Autor: Funes Robert, Manuel. 
   Por la democracia al feudalismo  :   
 (Valiéndose de las autonomías). 
 El Alcázar.    01/09/1979.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

EL ALCAZAR

OPINION

POR LA DEMOCRACIA AL FEUDALISMO (Valiéndose de las autonomías)

SI en lo administrativo España vuelve a los reinos de Taifas, en lo político vuelve, en nombre de la

democracia, al feudalismo o a su versión residual y moderna llamada caciquismo. He vivido los intentos

artificiales de los autonomistas cántabros por dar respaldo popular a sus pretensiones. En la plaza de

Cabezón de la Saf, en agosto del año pasado, el pretendido padre de la autonomía cántabra leía un

manifiesto. Creí encontrarme con una masa atenta y numerosa, cuando menos, que seguiría con fuego

cántabro la soflama. Me llenó de estupor la indiferencia glacial del pueblo que no sólo no atendía a la

lectura, sino que ni siquiera se detenía al son de las palabras. El que las leía, al darse cuenta del ridículo

que estaba haciendo, leía en voz baja, con lo que nadie se enteró a más de que se le daba a todos una higa

de lo que se leía.

Pasa vergüenza ajena y me indignó leer al día siguiente en la Hoja de/ Lunes de Santander la frase «

Fervor autonómico en Cabezón ». Este año, la misma experiencia. Unos discursos y polémicas sobre tos

artículos 143 y 151 de la Constitución y en la calle, fervor montañés, no cántabro ni autonomista. Vi

cómo una docena de mozalbetes comunistas intentaba formar una manifestación que nadie siguió,

quedándose la cosa en un ridículo desfile de diez personas.

Es triste ver que la atomización de España es obra de unos ambiciosos que han descubierto que ser

dueños de sus tierras de origen es para ellos más importante que representarlas en la asamblea de todos.

Que manejar libremente una parte de los ingresos presupuestarios es más útil para ellos que conformarse

con los sueldos, exenciones y dietas que se ponen a la luz pública. Que para su pecunia y ansia de dinero,

tener las manos libres para inventarse impuestos es mucho más cómodo que aceptar que ese poder sólo

corre-ponde a los que gobiernan a la Nación entera.

Y recuerdo que el feudalismo era eso precisamente, el señor que reunía todos los poderes ofreciendo, en

todo caso, lo que no ofrecen los mangantes autonómicos de la España actual; esos señores ofrecían

seguridad ciudadana, mientras que los de hoy se inclinan ante los creadores de la inseguridad. Frente a los

abusos de los señores feudales, el pueblo llano acudía al rey, que era el rey de todos, y por acogerlos, se

enfrentaba con frecuencia con los nobles. Y recuerdo a Bodino, el teórico del absolutismo real, que

establece esta inmortal sentencia: EL PODER, UNO Y LEJANO, SE SIENTE MENOS.

Luego una manera de ganar libertad era dar todo el Poder a una persona, que por ser una, ... sólo podía

estar en UN SITIO, mientras que los nobles, antecesores de los autonomistas de hoy, eran muchos y

tenían bajo su bota física al pueblo infeliz, cuyo afán de libertad se manifestaba justamente en su

absolutismo. « Demos todo el poder al rey y sentiremos sobre nosotros menos poder.»

Vemos ahora que el centralismo es fuente de libertad y las autonomías fuente de opresión y de

esquilmamiento económico por los nuevos señores feudales que en la era del consumo no se contentarán

con la parva vida de los viejos nobles que con tener cuadros, caballos y poco más se contentaban. Los

señores de ahora asfixiarán a sus siervos de gleba con cargas y con impuestos, y crearán una caterva

infinita de paniaguadosos autonómicos.

En nombre de la democracia, España vuelve al feudalismo. El pueblo, ni respalda ni le interesa el tema.

Los nuevos caciques, que tendrán el poder que nunca tuvieron los caciques clásicos, convencen a los

Ayuntamientos para que se unan a la moción, pidiendo la autonomía con el argumento convincente del

enorme poder económico que ganarán si adquieren poder para imponer impuestos locales autonómicos, y

para quedarse con una parte de los impuestos nacionales. Es la fuerza irresistible de la oferta de dinero en

masa.

Manuel FUNES ROBERT

 

< Volver