Homenaje al generalísimo de la Asociación de alumnos de Escuelas Sindicales y de capacitación social  :   
 Le fue entregado el título de presidente de honor de la entidad. 
 ABC.    20/10/1960.  Página: 57-58. Páginas: 2. Párrafos: 9. 

E OCTUBRE DE 1960. EDICION DE LA MAÑANA. PAG. 57

HOMENAJE Al GENERALISIMO DE LA ASOCIACION DE ALUMNOS DE ESCUELAS

SINDICALES Y DE CAPACITACION SOCIAL

Le fue entregado el título de presidente de honor de la entidad

En la audiencia que el Jefe del Estado concedió ayer al Consejo Rector de la Asociación de Alumnos de

Escuelas Sindicales y de Capacitación Social, presidentes de Delegaciones de la Asociación en algunas

provincias españolas y al Consejo Rector de la Delegación de Madrid, D. José Manuel Matéu de Ros,

como presidente del Consejo Rector de la Asociación, pronunció un discurso en el que dijo, entre otras

cosas, lo siguiente:

"Señor: Los Cursos de Capacitación Social y Sindical que nuestra Organización ha venido realizando en

estos años—siguiendo el noble afán y el generoso intento de V. E. por cambiar las condiciones de vida

de la gran familia española—ha hecho posible que quinientos mil trabajadores de todas las profesiones y

latitudes de España pasaran por las aulas de nuestras escuelas provinciales; que veinticinco mil

campesinos hayan disfrutado de las primicias de una recta formación social, y que más de diez mil

dirigentes sindicales hayan encontrado su orientación y su guia, en las enseñanzas de nuestra Escuela

Nacional, aprendiendo modos nuevos de convivencia política.

Justo es que proclamemos en este acto la plena colaboración que en todo momento nos ha prestado en

esta tarea ese entrañable amigo y gran sindicalista que es nuestro ministro de Trabajo, Fermín Sanz Orrio.

Nosotros no queremos una España fácil y cómoda, porque sabemos que sólo en la siesta del estómago

satisfecho medran los traidores y se abotarga el espíritu. Nosotros queremos una España incómoda; una

España grande y limpia, donde cada español tenga el sitio que por su estudio y trabajo le corresponda.

A lo largo de estos cursos de capacitación social y sindical, los hombres del trabajo han hecho diálogo y

simpatía con los hombres del estudio. Han aprendido—con la letción verdadera del contacto sin

resabios— que la revolución auténtica, la más honda, no es aquella que se_ proclama invocando vagos

derechos y exigencias, sino la. que arranca de una real transformación del hombre.

En estos cursos se les ha enseñado a conocer su Organización Sindical, la Seguridad Social, la

productividad, el Derecho Laboral, la Economía, la Sociología... Es decir, todos aquellos conocimientos

de los cuales el trabajador es el sujeto activo. Pero no hubiera sido la formación perfecta si no nos

hubiéramos cuidado del hombre que todo trabajador lleva dentro. Esta preocupación nos ha movido a

insertar en los planes de estudio la formación humana.

Estos cursos de Capacitación Social son el mejor remedio contra este viejo y español pecado del

individualismo.

El ejemplo de vuestra vida, entregada con medida y conocimiento al servicio de la Patria, es el mejor

ejemplo. No se concentra nuestra admiración a los trabajadores españoles hacia V. E., en está etapa

vuestra de Caudillo de España. Viene de más lejos, de cuando erais teniente de la Legión y entregabais a

la patria, no solamente vuestro temple militar sino vuestros días de estudio, de preparación en la difícil

técnica del mando, y de aquellas horas solitarias en las que, como militar y como hombre, cumplíais

íntegramente et cultivo de humilde aprendizaje, aquel ahorro y no dilapidación del tiempo, del que ha

nacido esta gloria y servidumbre vuestra de hoy.

Tras unas palabras del Jefe del Estado, el presidente del Consejo Rector de la Asociación, Sr. Matéu de

Ros, dio conocimiento del acuerdo adoptado por unanimidad el pasado día 12, con motivo del primer

aniversario de la Asociación, de ofrecerle la presidencia de honor de la Asociación Nacional de Alumnos

de Escuelas Sindicales y de Capacitación Social. Aceptada por el Caudillo le fueron entregados el titulo

de presidente y el emblema de la Asociación.

Concesión de condecoraciones

El Jefe del Estado ha concedido la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica al doctor D. Fernando

Martorell Otzat, director del Departamento de Angiología del Hospital Policlínico de Barcelona; a don

José María Castelló Madrid, magistrado del Tribunal Supremo; y a D. Nicolás Pérez Serrano, catedrático

de la Universidad de Madrid.

 

< Volver