Preautonomía andaluza. 
 Continúan las discrepancias en la negociación  :   
 Aunque el Gobierno no vetará a ningún candidato socialista a la presidencia de la Junta. 
 El Alcázar.    13/01/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Preautonomía andaluza

CONTINÚAN LAS DISCREPANCIAS EN LA NEGOCIACIÓN

Aunque el Gobierno no vetara a ningún candidato socialista a la presidencia de la Junta

De la reunión que mantuvieron ayer en el Ministerio de las Regiones, su titular, Clavero Arévalo y los

cuatro parlamentarios andaluces que negocian el régimen preautonómico, se desprende que tropieza la

preautonomía andaluza con serias dificultades. Que la presidencia de la Junta de Andalucía sea o no

considerada ejecutiva, y la fórmula de elección del presidente son, principalmente, los temas discrepantes.

Aunque el ministro manifestó al término de la reunión, que las negociaciones seguían su curso y que ni él

ni el Gobierno tienen previsto vetar a ningún candidato socialista para la presidencia, e] diputado del

PSOE, Rafael Escudero, y el senador independiente por Almería, Joaquín Navarro, se muestran contrarios

a la manera en que el Gobierno quiere llevar las negociaciones/Los parlamentarios que salieron de la

reunión disgustados, manifestaron que los puntos de discusión y fricción son, principalmente, que la Junta

de Andalucía —que en un principio se piensa recaiga en un socialista, quizá en el propio Escudero o en

Alfonso Guerra— sea o no considerada ejecutiva. El PSOE pretende que el presidente adquiera unas

atribuciones, tal como las posee el presidente de la Generalidad, mientras que el Gobierno parece

mostrarse remiso a ello. La forma de elección del presidente es otro de los puntos conflictivos.

En la reunión de Sevilla se acordó que fuese elegido entre los parlamentarios por mayoría simple. Hay

que recordar que a la pasada reunión no asistió el ministro para las Regiones.

El tercer punto «inflictivo se refiere a la inclusión de miembros de las Diputaciones, dentro de la Junta de

Andalucía, siendo un tema de los que el Gobierno ha estipulado en la negociación de todas las

preautonomías y al que el PSOE parece oponerse.

En cuanto a los otros dos negociadores, el de UCD, Ignacio Javier Huelín, se muestra de acuerdo con la

postura de la Administración, y el comunista Ignacio Gallego ve con buenas maneras la postura del

Gobierno, aunque reconoce que es una negociación compleja.

 

< Volver