Piden que la Prensa del Movimiento sea del Estado     
 
 Ya.    17/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Piden que Prensa del Movimiento sea del Estado

Trabajadores de la antigua Prensa del Movimiento han aprobado un borrador de proyecto de la prensa

pública regionalizada * Este nuevo ente debe pasar al Estado y no ser propiedad de ningún Gobierno

La Comisión nacional de trabajadores de la antigua Prensa del Movimiento tiene sospechas - el asunto ya

se encuentra en manos de abogados que están investigando en ello - de que el ministro de Cultura, don

Pío Cabanillas Gallas, tendría preparado un plan, con un presupuesto de cinco mil millones de pesetas,

para indemnizar con ellos a los cinco mil empleados de la hoy empresa estatal MCSE.

Con tal medida, según se nos dijo ayer tarde, una vez terminada la reunión de la mencionada comisión

nacional, que aprobó el borrador de un proyecto de regionalización de la Prensa Pública (antes Prensa del

Movimiento, y ahora, Medios de Comunicación Social del Estado), los edificios de los 35 periódicos que

ahora componen la cadena - algunos inmuebles son de muy reciente construcción y poseen maquinaria

moderna - quedarían vacíos. Después el conjunto se vendería en lotes mínimos de 20 millones de pesetas.

El costo inicial del edificio "Arriba" fue de 80 millones de pesetas, cantidad irrisoria, cuando hace dos

años el inmueble y demás instalaciones ubicadas en la avenida del Generalísimo, número 142, fueron

valorados en dos mil millones de pesetas por unas personas, mientras otras lo han tasado en unos 800

millones de pesetas, como mínimo.

También están disconformes los trabajadores con el presupuesto del Ministerio de Cultura de destinar

2.500 millonee de pesetas para el personal, asegurando que las pérdidas ascienden a esa cantidad.

Consideran que el presupuesto está hinchado. A tal efecto, la comisión ha facilitado algunas precisiones

económicas: los resultados acumulados de ejercicios anteriores a 1970 fueron de 3l.213.679 pesetas, y los

del ejercicio de 1970, de 5.450.599 pesetas, con lo que el total de re-cursos a principios de 1971 era de

+ 346.664.278 pesetas. Por otra parte, el balance de la explotación de los periódicos en el sexenio 1971-

1976 tuvo un balance negativo de 271.591.307 pesetas, desglosado de la siguiente forma: 1971: +

91.984.307 pesetas; 1972: + 161.598.837; 1973: + 217.132.332; 1974: + 158.068.731; 1975: - pesetas

363.245.486, y 1976: - pesetas 510.130.014.

Los trabajadores consideran que si la antigua Prensa del Movimiento es patrimonio del Estado, debe pasar

al Estado, que es muy diferente del Gobierno, por lo que ningún Gobierno podría disponer libremente de

lo que es propiedad del Estado. A fin de que esta tesis sea conocida y prospere, los interesados han

mantenido reuniones con miembros de los partidos políticos representados en el Parlamento, de la Iglesia,

de las asociaciones ciudadanas, de las centrales obreras y sindicales y de las fuerzas sociales de todo tipo.

Para la Comisión Nacional de Trabajadores, el tiempo apremia, ya. que el día 20 quedará constituida la

subcomisión de Cultura, que va a tratar del futuro de los medios de comunicación social del Estado. Antes

de esa fecha, la mencionada Comisión Nacional piensa volverse a reunir, tras la aprobación del borrador

del proyecto de la Prensa Pública Regionalizada, que es como han denominado al nuevo ente, que

asumiría la continuidad de periódicos públicos regionales, así como de la agencia de noticias Pyresa, en

su condición de patrimonio cultural y laboral del pueblo español. En su estructura orgánica, el Patronato

estaría formado por una representación paritaria de la Asamblea Regional de Parlamentarios, del Estado

español (como garante de la libertad de expresión del pueblo que no obtuvo representación parlamentaria

y de las entidades de interés regional) y de los trabajadores del periódico o periódicos regionalizados

como interesados en defender sus derechos tanto profesionales como laborales.

Otro aspecto destacado del borrador del proyecto, dentro de los órganos de gestión, es la figura del

director. El primer párrafo dice así textualmente: "La figura del director dentro de la Prensa Pública

Regionalizada debe ser adecuada a la nueva situación que supone la implantación de la democracia en

España y la configuración de una prensa pública puesta incondicionalmente al servicio de la información

objetiva al pueblo; Ello implica el establecimiento de un nuevo estatuto de la figura del director, en el

cual se acentúan los aspectos técnicos y democráticos que deben conformar la nueva figura del director o

norma jurídica. El director estará, pues, sujeto al estatuto del director, y como presidente también del

Consejo de Redacción, lo estará igualmente a dicho estatuto." Se quieren quitar al director los poderes

que actualmente tiene en virtud del estatuto del director ahora vigente. En las enmiendas al borrador se

añade que la figura del director se considera como una función, no como una categoría profesional

imperecedera, y, por lo tanto, sería nombrado por un tiempo determinado, pudiendo ser renovado.

 

< Volver