En las tres provincias vascas y en Navarra. 
 Celebración del "Aberri Eguna 78"  :   
 Banderas republicanas, pancartas pidiendo la independencia, gritos de apoyo a ETA. En Pamplona se practicaron cuatro detenciones. 
 El Alcázar.    27/03/1978.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 34. 

NACIONAL

27-marzo-1978

En las tres provincias vascas y en Navarra

CELEBRACIÓN DEL «ABERRIEGUNA 78»

Banderas republicanas, pancartas pidiendo la independencia, gritos de apoyo a ETA

En Pamplona se practicaron cuatro detenciones

En las tres provincias vascas y Navarra se celebró ayer el«Aberri Eguna» (Dia de la Patria Vasca), sin que

se produjeran incidentes graves en las manifestaciones llevadas a cabo en las cuatro capitales. En

Pamplona, la policía practicó cuatro detenciones por llevar pegatinas firmadas por ETA y pancartas en las

que se pedia independencia.

Estas manifestaciones habían sido convocadas por todos los partidos políticos, a excepción de UCD y AP.

Pancartas de distinto signo, gritos y peticiones diferentes, de acuerdo con las ideologías y propósitos de

los diferentes partidos, hicieron que el primer Día de la Patria Vasca, en la legalidad desde 1936, no fuera

unitario. Así, mientras el PC de Euzkadi coreaba el lema de «autonomía y paz», los grupos de izquierda

«abertzales» hacían continuos llamamientos en favor de la lucha armada de ETA y en pro de la

independencia del «País Vasco».

En la manifestación de Bilbao estuvo presente el senadof de Estados Unidos Frank Church en una

muestra más de ingerencia a la que está tan acostumbrados.

Bilbao: ETA continúa la acción armada

A las once y media de la mañana, millares de personas se congregaban en el parque de Casilda Iturrízar

de Bilbao para iniciar la manifestación, que iba encabezada por una ikurriña de grandes dimensiones y

una pancarta unitaria con el siguiente texto: «Estatuto autonomía nacional. Aberri Eguna 78.

Autodeterminación en la Constitución». Esta pancarta cu bria todo el ancho de la calzada y detras de la

misma iba el presidente del Consejo General Vasco, Ramón Rubial, junto con el consejero Iglesias, el

secretario general de la UGT, Nicolás Redondo, y líderes de los partidos políticos convocantes.

Un servicio de orden, compuesto por varios cientos de personas y provistos de coches, motos y

radiotransmisores, se encargó de encauzar la manifestación con la ayuda de efectivos de la policía

municipal.

En la confluencia de la avenida de José Antonio con la calle Gregorio Balparda, desde la autopista que

pasa por encima fue desplegada una pancarta firmada por ETA, cuyo texto decía: «La acción armada

continúa. Todos tenemos un puesto en la lucha». Los jóvenes que pusieron la pancarta desaparecieron

rápidamente del lugar.

La manifestación recorrió las citadas calles de José Antonio y Gregorio Bal-parda, cuyos rótulos fueron

tapados por carteles con la denominación de «Sabino Arana» y «Autonomía», la plaza Zabalburu,

Hurtado de Amezaga, plaza de España, Navarra y el Arenal. Cuando la cabeza de la manifestación

llegaba al punto de destino, hacia la una y media de la tarde, los últimos manifestantes salían del parque

de Casilda Iturrízar, en total unos tres kilómetros y medio de recorrido.

Los diferentes partidos políticos iban separados entre sí y cada uno portaba pancartas con diferentes

textos y daban gritos diferentes. Los partidos de la izquierda «abertzale» corearon repetidamente «ETA

Lemóniz goma 2» «ETA erriak zurekin» (ETA el pueblo está contigo) e «independencia».

Hacia la una y media de la tarde los primeros manifestantes llegaban al paseo del Arenal donde fue leído

un comunicado ante unas treinta mil personas, ya que el grueso de la manifestación no pudo concentrarse

en este lugar.

San Sebastián: Banderas republicanas

La manifestación de San Sebastián, que se calcula tuvo como en Bilbao 100.000 participantes, iba

encabezada por una gran ikurriña. A continuación marchaban parlamentarios y representantes de partidos

políticos, que portaban una gran pancarta en la que se leía: «Estatuto de Autonomía, autogobierno y

autodeterminación »

Inmediatamente detrás iban los partidos convocantes, encabezados por el Partido Comunista de Euskadi,

y cerraba la marcha el Partido Nacionalista Vasco.

La manifestación partió de los alrededores del «Hotel Londres» y recorrió las calles Víctor Pradera, plaza

Easo, plaza del Centenario, Urbieta, San Martín, paseo de los Fueros, puente de Santa Catalina, paseo de

Ramón María de Lili, puente del Kursaal, Reina Regente y Boulevard.

Los asistentes portaban numerosas pancartas, con frases alusivas a la autonomía de «Euskadi» y otros

problemas, cismo las centrales nucleares, la represión, la libertad de expresión, etcétera. Igualmente

figuraban numerosas ikurriñas.

Algunos grupos políticos portaban banderas republicanas.

Nada más comenzar la manifestación se empezó a cantar el «Eusko Gudariak» (himno al soldado vasco),

y seguidamente los miembros del PCE dieron gritos de «autonomía ETA pakea» (autonomía y paz), que

fueron contestados por algunos grupos con gritos de «independencia».

Durante el trayecto se profirieron gritos de «Nafarroa Euskadi da» (Navarra es Euskadi), «libertad de

expresión», «aquí no se ven las banderas de UCD», «Iber-duero kanpora» (Fuera Iberduero), «Gora ETA

Militarra» (Viva ETA Militar), y, sobre todo, referentes a la autonomía y estatuto para Euskadi.

Nada más comenzar la marcha, un inspector de policia se acercó a los representantes de los partidos,

rogándoles que ordenaran quitar las banderas republicanas, pero se opusieron a dar tal orden.

Al llegar al Boulevard, punto final del recorrido, fue extendida una pancarta en la que se leía, con la firma

de «ETA»: «Si somos abertzales luchemos por la independencia de nuestra Patria socialista».

En dicho lugar se leyó, en euskera y castellano, el comunicado conjunto, similar al ofrecido en las otras

capitales.

Vitoria: Intento de boicot

Más de quince mil personas participaron ayer en Vitoria para celebrar el «Aberri Eguna». La

manifestación estaba encabezada por los parlamentarios Cuerda (PNV), Aguiriano (PSOE) y Oregui

(PNV) y los miembros del Consejo General Vasco, así como representantes de todos los partidos

políticos.

La manifestación salió de la Plaza de Carlos Primero..

En primer lugar se situó una pancarta unitaria en la que se pedían elecciones municipales y autonomía. A

continuación, tras los emblemas de los partidos convocantes, otras pancartas añadían consignas como

«libertad de expresión» e «independencia».

La manifestación, en perfecto orden, recorrió las calles Portal de Villarreal, Calvo Sotelo, Paz,

Independencia, General Álava, Dato, Postas y, finalmente se concentraron en la plaza de España.

A lo largo de la manifestación, mientras los partidos abertzales de izquierda y grupos troskistas gritaban

por la independencia, por ETA y contra la central nuclear de Lemóniz, los peneuvistas, que eran mayoría,

daban gritos en favor de la autonomía y la incorporación del Condado de Treviño a Álava.

Llegados todos los manifestantes a la plaza de España, lugar de la concentración, se izó una ikurriña en el

mástil central y se procedió a la lectura de un comunicado firmado por todos los partidos convocantes.

En primer lugar fue leído por Larraña-ga, miembro del comité provincial del PC en euskera.

Posteriormente Saturnino Heras —independiente— lo leyó en castellano.

Durante la lectura del comunicado un grupo de jóvenes, no superior al medio centenar, intentó boicotear

el acto con gritos de «independencia» y «ETA Lemóniz goma 2».

Pamplona: Cuatro detenidos

Unas cuarenta mil personas participaron en el «Aberri Eguna» celebrado en Pamplona.

La manifestación partió a las doce del mediodía del parque Antoniuti, en los jardines de la Taconera,

aunque desde primeras horas de la mañana podían verse en Pamplona numerosos grupos de personas con

«ikurriñas», «Txistus» y pancartas de diferentes partidos.

Encabezaba la marcha una pancarta unitaria con el texto «gora Euskadi aska-tuta», firmada por los

partidos que habían convocado la manifestación.

El grito que fue más coreado por la multitud fue el de «Nafarroa Euskadi da» (Navarra es Euskadi), «Del

Burgo Aizpun: Navarra es euskaldun», «Dimisión Diputación» y «UCD, kampora» (UCD fuera).

Algunos sectores de la manifestación corearon también consignas de apoyo a ETA y relativos a la

independencia de Euskadi.

A la altura del paseo de Sarasate, tres «jeeps» de la Policía Armada y un autobús hicieron acto de

presencia, para obligar a que se retirase una pancarta de apoyo a ETA y con textos en favor de la

independencia. Después de un diálogo con representantes de los partidos, la fuerza pública se retiró en

medio de una sonora pitada y abucheos.

Ya en la plaza del Castillo un representante de los partidos leyó un comunicado en euskera y luego fue

leído otro en castellano. En ambos textos se hace referencia a la democratización de las instituciones

ferales y a los objetivos comunes del «Aberri Eguna».

En esta plaza del Castillo la policía volvió a insistir con un megáfono para que se retirasen las pancartas

alusivas a la independencia. Nuevamente se volvieron a oír abucheos y frases de apoyo a ETA, sin que las

pancartas fuesen retiradas.

Cuatro personas fueron detenidas por llevar pegatinas firmadas por ETA en las que se preconizaba la

independencia. El Gobierno Civil ha comunicado a un dirigente del PNV la imposición de una multa por

no retirar las pancartas en las aue se abogaba por la independencia

 

< Volver