Blas Piñar, en Málaga. 
 "El Gobierno tiene una política exterior epiléptica"     
 
 Diario 16.    10/09/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Blas Pinar, en Málaga

«El Gobierno tiene una política exterior epiléptica»

MALAGA, 10 (DI6).-«El Gobierno español no tiene política exterior; en todo caso mantiene una política

"epiléptica" en dicho campo», manifestó el ultraderechista Blas Pinar, que se encuentra en Málaga, donde

ha inaugurado la sede de su partido en Fuen-girola y Marbella.

«El terrorismo se ataja con una actuación política en donde prevalezcan los ideales, la voluntad y la

energía», manifestó. «Se ha destruido todo el aparato policial —dijo a continuación— y a los hombres

más inteligentes se les ha quitado de sus puestos.»

El líder de Fuerza Nueva dijo en la rueda de prensa que aunque tiene licencia de armas nunca la lleva,

puesto que no la necesita. «No tengo miedo. Me traen sin cuidado las amenazas. Si hay bombas en un

sitio donde tengo que intervenir, pues que estallen, y si no las hay porque se trata de una falsa amenaza,

para qué me voy a mover. Sólo tuve miedo en 1970, cuando el proceso de Burgos», manifestó.

«Hay cada vez más hombres españoles de bien y de buena voluntad que se sienten engañados por la

realidad que estamos padeciendo, esto está propiciando que la derecha española se esté ya uniendo en las

bases», dijo Blas Pinar.

Sobre los dirigentes de los partidos afirmó que la derecha española tiene los líderes que le corresponden.

Calificó posteriormente 1as declaraciones de Villamar como producto de la ciencia ficción, «ya que con

Suárez no le une la más mínima amistad política». «Es el Gobierno y los mar-xistas quienes tienen interés

en dividir a la derecha española», afirmó.

«En el Parlamento, donde he hablado cuando he podido, se me respeta por mantener una conducta

consecuente. Quienes esperaban ver a un Blas Pinar iracundo y bociferante en el Parlamento se

equivocaron, yo no me dedico a dar voces como una mujer de la calle».

Un general no es solución

Respecto al tema de las nacionalidades, Blas Pinar dijo que eran una estupidez y definió a la democracia

como «una tremenda farsa» y como «una tremenda mentira» en donde no hay respeto al pueblo, sino a los

partidos.

El presidente de Fuerza Nueva y diputado por «Unión Nacional», participó en un acto político celebrado

en la plaza de toros ante unas 5.000 personas. Manifestó que «la patria no la va a salvar un general, sino

todos los españoles de buena fe».

 

< Volver