Autor: Juan, Esperanza de. 
 El Lebrijano. 
 Los gitanos fueron perseguidos por defender su libertad  :   
 Uno de nuestros mayores problemas es la incultura. 
 Arriba.    02/01/1977.  Página: 25. Páginas: 1. Párrafos: 21. 

Buho Vip´s: Por ESPERANZA DE JUAN

EL LEBRIJANO: edad, confesada por el propio interesado, treinta y cinco años.

Estatura media,

más bien tirando a baja. Vestido con un traje de chaqueta azul marino. Rubio y

de ojos azules.

Ante mi extrañeza por este aspecto físico, opuesto al de la raza gitana, él

contestó irónico:

«Seguramente mi madre se casó con un nórdico y así salí yo.» Pero a continuación

me advirtió:

«Es una broma. Mis padres y mis hermanos son gitanos. Todos son morenos, excepto

a mi

hermana y a mí.»

El Lebrijano es un gitano, un hombre, que ha dedicado toda su vida a defender a

sus hermanos

de raza. De hecho todas sus canciones están basadas en la vida de los gitanos.

El Lebrijano se

ha presentado hace tan sólo unos días en un teatro madrileño,

EL LEBRIJANO

«Los gitanos fueron perseguidos por defender su libertad»

«Uno de nuestros mayores problemas es la incultura» en donde dio a conocer todos

los temas

de su último disco, que gira en torno a la persecución que han sufrido los

gitanos.

—Nosotros los gitanos hemos sufrido diversas persecuciones porque queríamos

seguir siendo

libres, gitanos, para poder seguir así nuestra propia vida. De hecho el primer

movimiento

«hippy» fue llevado a cabo por los gitanos. Por esa ´libertad tío hemos querido

integramos en el

conformismo de la sociedad ni participan en sus presupuestos culturales.

Para hacer el disco me he basado en las persecuciones que los gitanos han

sufrido desde el

siglo XV hasta el siglo XVIII. Estas persecuciones se deben a la Pragmática I de

los Reyes

Católicos. Esta ley, más o menos, venia a decir que los gitanos tenían que dejar

de ser como

eran, que tenían que integrarse en la sociedad. Pero a una raza determinada no

se la puede

quitar su ideología. Estas persecuciones han continuado, de una forma o de otra,

hasta

nuestros días.

La voz de El Lebrijano adquiría por momentos un tono de tristeza y pesadumbre. A

lo largo de

la conversación este tono se irá acentuando cada vez más al recordar los

sufrimientos y

persecuciones que padecieron sus compañeros de raza.

—Esa ley podía servir para cualquier persona menos para los gitanos. Eso es lo

que mucha

gente no sabe. Y yo creo que, como gitano, tengo la obligación de ´llevarlo a la

luz. Y pienso

que con el disco de persecución en parte se ha conseguido.

—´¿Qué finalidad tiene este disco, aparte de dar a conocer las persecuciones que

;ha padecido

la raza gitana?

—Musical. Es decir, crea?- unos cantes. Cantes de galera y cantes de caravana,

que es lo que

yo me imagino que iban cantando los gitanos por tierras de España; es decir, era

un cante a la

libertad, a su camino y a la alegría de ser libres. Por el contrario, la galera

es un cante que, en

mi opinión, era lo que cantaría un gitano cuando remaba en las galerías por

estar condenado.

Es un cante ´hermosísimo, de una gran profundidad y musicalidad bastante

aceptables. El

tiempo dará su última palabra porque es un disco que acaba de salir y tardará

mucho tiempo en

ser un cante formado.

—Dejemos a un lago la parte musical y fijémonos en el texto. ¿Por qué han sido

perseguidos

los gitanos, aparte de defender su libertad, de no que rer integrarse en una

sociedad

determinada, ni aceptar los presupuestos que propugnaba esa sociedad?

—Tú sabes que cuando una persona no es como las demás es perseguida. Todo el

mundo

está en contra de esa persona por el simple hecho de ser diferente. Esto es lo

que le ha

pasado al gitano per ser distinta.

Por otra parte, al gitano le han quitado sus oficios típicos como el vendedor de

ferias,

trasquilador.. Somos una minoría que han creado unos oficios liberales. Y aunque

le copien un

negocio, rápidamente inventará otro porque es muy listo.

—¿Desea el gitano ser integrado en la sociedad paya?

—Queremos ser unos hombres respetados, pero a la vez seguir siendo gitanos. Que

nos dejen

con nuestras costumbres, formas de vida..

—¿Qué necesita el gitano?

—Cultura. Es decir, que los niños gitanos aprendan a leer, a escribir y un

oficio como una

persona cualquiera, pero que no le quiten su raza. El mayor problema que tienen

ios gitanos es

la incultura. Incluso cuando yo les cante los temas del disco no lo van a

entender, pues

pensarán que es un cante más de El Lebrijano.

—La sociedad española ha encumbrado a una serie de gitanos como la LOLA FLORES.

—Esa señora no es una gitana, por lo que no participa de mí raza.

—Pero esas cantantes folklóricas...

—Esas señoras no tienen idea de lo que es el cante gitano. No cantan flamenco,

sino lo que

Dios les da a en tender.

«He creado dos tipos de cantes, el de caravana y el de galeras

—Pero dan a conocer el flamenco...

—El flamenco es como un niño pequeño al que hay que cuidar. Sin embargo, esas

cantantes

han dado al flamenco la enfermedad d e I flamenco malo. A mi entender, hay muy

poca gente

que se preocupe de cantar un flamenco bueno y aceptable.

Domingo 2 enero 1977

Arriba 25

 

< Volver