Sí hubo pacto Gobierno-ETA. El Gobierno se justifica  :   
 Cediendo al chantaje fueron trasladados a Vascongadas catorce "etarras de Soria". La medida está en el marco de una "política de distensión". 
 El Alcázar.    07/08/1979.  Página: 1,6. Páginas: 2. Párrafos: 10. 

Si HUBO PACTO GOBIERNO-ETA

Cediendo al chantaje fueron trasladados a Vascongadas catorce «etarras de Soria»

Justo a los tres meses de los incidentes que Monzón y Letamendía protagonizaron frente a la cárcel de

Soria —momento que recoge esta fotografía—, el Gobierno cede a sus pretensiones y traslada a las

Vascongadas a catorce terroristas allí presos. Hace apenas unos días —como en una avanzadilla— había

iniciado la operación mudando los aires a otros dos etarras. En medio de estos dos actos hay que situar la

feroz campaña de la ETA contra el turismo, el asesinato indiscriminado de viajeros en Atocha, Chamartín

y Barajas, así como el chantaje que supuso la denuncia del pacto Gobierno-terroristas —según éstos,

incumplido por aquél—, relativo precisamente al traslado de prisioneros. Antes de que la ETA avanzase a

la opinión pública nuevos capítulos de las conversaciones, el Gobierno ha actuado de la forma que ya se

ha hecho típica en él: concediéndolo todo a los enemigos del Estado y de la sociedad.

Ante el traslado de los presos vascos

EL GOBIERNO SE JUSTIFICA

La medida está en el marco de una política de distensión

El traslado de los catorce reclusos vascos que se encontraban en la prisión provincial de Soria hacia

prisiones de las Vascongadas, realizado en la madrugada del domingo y de cuyo hecho dábamos cuenta

en nuestra anterior edición, ha sido llevado a cabo, según informaron a Europa Press en medios del

Ministerio de Justicia, dentro de la política de distensión que se viene llevando a cabo respecto a la

presencia de presos vascos en la cárcel de Soria, tras las conversaciones mantenidas entre el citado

Ministerio y el Consejo General Vasco.

Criterios para el traslado

Los criterios que se han seguido para el traslado de estos reclusos —añaden las fuentes informantes— han

sido puramente penitenciarios. Estos criterios son:

Responsabilidades pendientes.—El traslado ha sido concedido a los que sólo tienen un sumario pendiente,

y en el mismo no hay ninguna referencia a delitos contra las personas (atentados, por ejemplo).

Estado de salud de los reclusos.—El traslado afecta a los presos vascos que estaban recibiendo algún tipo

de tratamiento médico o asistencial.

Estado familiar.—Se ha dado preferencia a los que tienen familia en los lugares del traslado o muy

próximos a él, así como a los que tienen familia en primer grado, como a los casados.

El tiempo de permanencia fuera del País Vasco.—Se ha estimado corno más conveniente el envío de los

que llevan más tiempo fuera de sus regiones de origen. Todos ellos permanecían en Soria desde diciembre

pasado, como mínimo.

Conducta penitenciaria.—Los afectados por éste traslado a cárceles de Euskadi han observado buena

conducta y no han sido sancionados de ningún tipo durante su estancia en prisión.

Con estos traslados, con fecha del domingo, 5 de agosto, quedan en la prisión de Soria 97 presos vascos

relacionados con la ETA o presuntos miembros de dicha organización.

En relación con éstos traslados, fuentes próximas a la Dirección General de Instituciones Penitenciarias

informaron que de momento no parece que vayan a decretarse nuevos traslados de presos de Soria al País

Vasco, aunque el tema sigue abierto al diálogo, como reiteradamente han afirmado el ministro de Justicia,

en las Cortes, y el director general de Instituciones Penitenciarias, en sus entrevistas con representantes

vascos y del Consejo General Vasco.

 

< Volver