La palabra de Franco. 
 Durante veinticinco años la palabra del Jefe del Estado se ha referido, constante y previsoramente, a los problemas políticos, económicos y sociales del porvenir de España     
 
 ABC.    02/04/1964.  Páginas: 3. Párrafos: 61. 

DURARTE VEINTICINCO AÑOS LA PALABRA DEL JEFE DEL ESTADO SE HA REFERIDO,

CONSTANTE Y PREVEORAMEHTE, A LOS PROBLEMAS POLÍTICOS, ECONÓMICOS Y

SOCIALES DEL PORVENIR DE ESPAÑA

A lo largo de un cuarto de siglo, la palabra de Franco se ha vertido, con generosa voluntad clarificadora,

sobre los problemas políticos, económicos y sociales del porvenir español. En los discursos y las

declaraciones del Jefe del Estado ha encontrado el pueblo español la guía más certera no

sólo con relación a las cuestiones del momento, sino también de cara al futuro. En este sentido nadie

puede ser llamado e engaño

Varios gruesos volúmenes de letra impresa recogen el pensamiento de Francisco Franco, que aparece

claro y diáfano siempre, profético muchas veces, ejemplarmente previsor. En lo sustancial, es decir, en

los principios fundamentales del Estado nuevo, el Caudillo ha permanecido impasible ante las presiones

exteriores e interiores durante la guerra y la paz, poniendo siempre la verdad por encima de los intereses

del momento. En lo accidental ha sabido adaptarse a las distintas circunstancias con inteligente

flexibilidad. Una buena muestra de ese pensamiento y de esa permanente actitud previsora de Franco,

consecuente siempre consigo mismo, atento al futuro político, económico y social, responsable

plenamente ante las generaciones venideras, es la síntesis que el lector de A B C puede leer a

continuación.

PROBLEMAS POLITICOS

EL REY TENDRIA QUE VENIR CON EL CARACTER DE PACIFICADOR

"Actualmente hay dos bandos de españoles en lucha, uno de los cuates está influido por tenebrosos

poderes internacionales y esclavizado por el látigo de los rusos. Pero ya, los echaremos del todo, y cuando

en España no queden más que españoles, si alguna vez en la cumbre del Estado vuelve a haber un Rey,

tendría que venir con el carácter de pacificador y no debe contarse en el número de los vencedores.´"

(Declaraciones a A B C de Sevilla 19 julio de 1937.)

NO ROTUNDO A LA REPUBLICA

"La República en España fue, por dos veces, lo que tenía que ser: un sistema artificial en pugna con

nuestra Historia y con nuestras tradiciones; tantas otras haría caer a España en el mismo grado de

ludibrio."

(Ante el Consejo Nacional, 17 Julio 1945.)

LA REPUBLICA LABRO LA RUINA Y EL DESCREDITO DE LA NACION

"...sin que por ello haya de romperse con el sistema tradicional que presidió nuestra Historia y entregarse

a un sistema republicano, que ya en dos ocasiones labró la ruina y el descrédito de la nación."

(Declaraciones a "Le Figaro", 16 de diciembre de 1963.)

SOLO LA MONARQUIA

"De los sistemas universalmente aceptados para la gobernación de los pueblos solamente uno se presenta

a nosotros como viable: el tradicional español, que, de acuerdo con los principios de nuestra doctrina,

propugnan muchos de los sectores que combatieron en nuestra Cruzada, que forman hoy parte integrante

de nuestro Movimiento,"

(Ante el Consejo Nacional, 17 julio 1945.)

EL REGIMEN DE GOBIERNO QUE DIO A ESPAÑA SU GRANDEZA PASADA

"Cuando España, sea dirigida únicamente por españoles. el Rey, si viniere, tendrá que aparecer como un

pacificador, revestido de toda autoridad y simpatía, no pudiendo pertenecer a los vencedores ni a los

vencidos."

(Declaraciones al "Journal de Brasil", enero de 1938.)

ANTE LOS AZARES DE UNA VIDA PERECEDERA

"Ni por la definición del Régimen se ha de poner en entredicho nuestro Poder, ni la Monarquía podrá ser

otra que la que encarnaron nuestros grandes Monarcas en los mejores tiempos. No se trata de cambiar el

mando en la batalla o de sustituciones que el interés de la Patria no aconseje, sino de definir el Régimen y

asegurar la sucesión ante los azares de una vida perecedera."

(Ante el Consejo Nacional, 17 julio 1945.)

LOS REGIMENES Y LAS PERSONAS HAN DE SER PARA ESPAÑA

"El Régimen no ha cerrado el camino a que, el día que el interés de España lo demande, instauremos el

sistema tradicional que a través de la Historia le ha dado continuidad y días de gloria, bien entendido que

todo ha de subordinarse a la realización y permanencia de nuestra Revolución nacional.

(Ante el Consejo Nacional, 7 diciembre 1942.)

DEFINICION DE NUESTRO ESTADO

"Superada esta primera etapa e instituidos los órganos básicos del nuevo Estado se hace necesario en esta

nueva que hoy comenzamos el enfrentarnos con la última definición de nuestro Estado, íntimamente

ligada en el futuro de la resolución del problema de la sucesión de esta Alta Magistratura."

(Ante el Consejo Nacional, 17 julio 1945.)

ASEGURAR LA SUCESIÓN Y LA CONTINUIDAD

"Una de las más graves preocupaciones que invadió mi espíritu en estos nueve años fue la de asegurar mi

sucesión, el llegar en nuestro sistema institucional a determinar la forma y condiciones en que ésta

debiera efectuarse, de acuerdo con la voluntad de los españoles y sin daño para la Nación ni peligro para

la continuidad de la obra realizada por nuestro Movimiento."

(Ante el Consejo Nacional, 17 julio 1945.)

SIN ABRIR PERIODOS CONSTITUYENTES DE INTERINIDAD

"España es un país de Constitución abierta y no cerrada. Por ello, el perfeccionamiento de sus

instituciones es constante y progresivo y cada etapa se lleva a cabo en el momento que el mejor servicio

de la Nación lo requiere, sin abrir con ello periodos constituyentes, de. interiniiad, ni menos

revolucionarios."

(Declaraciones a la Associated Presa, 29 enero 1946.)

DECLARACIONES DE S. E. EL JEFE DEL ESTADO A DON EMILIO ROMERO

"Yo espero que las realidades alcanzadas y las que todavía hemos de conseguir acabarán por convencer a

todos, y cuando llegue el momento en que mi vida se extinga, o por disminución de mis facultades se

haga necesaria la sucesión, acabéis no considerándome como indispensable."

(Declaraciones a don Emilio Romero, director del diario sindical "Pueblo", el 30 de abril de 1959.

reproducidas en A B C el 1 de mayo de 1959.)

CUANDO NADIE NOS EMPUJE

"La revolución histórica de las naciones tiene una velocidad propia que no puede forzarse, y cuando se

trata de pueblos que acaban de sufrir una guerra interior, su evolución tiene, que ser más prudente, sin que

quepa el precipitar etapas. Llegado el momento, cuando nadie nos empuje y nada pueda destruir el

edificio levantado, ni poner en peligro lo que a tanta costa se ha alcanzado, yo traeré a vuestra

deliberación las líneas finales de la coronación del edificio para que vosotros elaboréis y la Nación

decida, sin el menor peligro para lo conquistado con tantos esfuerzos"

(Ante las Cortes Españolas, 14 mayo 1946.)

UNA DE LAS GRANDES EQUIVOCACIONES DE LA GRAN BRETAÑA

"La reivindicación española sobre esa Plaza está tan viva en el espíritu de toda la Nación que no necesita

plantearla nuevamente: está planteada luce dos siglos, prometida solemnemente su devolución repetidas a

veces y reivindicada en los momentos en que de ella se habla. Si un día podría incluso justificar una

guerra, hoy ha perdido su valor militar, y no digamos en el correr de los años. En el futuro podrá ser una

de las grandes equivocaciones de la Gran Bretaña. España ha dicho en este orden cuanto podía, decir. Su

postura es esperar, ya que el tiempo trabaja con ella."

(Declaraciones al "New York Times", el 26 de enero de 1952.)

EL PAIS CLAVE PARA LA PAZ DE EUROPA

"Considero a Alemania el país clave para la paz de Europa. Su incorporación ni mundo occidental es

esencial para su defensa. Si de verdad queremos la paz, hay que superar la política de vencedores y

vencidos, y la incorporación de Alemania occidental al Pacto de Bruselas, si no se desvirtúa, es iniciar

este camino."

( Declaraciones a la "International News Service", el 26 de noviembre

de 1954.)

PROBLEMAS SOCIALES

MONARQUIA EMINENTEMENTE SOCIAL

"Mas cuando pase esta difícil etapa de la historia del mundo, y a la grandeza y al servicio de España así

convenga, sería el momento en el que, por exclusiva voluntad de los españoles, pueda, llegarse, sin

menoscabo de su unidad ni debilitamiento de la autoridad, a su instauración. Y lo llamo instauración por

tratarse de una Monarquía que, recogiendo en lo esencial nuestra tradición, constituiría una Monarquía

eminentemente social..."

(Declaración a la United Press. 7 noviembre de 1944.)

EL IMPULSO DE UNA FUERTE CIENCIA

Yo recalco este gran principio que nuestra Revolución ha impuesto al trabajo científico, el de considerarlo

como un deber social, o sea, como una aportación obligatoria al interés público que el Estado reclama a

todos los intelectuales. Porque si la ciencia, al penetrar en lo más íntimo de la materia y de la vida,

aprovechando las energías físicas y biológicas de la naturaleza en beneficio de la prosperidad de los

pueblos, sirve universalmente al progreso económico colectivo, al valorarse dentro de un país como

servicio al Estado, desarrolla el bienestar nacional de la Patria. El día que España a impulso de una fuerte

ciencia aplicada explote industrialmente sus riquezas naturales, se habrán desenvuelto brillantemente

todos los recursos de nuestra potencia económica.

(Discursa con motivo inauguración Ciudad Universitaria el 22 de octubre de 1943.)

POR A CAMINO DE LAS REALIZACIONES SOCIALES

Nosotros hace nueve años vimos claramente que no era una batalla política la que en España se entablaba,

sino que se libraba una batalla eminentemente social, y desde entonces venimos construyendo y

encaminando nuestra obra de gobierno por el camino de las realizaciones sociales; y es paradójico que,

encontrando en nuestra Nación el más favorable eco las reivindicaciones sociales de los clases

trabajadoras de los otros pueblos, y considerando de toda justicia, su aspiración a disfrutar de lo necesario

para la vida, el que haya casas para todos, pensiones para la vejez, seguros en el paro y en la enfermedad

y previsión completa para sus familias, que se condensan en aquellas palabras de nuestro Movimiento de

"el pan y la justicia para todos", sean los dirigentes y explotadores de los sectores trabajadores los que

más enconadamente nos ataquen.

(Discurso en 1a Pasca Militar el 4 de enero de 1946.)

PROBLEMAS ECONOMICOS

ANHELO DE JUSTICIA Y PAZ SOCIAL

El despojo del oro y de las riquezas españolas por malvados que tras saquear nuestras arcas, traicionaron

a sus huestes, agravó la situación, disminuyendo las posibilidades adquisitiva de nuestra Nación, que ha

tenido que resurgir por su propio esfuerzo y sin la menor ayuda de los extraños. Sólo la ordenación, la

constancia, el trabajo en orden y en paz, como el que seguimos, sin malgastar el tiempo en luchas

intestinas, permitirán a España el superar todas las crisis y el realizar con su grandeza y su bienestar

económico, esa justicia y esa paz social, que es el anhelo de cuantos aman intensamente a España.

(Discurso ante las Cortes Españolas el 14 de mayo de 1946.)

EL BIENESTAR DEBE SER PARA TODOS

España no ha podido todavía multiplicar sus bienes, 1a que lograremos a costa con el tiempo, aumentando

las riquezas de España: mas si unos se aprovechan buscando mayores beneficios, lo lograrán a costa del

bienestar de los demás, que es lo mismo que si lo sacasen de los bolsillos de los otros. El bienestar debe

ser para todos, la hermandad debe ser nuestra norma. Y no basta chillar "¡Arriba España!", ni decir que

somos justos, sino que hay llevar a España en el corazón y extirpar toda codicia.

(Discurso en Torrelaveca el 17 de agosto de 1946.)

 

< Volver