En provincias. Valle de los Caídos y plaza de Oriente. 
 Hoy llora el franquismo     
 
 Diario 16.    20/11/1976.  Página: 28. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

Díario16

MADRID, SÁBADO 20 NOVIEMBRE 1976 Núm. 30

DEPOSITO LEGAL: M. 333771976, SE SOLICITARA CONTROL DE LA O.J.D.

IMPRIME: ROTOPRESS. S. A. Padre Damián, 19. Madrid

(SOBRETASA POR ENVIÓ URGENTE: 1 PESETA)

En provincias, Valle de los Caídos y plaza de Oriente

Hoy llora el franquismo

MADRID, 20 (D16). Mientras el Rey y su Gobierno asistían a mediodía a la celebración oficial junto a la

tumba de Francisco Franco en el Valle de los Caídos, los combatientes y otros franquistas se reunían, sin

llenarla, en la plaza de Oriente para recordar a su Jefe en el primer aniversario de su muerte.

La viuda de Franco. doña Carmen Polo, señora de Metras; su nieta, la duquesa de Cádiz, asistieron a la

ceremonia celebrada en la basílica del Valle, en la sierra de Guadarrama, a 50 kilómetros al norte de

Madrid, a pesar de que los combatientes habían intentado contar con su presencia exclusiva en la plaza de

Oriente.

Poco antes de mediodía unas 5.000 personas desfilaron cantando el "Cara al Sol" y gritando contra el

Gobierno Suárez y los procuradores "traidores" y "Ejército al Poder" desde la plaza de la Opera hasta la

plaza de Oriente, engrosando los grupos que esperaban la hora de la concentración. Desde los tejados de

la plaza de Oriente vigilaban tiradores de la Policía.

Girón y Fernández Cuesta firmaron autógrafos en la misma plaza, en la cual se podían contar hora y

media antes del inicio de la concentración franquista, prevista para la una y media, una docena de jeeps de

la Policía Armada. También estaban estacionadas siete ambulancias de la Cruz Roja.

Fuerte vigilancia

En las zonas próximas a la plaza y sobre todo en puntos neurálgicos de la ciudad, como Cibeles. Colón,

Castellana, Gran Vía y Callao, se habían estacionado importantes contingentes de las fuerzas

antidisturbios con casco. Números de policía con metralletas vigilaban las unidades.

A las once y cuarto de la mañana no llegaban a mil las personas que se paseaban por la plaza de Oriente a

la espera de la concentración, mientras se vendía una edición especial del diario ultraderechista "El

Alcázar" y libros de Franco y José Antonio. Destacaba la presencia de algunos grupos de jóvenes con

camisa azul, botas y correajes y tocados con gorros cuarteleros azules...

Algunas señoras con abrigos de pieles y emblemas del 20N en las solapas habían llegado también a la

plaza en cuyo centro, sobre la estatua ecuestre de Felipe IV los combatientes de la guerra civil concluida

hace cuarenta años, habían colocado una bandera nacional y otra de Falange.

Cruces gamadas

Algunos franquistas lucían brazaletes con la inscripción de Combatientes y otros con la cruz gamada.

Grupos de extrema derecha uniformados que portaban un cartel de "Fuerza Nueva", no armados,

provocaron a algunos periodistas junto al teatro de la Opera. Los fotógrafos se desplazan en un autobús

protegidos por la Policía. La Confederación de Combatientes repartió ayer, en la sede del diario "El

Alcázar" acreditaciones para el acto.

Doce meses después de la larga madrugada en que falleció Franco en la clínica de la Seguridad

Social de La Paz, grupos incontrolados de la extrema derecha recorrieron las calles de Madrid con

banderas españolas, gritando a los transeúntes y haciende sonar los cláxones rítmicamente a las voces de

Franco, Franco. En una de sus paradas destrozaron los cristales del café Gijón, considerado por ellos

como un "nido de rojos", sin que la Policía, que llegó veinte minutos después, pudiera intervenir.

Miles de octavillas

Uno de estos comandos "patrióticos" golpeó en la cabeza con barras de hierro a un joven de dieciocho

años en la calle Mayor. Los principales líderes de la izquierda no durmieron esta noche en sus domicilios

y cerraron a cal y canto las oficinas de sus respectivos partidos.

Mientras el centro de Madrid aparecía regado de octavillas en las que la Confederación de Combatientes

llamaba a los trabajadores y a los militares a manifestarse en la plaza de Oriente, la Prensa matutina, con

la única excepción del diario "ABC", minimizaba el recuerdo de Franco en su primer aniversario.

"El País" no habló para nada del anterior Jefe del Estado en primera página y publicó un editorial muy

crítico sobre la política del Régimen en los últimos cuarenta años.

Autobuses de provincias

Varios miles de personas, según Europa Presss llegaron a Madrid a primeras horas de la mañana en

autocares, turismos, trenes e incluso en avión para asistir a la concentración. A las 9,45 de la mañana 21

autobuses con matrículas de provincias podían verse estacionados en la calle Virgen del Puerto, Casa de

Campo, junto al estadio Vicente Calderón y en la calle Rafael Chopillo.

Algunos centros oficiales de Madrid han interrumpido esta mañana su trabajo a media jornada, para dar

permiso al personal que desee asistir a la concentración en la plaza de Oriente, informó Europa Press.

Permisos especiales

También algunas empresas privadas han concedido a su personal permiso para asistir a la concentración.

En todas las capitales de provincias se celebraron hoy actos conmemorativos oficiales del primer

aniversario de la muerte de Franco.

Fuentes oficiales informaron a D16 que las Fuerzas de Seguridad tienen vigilado a un grupo de fascistas

italianos llegados expresamente para asistir a la concentración franquista.

Amenazas a la Prensa

Durante toda la mañana se agudizaron las amenazas verbales contra los periodistas y fotógrafos de Prensa

que acudieron a la plaza de Oriente. En especial, grupos de jóvenes de extrema derecha intentaron golpear

a los enviados de D16 y "Cambio 16", que, Junto con sus compañeros, estuvieron protegidos por Fuerzas

de Seguridad por orden del Gobierno Civil.

 

< Volver