Según la Federación de Partidos Socialistas. 
 Las subvenciones extranjeras a los partidos españoles impiden una reconciliación nacional     
 
 ABC.    28/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

SEGÚN LA FEDERACIÓN DE PARTIDOS SOCIALISTAS LAS SUBVENCIONES

EXTRANJERAS A LOS PARTIDOS ESPAÑOLES IMPIDEN UNA RECONCILIACIÓN NACIONAL

El secretario de relaciones internacionales de la Federación de Partidos Socialistas, según informa Pyresa,

ha analizado la situación creada a las fuerzas socialistas de nuestro país por la inaceptable injerencia

extranjera materializada a través de eventuales subvenciones provenientes de partidos o Gobiernos

foráneos, según se ha venido publicando en distintos órganos de Prensa nacional y extranjera en los

últimos días.

«Las referencias a tales hechos —dice una nota que recoge Pyresa— se había mantenido hasta el presente

en el ámbito de las imputaciones aparentemente gratuitas o calumnias, que trataban de englobar al

movimiento socialista español.

En los últimos días la Prensa se ha hecho eco de los siguientes hechos:

1 Sesenta millones de subsidios al P.S.O.E. (Partido Socialista Obrero Español).

2 Cuarenta millones a la Unión General de Trabajadores (U. G. T.). 3 Confesión pública de un máximo

dirigente de la Federación Social-demócrata, que había solicitado una subvención al Partido Demócrata

de los Estados Unidos y otras imputaciones semejantes.

INTROMISIONES. — Ante el silencio mantenido por los órganos responsables de los partidos aludidos,

frente a los graves cargos señalados, el secretarlo de relaciones internacionales de la Federación de

Partidos Socialistas denuncia ante la opinión pública como inaceptables intromisiones en los asuntos

españoles, y más concretamente del socialismo español, el intento corrupto del capital extranjero por la

vía señalada, impidiendo así la solución nacional a los problemas nacionales. Nadie podrá sostener con

seriedad su independencia cuando su voz la oigan los españoles a través de amplificadores extranjeros,

venga de donde venga.

La F. P. S. plantea a los españoles lo inaceptable de que hoy se intenta por fuerzas extranjeras mediatizar

la voluntad nacional e impedir el entendimiento necesario entre socialistas españoles, de la misma forma

que ayer, en la guerra fratricida, se impidió una reconciliación oportuna por mejor convenir así a los

intereses extranjeros. Las subvenciones foráneas a los partidos políticos españoles han sido un factor de

guerra civil, lo que debemos evitar que vuelva a ocurrir.»

 

< Volver