Según Efe: Imparcialidad política de la Policía. 
 El mismo día detuvieron un comando del GRAPO y otro de hijos de militares     
 
 El Alcázar.    23/09/1979.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

El mismo día detuvieron un comando del G RAPO y otro de hijos de militares

La profesionalidad y la apoliticidad son los principios que se tienen en cuenta para los nombramientos

policiales, según manifestaron a. Efe medios autorizados de la Dirección de la Seguridad del Estado en

relación con los últimos nombramientos de jefes superiores de Policía de Barcelona, Granada y Zaragoza.

Las mismas fuentes señalaron que la Dirección de la Seguridad del Estado ordenados servicios y resuelve

los nombramientos de sus altos mandos con absoluta independencia de criterios y no se aceptan presiones

de ningún género.

En los últimos días, y con motivo de la provisión del cargo de jefe superior de Barcelona al jubilarse el

señor Calleja, Comisiones Obreras de Barcelona contestó la posibilidad de que el hoy nombrado jefe

superior de Policía de Zaragoza fuera encargado de la de Barcelona.

«Las informaciones que se han producido sobre el señor Navales García —afirmaron dichos medios—

fueron adelantarse a los acontecimientos. Al jubilarse el señor Calleja había que cubrir su puesto y otros

que estaban vacantes y el señor Navales estaba incluido en las próximas promociones del Cuerpo

Superior de Policía. Atendiendo a sus circunstancias, la Dirección de la Seguridad del Es(ado decidió

destinarle a la Jefatura Superior de Policía de Zaragoza, aunque para la misma el señor Navales está

considerado apto para cualquier puesto de responsabilidad policial.»

«La apoliticidad de la Policía —señalaron— puede demostrarse en los servicios de los últimos días,

donde fueron detenidos diez jóvenes, hijos de militares, supuestamente de ideología de extrema derecha,

implicados en el asesinato de un joven en el Retiro y la detención de un comando del GRAPO.»

En su día, condenamos el suceso ocurrido en el Retiro al que se refiere esta noticia y nuestra posición no

ha variado. Eso nos da derecho a manifestar nuestra extrañeza sobre una imposible homologación: la que

se establece en ella entre una banda de delincuentes juveniles y un comando terrorista estructurado y cor,

implicaciones muy graves, aparte del largo catálogo de crímenes realizados por el GRAPO.

 

< Volver