Tras el salvaje atentado contra la Cruz de los Caídos en Madrid. 
 Acto de desagravio     
 
 El Alcázar.    02/02/1979.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

ACTO DE DESAGRAVIO

A media tarde de ayer fue celebrado un acto de desagravio ante el Monumento a los Caídos en Madrid,

que fue salvajemente destrozado en la noche del miércoles.

Al acto asistieron jóvenes representantes de las diferentes fuerzas políticas nacionales y transcurrí sin

incidentes. Ante el monumento ultrajado fueron depositadas las cinco rosas enlazadas con la Bandera

española. A continuación se cantó el «Cara al Sol» y se dieron los gritos de: «José Antonio ¡presente!» y

«Francisco Franco, ¡presente!».

Nueva concentración

Poco más tarde, sobre las ocho, se concentraron ante el Monumento a los Caídos unos ciento cincuenta

militantes de Falange Auténtica, que pretendían reponer el busto de José Antonio, vandálicamente

destrozado.

Tras ser escalado parte del monumento por algunos jóvenes con la ayuda de una escalera, fue arrojada

una cuerda a lo alto del monolito. Un joven subió hasta allí y repuso el busto de José Antonio en su lugar,

mientras los presentes aplaudían. Otros militantes ondeaban banderas y tapaban las pintadas que habían

realizado el miércoles los manifestantes.

Con gran celeridad hicieron acto de presencia numerosos efectivos de la Policía Nacional, que tras unos

instantes de espera marcharon sobre el cordón humano formado por los falangistas en torno a la

denominada «Cruz de los Caídos».

En ese momento se produjeron algunos incidentes. La Policía procedió a la detención de varios jóvenes,

entre ellos el que había escalado el monumento, que fueron conducidos a los vehículos policiales.

Posteriormente, ante la insistencia de los militantes de Falange Auténtica, que profirieron diversos gritos

y repartieron octavillas entre el numeroso público presente, se hizo desalojar la zona, incluso a los

representantes de medios informativos.

Poco más tarde, los policías que se habían concentrado en el lugar, en número superior a la centena,

efectuaron nuevas detenciones.

En torno al monumento quedaron fuertes contingentes policiales de retén.

Por su parte, Falange Española Independiente manifestó mediante un comunicado su más enérgica

repulsa contra los acontecimientos acaecidos anoche, en el Monumento a los Caídos. «Cuando militantes

de diversas organizaciones falangistas reponían el busto de José Antonio, dice la nota, arrancado la noche

anterior, por salvajes "luchadores por la libertad", hicieron acto de presencia varios autocares de Fuerzas

Antidisturbios, procediendo a la disolución de los allí congregados y deteniendo a una veintena de

jóvenes falangistas que en ese momento entonaban el «Cara al Sol».

Parece ser que volvemos a la época de la CEDA, en la que para granjearse las simpatías de la izquierda,

detenían arbitrariamente a nuestros camaradas de la Falange Fundacional.»

Condena de FE de las JONS

Por otra parte, Raimundo jefe nacional de Falange Española de las JONS, ha manifestado en un

comunicado el profundo dolor e indignación que este hecho —calificado de vandálico— ha causado en su

partido.

Igualmente, el señor Fernández Cuesta se lamenta de que el hecho ¿te derribar tanto el busto de José

Antonio como el Yugo y las Flechas situados en el Monumento a los Caídos se haya podido realizar

impunemente, sin que la Policía acudiera para evitarlo. Señala el jefe nacional de Falange Española de ¡as

JONS que el hecho es una prueba de un ambiente de revancha y rencor que se ha creado en España y que

en este caso es especialmente censurable al recaer sobre unos símbolos que representan la unidad entre

los españoles. También recuerda que el busto que ha sido derribado es el de un hombre que luchó por el

trabajador y murió pidiendo la paz para nuestro pueblo y que deseaba que su sangre fuera la última

derramada entre hermanos.

Multa de medio millón a la CNT

Según una nota del Gobierno Civil de Madrid, en relación con el atentado contra la Cruz de los Caídos

fueron detenidas tres personas: José Luis Cupeiro López, Juan Pablo Jiménez Martínez y Julio Sánchez

Sánchez.

Por otra parte, fuentes oficiales manifestaron a Efe que «el Gobierno Civil de Madrid ha impuesto una

sanción de 500.000 pesetas a los organizadores de esta manifestación, la cual había sido solicitada por

Fernando Martín Uriz, en su calidad de secretario de la federación local de Madrid de CNT.

Las mismas fuentes señalaron a Efe que, aunque los incidentes se produjeron tras el acto, «evidentemente,

los servicios de seguridad tenían que haber previsto y tratado de evitar las gravísimas alteraciones

producid as».

Tras el salvaje atentado contra la Cruz de los Caídos en Madrid

NACIONAL

 

< Volver