Autor: ARIS. 
 Clausura del I Congreso de la Federación Socialista Gallega (PSOE). 
 Galicia, por una alternativa federal  :   
 Como compromiso democrático. 
 Pueblo.    28/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Clausura del I Congreso de la Federación Socialista Gallega (P.S. O. E.)

GALICIA, POR UNA ALTERNATIVA FEDERAL

(como compromiso democrático)

LA CORUÑA, 28. (PUEBLO, por ARIS.)—Ayer fue clausurado el I Congreso de la

Federación Socialista Gallega (P. S. O. E.), que desde el viernes ha venido

celebrándose en Santiago de Compostela, y que ha terminado a las diez y media de

la noche, después de más de treinta horas de discusión, con un total de once

ponencias aprobadas, que se refieren a:

«Mujer», «Laboral y sindical, «Política», «Estatutos de la Federación»,

«Administración», «Programas económico y agrario», «Enseñanza», «Lengua»,

«Alternativa federal», «Prensa e información» y «Formación de militantes».

Él congreso eligió una Comisión Ejecutiva de quince miembros, diez de los cuales

son secretarios y, el resto, vocales. Los primeros se harán cargo de los

secretariados Político, de Organización, Juventudes Socialistas, Formación,

Emigración, Prensa e Información, Administración, Propaganda, Sindical y

Coordinación. Estos secretariados tienen como titulares a gentes de la

Federación de prácticamente todas las comarcas de Galicia, de las cuales algo

más de ciento cincuenta delegados han participado en estas jornadas de trabajo

del congreso. Este, por otra parte, ha reafirmado y ratificado las conclusiones

del XXVII Congreso Nacional del P. S. O. E. (Madrid), de hace unos meses.

En las conclusiones de la ponencia política, la Federación Socialista Gallega —

que, por cierto, conservará ésta denominación— somete a debate de todas las

fuerzas políticas que acepten el compromiso democrático gallego la alternativa

federal elaborada por el congreso: «Este compromiso —dice— estudiaría con

carácter postelectoral, colectiva y unitariamente, los diferentes aspectos a

defender de forma conjunta y solidaria ante todas las fuerzas en la redacción de

la nueva Constitución, que deberá tener carácter federal ante la dificultad de

apertura de un proceso constituyente gallego u otra forma de ejercicio del

derecho de autodeterminación.»

El congreso insistió en el reconocimiento de los principios e instituciones del

Estatuto de Autonomía de 1938, como reivindicación mínima en la normativa

electoral y los principios constitucionales.

FELIPE GONZÁLEZ: «JUGADA SUCIA DEL GOBIERNO»

.—El discurso pronunciado por Felipe González fue sin duda lo más esperado en el

congreso y una auténtica definición de lo que el P. S. O. E. piensa y quiere

hoy. Según el primer secretario del P. S. O. E., «no hay que ponerse nerviosos

por el grupo socialista histórico, porque nuestro enemigo político no es éste,

sino el Gobierno; autor de una jugada sucia». Aseguró que federalismo es el

techo de la negociación para el P. S. O. E. y atacó a «cierta Prensa», a la

radio y Televisión Española por los intentos de marginación del partido y

rechazó la formación de un frente popular en estos momentos. Felipe González

también afirmó que el P. S. O. E. irá a las elecciones cuando se conozcan las

normas electorales y se sepa que van a ser respetadas las Juntas electorales.

Durante una rueda de Prensa mantenida con el primer secretario del P. S. O. E.,

éste dijo que «hemos defendido la legalización de todos los partidos, aunque nos

queda la duda moral de que otros no harían lo mismo con nosotros». Contestando a

la pregunta de si había estado en Falange, respondió: «Tengo poca edad y, por

tanto, poca historia. Jamás estuve en las flechas, sobre todo por un problema

familiar. Mi padre nunca me lo hubiera permitido. Quienes digan lo contrario

mienten y no tienen pruebas para respaldarlo.»

También fue brillante la actuación del dirigente socialista gallego Eguibar, que

manifestó que los socialistas respetan a las monarquías, siempre que éstas

respeten la política democrática. «En caso contrario —dijo—, los socialistas se

verán obligados a propiciar un cambio de régimen.»

 

< Volver