Esclarecedoras afirmaciones de Mario Onaindía. 
 "El Estatuto, un primer paso para la independencia"  :   
 "La ETA debería plantearse cómo realizar su lucha armada en un contexto político distinto". Garaicoechea acusa de "brutalidad incomprensible" a las FOP. 
 El Alcázar.    04/09/1979.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

4 - septiembre -1979

NACIONAL

Esclarecedoras afirmaciones de Mario Onaindía

« El Estatuto, un primer paso para la independencia»

«La ETA debería plantearse cómo realizar su lucha armada en un contexto político distinto»

Garaicoechea acusa de «brutalidad incomprensible» a las FOP

Mario Onaindia, secretario genera) del partido vasco EIA, y miembro de la coalición Euzkadiko Ezkerra,

afirma en unas declaraciones a la Hoja del Lunes, ¿e Bilbao, que para ellos el Estatuto «es un primer

paso, y sólo tiene sentido en la medida en que es un primer paso, ya que para nosotros el objetivo

irrenunciable es la independencia, junto con el socialismo».

«Si nosotros comparamos nuestro objetivo estratégico con el Estatuto de autonomía, habría un contraste

enorme tanto desde el punto de vista de! partido de los trabajadores, en cuanto no rompe con el marco de

economía de mercado, como desde el punto de vista nacional.»

«Pero nos parece —continúa Onaindía— un avanzar en la política que impulsamos en busca de la

homogeneidad de la clase obrera. En esta línea sí que podría poner peros al texto, pero lo que está claro es

que, si se hubieran sumado a su elaboración todos los sectores populares de Euskadi, habría sido más

amplio.»

Error de Herri Batasuna

Más adelante, Mario Onaindía señala: «Cuando El A llevó a cabo su congreso, se dijo que, en caso de no

conseguirse el Estatuto de autonomía tal como estaba, EIA iba a replantear su estrategia. Ahora, el

Estatuto de autonomía garantiza ese marco democrático que nos permitirá llevar una estrategia hacia el

socialismo y la independencia basada en la lucha de clases. Si el texto no hubiera salido, habríamos tenido

que replantear nuestra política, volver a dar mucha más importancia a los métodos desarrollados durante

e) franquismo, a la lucha armada.»

«En una conversación mantenida con el secretario general de HASI —continúa— yo le pianteé esto, y

quedó claro entre nosotros que, de la misma forma que nosotros dábamos posibilidad al replanteamiento,

Herri Batasuna y HASI debían replantear su política en caso de salir el Estatuto. Y, en este sentido, me

sorprendí de forma desagradable, porque HB ha comentido un error político al no aceptare] Estatuto.»

«Ha habido un retroceso —señala más adelante— en las posturas políticas ideológicas de cierto sector de

Ja izquierda abertzale. que en un momento determinado estuvo de acuerdo con la VII Asamblea.

Concretamente, hubo una representación de la ETA militar en la VII Asamblea, que la considero muy

positiva. Creo que la ETA militar, si quisiera servir al pueblo vasco, debería hacer su VH Asamblea,

debería replantearse seriamente cuáles son las condiciones políticas que crea el Estatuto de autonomía.»

Preguntado si piensa que la ETA debería prescindir de la lucha armada, Mario Onaindía manifiesta: «Lo

que creo es que deberían plantearse cómo llevarla en un eontexlo político distinto; esto es, replantearse

cuáles son los objetivos y la forma de lucha armada, en un periodo que cambia sustancíalmente la

situación política.»

«Brutalidad» de las FOP

El presidente del Consejo General Vasco. Carlos Garaicoechea, envió ayer tarde un telegrama a Adolfo

Suárez sobre los últimos sucesos ocurridos en el País Vasco tras la muerte del joven Iñaki Quijeras.

El texto del telegrama es el siguiente: «Nuevamente la incomprensible dirección del orden público suscita

la indignación generalizada en el pueblo vasco. Las indicaciones reiteradas del alcalde y diputado general

de Guipúzcoa para el tratamiento tolerante y proporcionado de una manifestación, fueron absolutamente

desoídas. Actuaciones policiales, de las que puedo darle testimonio directo, han revestido una brutalidad

incomprensible. La cadena de hechos acontecidos produce la impresión de una confabulación perfecta

para interrumpir el proceso democrático y el autonómico en particular. Dada las circunstancias, es

imprescindible el establecimiento de una comisión mixta con intervención de instituciones vascas

encargada de la dirección del Orden Público, hasta su traspaso al Gobierno vasco.»

 

< Volver