Autor: Alcalá, Manolo. 
   Vigo: Nuevos problemas cuando todo parecía solucionado     
 
 Informaciones.    26/09/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Vigo: Nuevos problemas cuando todo parecía solucionado

VIGO, 25.—Cuando parecía solucionado el conflicto laboral de Vigo, ha vuelto a

convertirse en problema y se espera que se generalice de nuevo, Esta mañana se

veía con gran optimismo la cuestión. Las primeras informaciones hablaban de

solución del conflicto laboral. Los obreros entraban al trabajo, e incluso en

Citroen - Hispania, empresa donde se inició el paro, todo parecía arreglado.

Las empresas, que hablan efectuado aproximadamente 6.000 despidos, adjuntaban

con la carta de despido otra de solicitud de readmisión. Y lijaron como plazo el

día de hoy, para que los obreros se reincorporasen —readmitidos— al trabajo. En

ese caso, no habría sanciones y se respetarían las condiciones de antigüedad,

etcétera... de los contratos. Aunque existía alguna confusión a este respecto

pues había circulado alguna noticia contradictoria sobre el respeto de la

antigüedad en algunas empresas.

En Citroen -Hispania se incorporáron esta mañana al primer turno, seis de la

mañana, 1.200 obreros. Otro tanto sucedió con el segundo turno, a las siete y

media. Y se esperaba con optimismo que esta tarde, en el turno de las cuatro y

media, todo funcionara con normalidad. Un portavoz de la empresa comunicó al

reportero, como había hecho público con anterioridad, que no existiría

represalia de ningún tipo para todos los obreros que se incorporasen a sus

respectivos puestos de trabajo. Sin embargo, un numeroso grupo de obreros de los

que se han ido incorporando en los turnos de la mañana, han sido despedidos

inmediatamente de reintegrarse al trabajo. Se desconoce el número de estos

despedidos, aunque se estima superior a 30. Con ello ha venido a agravarse la

situación, que parecía hoy resuelta.

En Astilleros Barreras, cuya plantilla es de 1.800 obreros aproximadamente, se

incorporaron hoy al trabajo un 90 por 100. Los cargos sindicales de esta empresa

no lo hicieron por haber sido detenido en la madrugada de hoy un obrero, jurado

de empresa, llamado M. Fernández Andrade. Ciento cincuenta de los obreros que se

habían reincorporado esta mañana en esta empresa hicieron causa común con los

cargos sindicales cuando se enteraron de lo ocurrido.

En Vulcano, empresa de 857 obreros, no ha entrado a trabajar ninguno, ya que una

vez que entregaron las cartas de readmisión, fueron despedidos tres de sus

compañeros: dos vocales de empresa y un trabajador. Estos 857 obreros permanecen

toda la mañana de hoy a las puertas de la fábrica y, al parecer, están decididos

a no incorporarse a sus puestos de trabajo hasta que se admita a los compañeros

despedidos.

En Construcciones Navales Freiré, los 650 obreros de la plantilla se presentaron

esta mañana con la carta de readmisión, pero se les citó a las cuatro de la

tarde. Al parecer, la empresa sigue la teoría de revisar las circunstancias de

cada uno antes de la readmisión. Los portavoces del Jurado de esta empresa

comunicaron que están decididos a no reincorporarse ninguno si era despedido

algún compañero.

Según parece, en las empresas Yarza, Santo Domingo y Álvarez e Hijos, se

trabajaba esta mañana con normalidad, pues las readmisiones se hicieron al

cumplimentar las cartas

y no se tienen noticias cíe que en las mismas haya habido despido alguno.

REUNIÓN

Llegan continuamente a la Delegación Provincial del Sindicato de Vígo numerosos

obreros despedidos, con su correspondiente carta cié despido, de las empresas

que hemos mencionado. A última hora de la mañana, cuando transmitimos esta

crónica, se encuentran reunidos en la Delegación los representantes sindicales

de cada una de las empresas, y se pretende llegar a una solución de este nuevo

problema, planteado al no cumplir las empresas con lo prometido, en esta primera

jornada que pudo ser de solución absoluta » este grave conflicto laboral.

El número de horas perdidas a causa del conflicto de Vigo asciende ya a millón y

medio aproximadamente. En Citroen la dirección ha pedido la colaboración del

personal administrativo y técnico para atender peticiones urgentes, y en

Astilleros Barreras no se ha podido realizar la botadura de una plataforma de

investigaciones petrolíferas, contratada por una compañía norteamericana, y que

estaba anunciada para estos días. El paro ha afectado también a otras empresas

auxiliares.

El conflicto laboral de Vigo ha producido estos días pequeños incidentes y

manifestaciones. El sábado, la Policía vigiló el funcionamiento de las líneas de

autobuses urbanos, pues se habían registrado paros parciales en días anteriores.

Un portavoz de la compañía concesionaria del servicio de autobuses ha dicho que

el paro les causa una pérdida de 60.000 pesetas diarias, en viajes no

realizados.

DECLARACIONES

Recogemos finalmente 1as declaraciones que sobre el conflicto realizó el

ministro de Relaciones Sindicales, don Enrique García Ramal, al periódico «El

Noticiero Universal», de Barcelona, el sábado:

—¿Cuál cree usted que es la solución a este problema laboral ya que lo ha vivido

de cerca?

—El análisis de un suceso como el que usted me plantea no presenta sencillez ni

facilidad en determinar su origen y por otra parte en medir sus consecuencias.

Este proceso de Vigo surge como un incidente de relación laboral en una empresa,

entre trabajadores v empresarios. En todos los conflictos laborales debe haber

una gran serenidad acerca de su tratamiento. En éste se ha creado una situación

un tanto delicada por lo que supone de enfrentamiento. Se excita la solidaridad

y se invoca la autoridad. Luego hay un tercer factor: los que se aprovechan del

río revuelto y pretenden hacer bueno el refrán. Ellos no son los que pagan, esto

corresponde a los más débiles —siempre fue así— y también a la empresa. Cuando

esto ocurre se hace el juego a los profesionales del enfrentamiento, cuando por

el cauce del diálogo sería fácil de resolver. Creo que el conflicto de Vigo está

evolucionando, por lo menos en ello trabaja toda la representación sindical, y

espero que lo que se vio en algún momento como complejo termine con una relativa

sencillez. Lo que es de lamentar es que Se haya producido, y lo que debemos

evitar todos, empresarios v trabajadores, en definitiva los sindicatos, es que

se planteen estos hechos.»

Por Manolo ALCALÁ (Enviado especial de INFORMACIONES.)

 

< Volver