuevas dimensiones de lo que hoy se concibe como desarrollo

comunitario.

Desarrollo comunitario que pensamos concretarlo, no como instrumento único, pero sí fundamental, a

través de los centros sociales. Pensamos que debe haber un centro social para cada 40.000 habitantes en

los núcleos urbanos y 20.000 en el mundo rural.

Estos centros sociales estarán abiertos a toda persona que lo desee y quiera utilizar sus servicios, y a todas

las asociaciones que pertenezcan a ese núcleo. Ellos - los vecinos y asociaciones, en colaboración con los

encargados de distintos servicios - serán los que gestionen la marcha del centro de acuerdo con la filosofía

de esta Dirección General. En ellos habrá servicios culturales. de orientación familiar, expertos en

planificación familiar, asistencia social, etcétera. Creemos que el centro social puede cubrir ese aspecto

tan necesario en nuestra sociedad de que sea la persona y los grupos asociados quienes gestionen sus

propios asuntos, de ir poco a poco hacia esa sociedad de participación que todos deseamos.

En cuanto a lo que pregunta sobre «contratos establecidos con trabajadores de artesanía», creo que usted

se referirá a lo que se llamaba Ayuda al Hogar. La concebían como una obra social para que las familias,

sobre todo la mujer, sin tener que abandonar sus hogares pudieran tener un cauce de comercialización de

una serie de artículos populares y obtener unos ingresos necesarios para sus economías particulares. Esta

ayuda al hogar se sigue manteniendo. Aunque probablemente cuando se vayan creando los centros

sociales puede ser que, desde estos mismos centros, reciban la ayuda y el cauce necesarios para estas

economías modestas y poder seguir conservando un arte popular.

- ¿Cómo se reestructurarán las enseñanzas del hogar en la Enseñanza General Básica y BUP? Cómo se

reestructurará el Servicio Social? ¿Qué política se lleva desde esa Dirección General de cara a las amas de

casa?

- De acuerdo con los programas actuales para EGB y BUP. la «enseñanza de hogar» no se ha derogado.

El problema está en relación con el profesorado. Antiguamente era personal de la Sección Femenina

quien impartía esta enseñanza. Al exigirse en la nueva legislación el título de profesor de Enseñanza

General Básica el número de profesores ha disminuido.

En cuanto al Servicio Social es algo que está en estudio. Y que en último término dependerá de su

aprobación por parte del Parlamento. Partimos del derecho que tiene toda persona para realizar un trabajo

en bien de la comunidad y, a la vez, de su deber de realizarlo. Y la sociedad de enriquecerse con el trabajo

gratuito de cada uno de nosotros. El nuevo Servicio Social - mejor llamado «Servicio Cívico» - se

ampliaría en cuanto a cometidos más actualizados a las necesidades de hoy, realizado durante un tiempo

superior a los tres meses - parte de este tiempo se dedicará a la preparación de las personas que realicen

este «Servicio Cívico» - y ampliado en cuanto a las personas que deban realizarlo. Creemos que el

hombre no debe estar exento de este servicio cívico en bien de la comunidad.

Con relación a las amas de casa aún no le puedo hablar de unas acciones concretas por parte de esta

Dirección. En el Seminario Nacional de la Familia que acabamos de celebrar hemos escuchado voces

referidas a su problemática y orientaciones para acciones a realizar.

La condición femenina

- La «condición femenina» ha merecido tan sólo una Subdirección General. ¿Cree que merecería la pena

elevarla a Dirección General? ¿Piensa que una mujer debiera por imagen estar al frente de ese cargo?

¿Qué relaciones fijas mantiene el Ministerio de Cultura con los grupos feministas y cómo ha reaccionado

a la contestación de estos grupos en diversas medidas que se han tomado en el Departamento de Cultura?

- El hecho de la «condición femenina- introducido como aspecto concreto dentro de la Administración es

algo totalmente nuevo. ¿Dirección General o Subdirección? Es cuestión de criterios. Lo que realmente es

interesante será la labor realizada por el Organismo que deba atender este cometido. Lo que sí creo

conveniente es que al frente del Organismo esté una mujer.

En cuanto a nuestra relación con los grupos feministas es de total apertura. Mantenemos contacto

periódico con distintos grupos y nuestra actuación es de colaboración a través de un diálogo y poder

servir de cauce frente a otros organismos de la Administración.

- Este Gobierno no ha llamado a ninguna mujer para puestos importantes. ¿En qué aspectos cree que

podría procurarse una mayor promoción de la mujer hacia el poder?

- Creo que la promoción de la mujer debe abarcar todas las dimensiones de la persona. Promoción

cultural, política, social...

Y referente a ocupar un puesto en el poder, creo que a ninguna, por el sólo hecho de ser mujer, debe

negársele a ponerle impedimentos. La persona - hombre o mujer - que demuestre ser válida para un

puesto de responsabilidad tiene derecho a acceder a él y la sociedad a aceptar a esa persona sin

discriminación de sexo para gratificarse con su servicio.

Julia SAEZ ANGULO

 

< Volver