Autor: Andrada, Beatriz. 
 Propone la Hermandad Sindical del Campo. 
 Vicálvaro: echar a los gitanos     
 
 Diario 16.    10/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Propone la Hermandad Sindical del Campo

Vicálvaro: Echar a los gitanos

Los gitanos de Vicálvaro van de ala: los vecinos quieren echarlos.

Encabezado por el "Saludo a Franco, Arriba España", la Hermandad Sindical del

Campo, de Vicálvaro,

de la Delegación Provincial de Sindicatos de FET y de las JONS, envió a sus

miembros el pasado mes de

febrero un oficio para convocar a una reunión el día 25 del mismo mes, cuyo

punto tercero de la orden del

día decía textualmente: "Replanteamiento y- actualización del plan de medidas

para la erradicación de los

gitanos y problema de vertidos de tierras y escombros."

Efectivamente, en Vicálvaro existen dos colonias de gitanos que viven en

chabolas y se dedican

principalmente a la venta de chatarra.

El asunto saltó a la luz cuando el oficio de la Hermandad llegó de forma casual

a manos de José Francisco

Biaza Saco, el cual escribió una carta a un diario matutino madrileño, que se

publicó el pasado 27 de

febrero, y que denunciaba "el matiz racista del que hace gala la Hermandad

Sindical del Campo al tratar

de arrancar de raíz a unos miembros humanos de etnia poco afortunada".

Estupideces y majaderías

Ante esta carta, el secretario de la Hermandad, Juan José Alonso López, opina

que "ese señor debe tener

el espíritu cultivado y el corazón tierno, pero todo lo que dice en el "ABC" son

estupideces y majaderías",

según declaró a D16.

Y siguió diciendo: "el periodista se debe limitar a informar y sólo se publicará

lo que yo quiera".

"La única razón —continúan— de que los gitanos hayan sido denunciados en el

Ministerio de la

Gobernación para que se los lleven es que dejan sueltos a sus animales por las

noches y entran en los

sembrados, causando daños. Además, hemos visto a los propios gitanos segar las

cosechas por las

noches."

Parece ser que el hecho de que sean gitanos implica que no se les denuncie por

vía normal y se les

imponga una multa o castigo como se haría con cualquier persona, sino que hay

que erradicarlos porque

"viven en chabolas inmundas y vienen a fastidiar al pueblo. Queremos

desalojarlos porque queremos que

nos dejen en paz".

El secretario de la Hermandad Sindical del Campo terminó diciendo. "Esto no es

nada racial; si no fueran

gitanos sería lo mismo."

Por su parte, los gitanos reconocen que los animales de una de las familias se

meten en los sembrados, y

que ello constituye una continua fuente de problemas con los "payos".

Beatriz Andrada

 

< Volver