Autor: Sancho, Ángel. 
   Ante Dios y ante la Historia     
 
 El Alcázar.    10/01/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ANTE DIOS Y ANTE LA HISTORIA

Sr. Director:

Uno de esos vertederos de basura y veneno semanales de letra impresa, tacha de «fachas y fascistas» a los

que en la «andaluzada separatista» pusieron donde debió estar siempre la bandera gloriosa de España.

Es tal la inquina y el revanchismo demencia! de unos cuantos que arrastran a muchos otros, que todo

aquel que defiende a España y a su bandera de banderías separatistas inventadas y sin solera ni historia

alguna, es tachado de fascista y facha.

Cuando la historia o los tribunales juzguen a los que están entregando a España en manos separatistas y

disgregadoras, la sentencia será severísima y definitiva. Un Gobierno que por permanecer y por afán de

protagonismo cede y cede ante el chantaje de mar-xistas, separatistas, terroristas y ácratas, tiene que

acabar muy mal y lo terrible es que nuestra España va a quedar en ruinas.

Cuando en todos los países civilizados de la tierra, incluida la Francia vecina y demócrata, con su País

Vasco, Córcega y Bretaña, se muestra inflexible ante los cuatro desgraciados separatistas y donde todos

esos pueblos rinden culto a su bandera nacional, aquí celebramos diadas pueblerinas, imbéciles, estúpidas,

sin solera, en donde la fuerza pública es acorralada, escupida, vilipendiada y es provocada asesinamente.

La Prensa esa Prensa que hunde a España y mentaliza a los españoles en la anti Patria y en el laicismo,

arremete contra lo sano, bueno y honrado y ensalza al provocador, al asesino y al separatista.

Una cierta Prensa hunde a España y un Gobierno que se verá pronto ante los tribunales de Dios y de la

Historia, se da «el pico» con sus verdugos: comunistas y separatistas.

Ángel SANCHO

En esta sección se pretende abrir ventana a la inquietud comunicativa de los lectores. EL ALCÁZAR, que

no se responsabiliza de las opiniones vertidas a título personal, no mantendrá correspondencia ni hará

aclaraciones acerca del destino de los originales enviados. Estos habrán de ser lo más reducidos posibles y

se acompañarán de una identificación correcta. Este requisito será imprescindible para su publicación.

10 —ENERO— 1978

 

< Volver