Autor: ;Ares, Maruxa. 
 Informaciones de los lectores. 
 Protesta por la muerte de los niños de Orense     
 
 Informaciones.    26/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

PROTESTA POR LA MUERTE DE LOS NIÑOS DE ORENSE

Un grupo de estudiantes gallegos en Madrid queremos manifestar nuestro dolor por

las muertes y los heridos el día 19 en el accidente de A Rúa y hacer llegar

nuestra solidaridad a los familiares de las víctimas y demás vecinos de la

comarca.

Queremos hacer llegar también a la opinión pública nuestra indignación y

enérgica denuncia, puesto que desgracias corno la presente va se han dado con

anterioridad en otras localidades —aunque no con tanta gravedad— y seguirán

dándose. La estructuración de la Educación General Básica en concentraciones

«irracionales» ha puesto de luto ahora a la comarca de A Rúa, especialmente al

pueblo de Outeiro, pero en realidad, toda Galicia está de luto, pues toda ella

está propensa —¿condenada?— a sufrir periódicamente desgracias semejantes.

Este triste acontecimiento habrá de poner muchas cosas al descubierto. No se

puede encubrir a los posibles responsables, y las noticias hablan de

responsabilidades. De momento, la indignación popular se centra en las

deficientes demenciales condiciones, denunciadas por los vecinos, del autocar:

el número de matricula (OR-3141) habla a las claras. Sólo autocares tocados de

muerte son destinados al transporte escolar por >>corredoiras» y caminos, que no

carreteras, muchas de las veces. Así, los niños viajan amontonados, sobrepasando

no sólo la capacidad legal, sino incluso la material, en viejos autocares

destartalados, en los que sufren los mayores rigores del invierno.

Alguien tiene como misión impedir tales abusos. En este caso, no sólo no cumplió

con su deber, pues eran notorios los fallos, sino que, callando ante las

denuncias, se hizo cómplice de la situación.

También aquí las responsabilidades personales se ven diluidas. La exigencia de

responsabilidades habrá de llegar a las verdaderas raíces: la reforma educativa

de los últimos años. Fue antes de llevarla a cabo cuando la misma Administración

hizo en Galicia un serio y meritorio estudio («Planificáción de la Educación en

Galicia», 1970), en el que se preconizaba una planificación acorde con las

especiales características orográficas y demográficas de Galicia. Sin embargo,

es evidente que no se han tenido en cuenta. Hacer unos grupos escolares para

concentrar a los niños de la comarca, sin contar con una infraestructura viaria,

sólo tiene una explicación: una planificación hecha en los despachos de Madrid.

Firman esta carta Lois Rodríguez, Maruxa Ares y treinta y seis estudiantes más.

 

< Volver