Autor: Caparrós, Luis. 
 Galicia. 
 Las tierras como problema     
 
 Arriba.    15/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

GALICIA

Las tierras como problema

EL resonante incidente acaecido en el lugar coruñés de As Encrobas, hace tres

meses, cuando, acaso por primera vez en la historia del campo gallego, se

produjo un enfrentamiento entre las fuerzas de la Guardia Civil y los vecinos de

las tierras que ´habían de ser ocupadas por aplicación de la correspondiente ley

de Expropiación Forzosa, sucedió el último domingo otro nuevo incidente, de

características similares, aunque con una mayor violencia en este último caso,

ya que el desarrollo del mismo arrojó un saldo más cruento, con diversos heridos

y también varias detenciones. La fuerza de orden público no quiso en esta

oportunidad mantener la autoridad un poco pasiva y de mera contención con que

había actuado hace tres meses en As Encrobas.

En este nuevo caso, motivado por !a ocupación de los vecinos de una playa

próxima al lugar de Carballo, en la provincia de La Coruña. que estaba siendo

explotada para la extracción de arena y obtención de mariscos por una empresa

concesionaria legalmente constituida a estos efectos, la Guardia Civil repelió

el desafío de estos vecinos, bastante multiplicados en número por gentes

políticamente llamadas a estas manifestaciones, con una imprevista energía, y

sobre la playa de Baldayo se produjeron los golpes y los enfrentamientos,

incluso en lucha cuerpo a cuerpo.

Esta conflictividad ha creado un clima de tensiones que dificultan incluso los

mejores deseos de arreglo pacífico y flexible de los problemas pendientes.

Asi. por ejemplo, la resonante cuestión de las ya mencionadas Encrobas, lugar,

como se recuerda.

donde existe un yacimiento minero de lignito adquirido por FENOSA para

suministro de una central térmica que en aquellas proximidades está

construyendo, dio lugar a un largo proceso de negociaciones entre dos comisiones

formadas a este fin por representantes de la empresa concesionaria y de los

afectados tras las aludidas incidencias que originó la simple aplicación de la

ley para la ocupación de las tierras afectadas.

Estas negociaciones se han prolongado durante tres meses, sin que pareciera

posible un acuerdo, y últimamente existe la pesimista impresión de que las

negociaciones puedan romperse, ante lo cual ha hecho la empresa concesionaria

una definitiva propuesta, que ha sido recogida por la Prensa gallega.

En ella confecciona un abanico de opciones, que van desde la oferta del

traslado de la población afectada a un nuevo valle, cuyas excelencias vienen

ratificadas por un informe de la Delegación Provincial del Minisrerio de

Agricultura, a la adquisición de las tierras según unos precios que llegan a

suponer cerca de tres millones de pesetas por hectarea adquirida, así como el

establecimiento de pensiones vitalicias a los vecinos afectados mayores de

sesenta años: creación de 350 puestos de trabajo para los vecinos que se queden

sin tierras; entrega de terrenos a los arrendatarios que carezcan de propiedades

y adquisición o construcción de nuevas viviendas a los propietarios de aquéllas

que resulten afectadas.

Esta es la propuesta que ofrece la empresa. Mañana, lunes, se conocerá la

contestación de los vecinos afectados por estas obras.

Luis CAPARROS

(La Coruña)

 

< Volver