Autor: Freijanes, Víctor F.. 
   El Día da Patria Galega no une a la oposición de Galicia     
 
 Informaciones.    15/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

El Día da Patria Galega no une a la oposición de Galicia

VIGO, 15 (INFORMACIONES, por V. F. Freixanes).

EL «Día da Patria Galega» (25 de julio) puede ser, según los propios partidos de

la oposición gallega, un termómetro para medir la capacidad de unidad entre las

fuerzas galleguistas y de izquierdas, que hasta el momento no han mostrado más

que sus diferencias y divisiones. Hay un amplio movimiento unitario Que se viene

traduciendo, desde hace varias semanas, en reuniones intensivas de

representantes de partidos con dos objetivos principales: la celebración

unitaria del «Día da Patria Galega» y las elecciones municipales.

Sin embargo, y tras varias conversaciones y alternativas, parece que la unidad

será, una ven más, parcial. Los sectores nacionalistas del Bloque Nacional

Popular Galego (constituido por U.P.G. y A.N.P.G.) y el Partido Comunista de

Galicia (P.C.G.) se han situado ya al margen de un acuerdo mínimo que reunirá a

diez fuerzas políticas el 25 de julio, en Santiago de Compostela, en una

concentración popular que ha sido solicitada legalmente. Firman esta solicitud:

P.S.O.E:, P.S.G., Movimiento Comunista de Galicia, L.C.R., Partido Popular

Galego, Asamblea Popular Galega, P.T.E., Partido Carlista de Galicia, P.G.S.D. y

O.R.T.

Anteriormente, el Bloque Nacional Popular Galego había solicitado ya una

manifestación en Santiago para el mismo día y con idénticos postulados: la

reivindicación de un Gobierno gallego. El P.C.G., sin embargo, decide mantenerse

al margen de esta reivindicación y prefiere hablar exclusivamente de autonomía.

Las diferencias y los desacuerdos hay que explicarlos dentro de una política de

divisiones que se ha venido radicalizando en el galleguismo y la izquierda

gallega en los últimos meses.

«La dimisión del profesor Beiras Torrado responde a motivos de salud. En ningún

caso a diferencias con la línea que pueda tomar el partido. Beiras sigue siendo

un hombre del P.S.G.» Explicaba a este periódico un portavoz del Partido

Socialista Galego.

Su dimisión ha causado toda una marejada de opiniones y especulaciones políticas

relacionadas, gran parte de ellas con las conversaciones reanudadas entre el

P.S.G. y la Federación Socialista Galega del P.S.O.E., dirigidas a la creación

de un único socialismo gallego e inspiradas un poco en la experiencia de Joan

Reventós en Cataluña.

«Tampoco es cierto que existan conversaciones entre los dos partidos», explicaba

a INFORMACIONES ayer Alvarez GÁNDARA, miembro del secretariado del P.S.G.,

«únicamente ha habido contactos aproximativos con el P.S.O.E., del mismo modo

que con otros partidos políticos».

Gran parte de los líderes políticos, nacionalistas o de izquierda han coincidido

en subrayar la dimisión de Beiras como un duro golpe para las fuerzas

nacionalistas gallegas, en cuyas divisiones el secretario del P.S.G. siempre

intentó actuar de moderador, y especialmente para el Partido Socialista Galego.

Tras las elecciones, gran parte de los partidos políticos atraviesan una

profunda crisis y los socialistas gallegos no son una excepción. La derrota

electora] ha abierto nuevamente en el seno del P.S.G. las discusiones tácticas

de alianza con el P.S.O.E. (siempre según el ejemplo catalán), aunque otros son

partidarios más bien de una amplia alianza o pacto nacionalista. El P.S.P.G.

(Partido Socia1ista Popular de Galicia), ante la urgencia con que se están

planteando la unidad socialista por parte del P.S.O.E., también tiene sus

diferencias: por una parte, los partidarios de una integración con el P.S.G.

cara a la constitución de un socialismo gallego fuerte; por otra, los

partidarios de fusionarse con el P.S.O.E.

Ante los rumores de una unidad inminente entre el P.S.P.G. y el P.S.O.E., la

reacción en el P.S.P.G. no se hizo esperar. En los últimos días se celebraron

varias reuniones de asamb1eas de base, y ayer eran varios los comités locales

(entre ellos el vigués), que hacían pública su discrepancia con las decisiones

del Comité Central del partido. Amplios sectores del P.S.P.G., por lo menos, no

admiten en estos momentos una unión con el P.S.O.E.

 

< Volver