En la reunión de la Comisión Mixta Ministerio del Interior-Consejo General Vasco. 
 No hubo acuerdo  :   
 El CGV pide que las Policías autónomas asuman funciones de orden público bajo su cordinación. Las conversaciones, aplazadas ante las dificultades de índole legal para esta pretensión. 
 El Alcázar.    31/01/1979.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

EL ALCÁZAR

En la reunión de la Comisión Mixta Ministerio del Interior-Consejo General Vasco

No hubo acuerdo

El CGV pide que las Policías autónomas asuman funciones de orden público bajo su coordinación

Las conversaciones, aplazadas ante las dificultades de índole legal para esta pretensión

Madrid.—En el día de ayer, según informa el Ministerio del Interior, ha mantenido una reunión la

Comisión Mixta creada en el seno del Ministerio del Interior para el restablecimiento de las Policías

Torales en los territorios históricos, Miqueletes en Guipúzcoa y Miñones en Vizcaya, y para la renovación

y actualización del Cuerpo de Miñones de Álava.

En la pasada reunión concelebrada el día 16, se acordó un temario que debía servir de guión para los

criterios que, en concordancia con la legislación vigente, habrían de regular las expresadas Policías

provinciales. Criterios que debieran ser redactados de una parte por los miembros de la administración y

de otra por la representación del Consejo General Vasco para servir de documentos de trabajo.

El Ministerio del Interior remitió su proyecto a los representantes del Consejo General del País Vasco y a

los presidentes de las Diputaciones el sábado día 27. Él consejero del Interior del citado organismo ha

hecho entrega de su correspondiente texto al comienzo de la reunión de ayer.

Los criterios contenidos en el documento elaborado por el Ministerio del Interior contempla, con arreglo a

las normas hoy en vigor, la reestructuración de los Miñones de Álava y la reimplantación de los

tradicionales Miqueletes de Guipúzcoa y Miñones de Vizcaya, con un amplio repertorio de funciones,

entre ellas, vigilar, prevenir y mantener el normal desarrollo del orden cívico y de la convivencia

ciudadana, actuando en todas aquellas situaciones en que resulte necesario o conveniente y colaborando

con los cuerpos de Seguridad del Estado en la forma y supuestos establecidos en las leyes, así como

auxiliar a las autoridades judiciales en la forma señalada en las mismas. Con estos criterios se procuraba

no anticipar decisiones que corresponderán a leyes de desarrollo de la Constitución, como pueden ser el

estatuto de Autonomía y la Ley Orgánica de la Policía.

En el texto del Consejo General del País Vasco, por el contrario, se le atribuyen un conjunto de

competencias sobre las que denomina Policías autónomas del País Vasco, que sin duda prejuzgan el

contenido de futuras leyes orgánicas y del propio estatuto de autonomía.

Antes de proceder al estudio de ambos documentos, ha sido planteada por la representación del Consejo

General y como cuestión previa, la necesidad de que las Policías provinciales vascas asuman funciones de

orden público bajo la coordinación de dicho Consejo General.

En relación con tal cuestión, ha de señalarse que presenta insuperables dificultades de índole legal, que

habrán de ser resueltas, en su caso, a través de leyes orgánicas, por lo que las conversaciones han quedado

aplazadas.

 

< Volver