El personal de Arriba, acompañado por el Sr. Solís, cumplimentó ayer al Jefe del estado  :   
 Fue reiterada la adhesión, fidelidad y disciplina del diario en el XXV aniversario de su fundación. 
 ABC.    24/03/1960.  Página: 35-36. Páginas: 2. Párrafos: 4. 

EL PERSONAL DE «ARRIBA», ACOMPAÑADO POR EL SR. SOLIS, CUMPLIMENTO AYER AL

JEFE DEL ESTADO

Fue reiterada la adhesión, fidelidad y disciplina del diario en el XXV aniversario de su fundación

Una comisión presidida por el ministro secretario general del Movimiento, señor Solís Ruiz, e integrada

por los señores Jiménez Millas, Fueyo, Pedreira de la Maza, Villacorta, Del Río Cisneros y el director en

funciones de nuestro querido colega Arriba, señor Cebrián, con los redactores v una representación de

Administración y talleres, cumplimentó ayer al Jefe del Estado ; con motivo de la celebración del XXV

aniversario de la fundación del citado diario de la mañana.

El delegado nacional de Prensa. Propaganda y Radio, don Jesús Fueyo, pronunció unas palabras en las

que rindió testimonio de adhesión, fidelidad y disciplina a cuanto el Caudillo encarna históricamente.

"Arriba—dijo—nació para construir, en el caos político del 35 y en la confusa controversia ideológica del

mundo de entonces, una respuesta que estuviera imantada por la dignidad de la persona humana, por Dios

y por la Patria como valores permanentes, y por la justicia social. Arriba, conducido por José Antonio,

acertó en. tal medida a interpretar el sentimiento de los mejores y a despertar la noble conciencia de

nuestro pueblo que, desde la primera hora, sus páginas tuvieron que servir tanto de consigna para los

camaradas como de epitafio para los caídos en tan grande medida que, desde la hora augaral, cuanto

contribuía a que el periódico viera la luz pública, desde la linotipia a la pluma, llevó consigo riesgo de

muerte.

Tras la victoria—prosiguió el señor Fueyo—Arriba ha seguido, con vocación, la voz de mando de

vuecencia y ha servido también con gozosa satisfacción el generoso empeño por la unidad de los

españolas de toda estirpe, empeño que ha sido vuestra consigna, corro jefe nacional, desde la Victoria.

Nuestra exigencia en la doctrina nos ha permitido la más digna liberalidad v estimación por las personas,

y cuantos han servido en nuestro diario han querido hacer un órgano verdaderamente nacional, sin que el

escritor ni el lector tuvieran que hacer exhibición de procedencias. Arriba, por tanto, os quiere pedir el

puesto de vanguardia de siempre, y quisiera poder exaltar de nuevo, en una síntesis periodística, las

venideras singladuras gloriosas de España y las nuevas gestas que, para bien de a Patria, esperan a vuestra

capitanía.

Seguidamente, el Caudillo pronunció una alocución.

 

< Volver