Autor: Maite. 
 Los Yebenes. 
 Dedicación de un monumento a Franco  :   
 El Alcalde pronunció un vibrante discurso en el acto inaugural. 
 El Alcázar.    02/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 17. 

LOS YEBENES

DEDICACIÓN DE UN MONUMENTO A FRANCO

• El Alcalde pronunció un vibrante discurso en el acto inaugural

La localidad toledana de Los Yebenes ha querido perpetuar su recuerdo al Caudillo Francisco

Franco, dedicándole un monumento en una plaza pública.

El acto inaugural estuvo presidido por el Gobernador Civil y Jefe Provincial del Movimiento, al

que acompañaban el Presidente de la Diputación, Subjefe del Movimiento, y registrándose la

asistencia de Delegados Ministeriales y de Servicios, Diputados, alcaldes de los pueblos de

alrededor y, naturalmente, la Corporación Municipal de Los Yebenes y vecindario, a los que se

sumaron miembros de Fuerza Nueva.

Sobre un plinto de piedra granítica se alza el busto de Franco, vaciado en bronce, obra del

escultor toledano Armando Fernández Fraile.

El Gobernador descubrió el monumento que estaba cubierto por la bandera española, entre los

aplausos de todos los presentes.

Tras la bendición y rezo de un responso, el Alcalde de Los Yebenes, don José Luis Dueñas,

pronunció unas palabras en las que dijo entre otras cosas: «Es un honor para mí que,

precisamente en el día de la terminación de mi mandato como Alcalde de esta villa, nos

encontremos reunidos, con asistencia de las primeras autoridades provinciales, para inaugurar

este monumento en memoria de nuestro Caudillo. Yo no podía pedir ni desear mejor final».

Se refirió después a las escenas dolorosas que se produjeron ahora hace un año con motivo de

la muerte de Franco, y recordó las concentraciones populares de adhesión al Caudillo.

Señaló que Los Yebenes no fue ajeno al dolor y que se sumó a todo el pueblo español en las

exequias fúnebres dedicadas al Jefe del Estado.

Más adelante afirmó que este pueblo consideró que no eran suficientes aquellas

manifestaciones de dolor, sino que era preciso erigir un monumento «que sirviera para que

cuando los yebenenses nos sintamos desconcertados por los avatares de la política, podamos

tener presente a quien todo lo dio por la Patria y confrontándonos con su modelo y su ejemplo

sepamos sacar fuerzas de flaqueza hasta conseguir para nuestra Patria las metas que él

ambicionó».

La idea partió de unos vecinos agradecidos y el Ayuntamiento, recogiendo su sugerencia ha

conseguido llegar a esta realidad.

«Es significativo el hecho y más cuando hemos visto que aquellos numerosos proyectos de

monumentos en casi todos los pueblos de España han quedado reducidos a un número que

casi podría contarse con los dedos de la mano; cuando algunos han pretendido, sino destruir,

sí al menos quitar valor a las metas conseguidas bajo su mandato; cuando oímos con dolor

hablar del país en lugar de hablar de la Patria, he aquí un pueblo que no sabe de política, pero

si y mucho de lealtad, consigue en base al esfuerzo común erigir este monumento en honor del

Caudillo, que nos sirva de recordatorio a las generaciones presentes y de estímulo y espejo a

las futuras».

Y terminó diciendo el Alcalde: «Monumento elevado por la fuerza de la lealtad y la gratitud de

un pueblo que si hoy contempla un futuro esperanzado bajo la tutela de S.M. el Rey, reconoce

que ese futuro es posible por asentarse en los cuarenta años de paz, tranquilidad y progreso

que, aunque a algunos les cuesta reconocerlo, Franco nos proporcionó.

Por ello, uniendo el recuerdo a la esperanza, sólo se me ocurre para terminar mis palabras

recurrir a las que dijera en la ocasión histórica de la jura del Rey el Presidente ya fallecido de

las Cortes, señor Rodríguez de Valcárcel. ¡Yébeneses, amigos, desde el recuerdo emocionado

a Franco, ¡¡Viva el Rey!!».

El Gobernador y el Alcalde depositaron una corona de laurel en el monumento a Franco y todos

los asistentes, brazo en alto, entonaron el «Cara al Sol», dando los gritos de ritual la primera

autoridad provincial.

Terminado este acto, se celebró una reunión en el Ayuntamiento, presidida por el, Gobernador,

quien escuchó las necesidades de esta población que le fueron expuestas por el Alcalde, entre

las que se encuentra el plan de pavimentaciones, escuelas de párvulos y otras.

En la contestación que le dio el señor Pérez de Lama, aludió a la terminación del mandato de

este Alcalde, manifestando que a quien le sucede se le seguirá prestando el apoyo que precise,

mientras que al cesante se le seguirá teniendo cerca, pues estaba seguro que seguiría

colaborando por el engrandecimiento del pueblo.

EN MARJALIZA

Previamente a la visita dedicada a los Yebenes, el Gobernador Civil estuvo en la localidad de

Marjaliza donde, siguiendo el orden programado de visitas, se reunió en el Ayuntamiento con

las autoridades locales con quienes mantuvo un cambio de impresiones en orden a los

problemas de dicho pueblo.

Hay que hacer resaltar según manifestó el Alcalde don Emiliano Fontecha Marín, que aquí no

tenían grandes problemas, solamente los relacionados con la vivienda del maestro y material

escolar. Sugirió la primera autoridad local ver la posibilidad de agruparse Marjaliza con

Manzaneque «porque los gastos son muchos —dijo— y aquí vamos quedando pocos».

En esta reunión el Gobernador Civil, como ha venido haciéndolo en otros pueblos de la

provincia, se refirió al momento político de España y al criterio del Gobierno respecto a la

Reforma.

MAITE

 

< Volver