Nuevo golpe de la ETA contra las Fuerzas Armadas. 
 Asesinados otros dos jefes del Ejército en Bilbao  :   
 El coronel Pérez Zamora y el comandante Ezquerro Serrano fueron ametrallados en su vehículo cuando se dirigían al Gobierno Militar. 
 El Alcázar.    20/09/1979.  Página: 4-5. Páginas: 2. Párrafos: 27. 

Nuevo golpe de la ETA contra las Fuerzas Armadas

ASESINADOS OTROS DOS JEFES

El coronel Pérez Zamora y el comandante Ezquerro Serrano fueron ametrallados en su vehículo cuando se

dirigían al Gobierno Militar

Dos nuevos jefes del Ejército español fueron asesinados ayer en Bilbao en un atentado terrorista. Las

víctimas son el coronel de Caballería Aurelio Pérez Zamora, y el comandante del arma de Infantería

Julián Ezquerro Serrano. En la misma acción también resultó herido de gravedad el soldado que conducía

el vehículo, Gustavo Pérez Domínguez.

EL atentado fue perpetrado, al parecer, por tres jóvenes que se encontraban ocultos en un párking a la

altura del número 51 de la calle José Antonio, de Bilbao. Los terroristas ametrallaron al jeep del Ejército

ocupado por los militares asesinados y el soldado. Los jefes se dirigían desde el cuartel de Garellano al

Gobierno Militar.

Los disparos alcanzaron de lleno al comandante, que resultó muerto en el acto. Un disparo le entró por el

pabellón auricular derecho, atravesándole la cabeza, y otros le alcanzaron el tórax.

El vehículo militar, ya sin dirección, penetró en la calle Zancoeta, que no tiene salida, mientras los tres

jóvenes continuaban disparando contra la parte posterior del coche, alcanzando al coronel y al soldado

conductor. Finalmente, el jeep colisionó con otro vehículo.

El coronel y el soldado fueron trasladados por un particular, según informa Europa Press, hasta el hospital

civil de Bilbao. Poco después falleció el coronel, mientras que el soldado fue llevado al servicio de

urgencias de Traumatología. Se le aprecia herida en la espalda y diversas lesiones y contusiones de

pronóstico reservado.

Huyeron «sin correr demasiado»

Tras cometer el criminal atentado, los tres jóvenes emprendieron la huida a pie, sin correr demasiado,

según un testigo. De vez en cuando miraban hacia atrás para observar si alguien les perseguía. Guardaron

las armas en unas bolsas de deporte. A ellos se les unió un cuarto joven que, al parecer, había estado de

vigilancia.

Los cuatro ´jóvenes se montaron en un «Citroen GS» de color marrón claro, que había sido robado a las

seis de la mañana. Se dieron a la fuga por la «solución sur» que empalma con la autopista Bilbao

Behovia.

Al lugar del suceso acudieron el jefe superior de Policía de Bilbao, funcionarios del Cuerpo, así como

diversas autoridades. Allí se encontraron unos 15 casquillos de bala, de 9 milímetros «Parabellum»,

munición habitual-mente utilizada por la organización terrorista ETA.

Se montaron fuertes controles en Bilbao capital, así como en las salidas de la ciudad y en sus accesos, en

los que intervienen numerosas fuerzas de Seguridad del Estado, que rastrearon la zona.

Según informaron a Efe fuentes competentes, los dos militares asesinados solían realizar a diario el

mismo recorrido, desde el cuartel de Garella-no al Gobierno Militar, donde estaban destinados.

Artefacto en e! cuartel de Careliano

Se da la circunstancia de que ayer por la tarde miembros de la Policía desactivaron un artefacto que había

sido colocado en las inmediaciones del cuartel de Careliano. El explosivo fue descubierto por la Policía.

Se tomaron estrictas medidas de seguridad y se acordonó la zona para evitar daños personales. Igualmente

un helicóptero sobrevoló los edificios, con el fin de colaborar en las tareas de prevención.

Una vez descubierto el explosivo se procedió a su explosión controlada. El estallido sembró por unos

momentos la alarma en la zona.

A primera hora de la tarde fueron trasladados al cuartel de Careliano los cuerpos del coronel de Caballería

Aurelio Pérez y del comandante de Infantería Julián Ezquerro, en donde se instaló la capilla ardiente. A

ella acudió el capitán general de la VI Región Militar, teniente general Antonio Pascual, así como

numerosos jefes y oficiales.

Hoy, funeral

Hoy por la mañana se celebrará en dicho acuartelamiento el funeral por las dos nuevas víctimas del

terrorismo. El acto religioso estará presidido por el ministro de Defensa, Rodríguez Sahagún. quien partió

en dirección a Bilbao ayer por la tarde.

Según informa Efe, los restos mortales del coronel Aurelio Pérez serán trasladados hoy por la tarde-a

Tenerife, su isla natal, a bordo de un avión «Azor» del Ejército del Aire. Fuentes de la Capitanía General

de Canarias señalaron que los funerales están previstos para mañana, aunque no hay hora fijad a.

Acababan de ser destinados a Bilbao

El coronel Aurelio Pérez Zamora se había incorporado hace un mes a su destino en Bilbao, y el

comandante Julián Ezquerro, perteneciente al Estado Mayor de Infantería, sólo llevaba quince días en su

puesto de la capital vizcaína.

Toda la familia residente en Tenerife acudió al domicilio de la viuda del coronel, una vez conocida la

noticia del atentado. La madre del señor Pérez Zamora se encontraba muy afectada, según un portavoz de

la familia, quien añadió: «Ha sido un duro golpe para todos nosotros.» En el domicilio se produjeron

escenas de gran dolor por esta muerte.

El ministro de Defensa, Rodríguez Sahagún, asistirá hoy al funeral en el Cuartel de Careliano

El coronel Aurelio Pérez Zamora Cámara nació el 13 de junio de 1920, tenia 59 años. La antigüedad en el

empleo de coronel era desde el 26 de abril de 1978. Le correspondía, por tanto, pasar a la situación «B»

en abril del próximo año. Estuvo disponible en Canarias antes de incorporarse a su actual destino en

Bilbao, Pertenecía a la escala activa del grupo de «mando de armas». Entre los diplomas que poseía figura

el de automovilismo.

El comandante Julián Ezquerro Serrano nació el 6 de julio de 1940, y por tanto tenía 39 años. Pertenecía a

la 16 promoción de la Academia General Militar. Precisamente acababa de ascender a comandante, ya

que los integrantes de dicha promoción están ascendiendo a dicho empleo desde el pasado verano. Hasta

su ascenso era profesor de la Academia General Militar. en Zaragoza. Entre los diplomas que poseía

figuran los de paracaidista, carros de combate, piloto de helicópteros y Estado Mayor de Tierra.

Ambos estaban casados y con hijos.

El Gobierno temía un grave atentado

La noticia del asesinato de dos jefes militares fue inmediatamente comunicada al Rey Don Juan Carlos,

que ha dado órdenes de que se cursen telegra-mas de condolencia a ios familiares de las víctimas, así

como al presidente Adolfo Suárez, al vicepresidente de Asuntos para la Defensa, señor Gutiérrez Mellado

y a los ministros de Defensa e Interior.

Fuentes de toda solvencia próximas a la Presidencia informaron que la noticia fue recibida con «una gran

preocupación». Las mismas fuentes añadieron que en el ánimo de todo el Gobierno se estaba temiendo

que en cualquier momento se produjera un grave atentado de cara al referéndum del Estatuto de

autonomía para el País Vasco, que afectara a alguna de las instituciones fundamentales del Estado, como

en este caso el Ejército.

Precisamente por ello —añaden dichas fuentes— se habían extremado las medidas de precaución en las

últimas semanas, a distintos niveles, aunque es prácticamente imposible prever de antemano cuáles van a

ser los objetivos de los terroristas.

Nota del Estado Mayor del Ejército

Por su parte, la Jefatura del Estado Mayor del Ejército ha hecho pública en Santa Cruz de Tenerife la

siguiente nota oficial: «Ante el atentado acaecido en el día de ayer en la ciudad de Bilbao que ha

ocasionado la muerte del coronel de Caballería don Aurelio Pérez Zamora Cámara y del comandante de

Infantería don Julián Ezquerro Serrano y heridas gravísimas al soldado Gustavo Pérez Domínguez,

conductor del vehículo donde viajaban, el teniente general jefe del Estado Mayor del Ejército hace

patente su más enérgica repulsa por el vil asesinato perpetrado en las personas de miembros de nuestro

Ejército,» «Asimismo —prosigue la nota—, y por encontrarse de visita oficial en este archipiélago, hace

constar que continuará con el programa previsto, suprime los actos no puramente militares y asistirá al

funeral y posterior entierro del tinerfeño y malogrado coronel Pérez Zamora, que se celebrará en esta

capital el próximo día 21 del actual.»

Ayer por Ir. tarde. Televisión cedió sus pantallas al presidente del Consejo General Vasco, Carlos

Garaicoechea. para condenar el atentado.

DEL EJERCITO EN BILBAO

También resultó herido grave el soldado Pérez Domínguez, que conducía el jeep

 

< Volver