Por una oposición inteligente     
 
 Informaciones.    22/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

POR UNA OPOSICIÓN INTELIGENTE

SE reúnen estos días los representantes de Coordinadora Democrática y sus afines de la periferia del

Estado español. Esta noticia hace medio año o incluso a primeros de septiembre -reunión del

Eurobuilding- atraía la atención del mundo político. No ocurre esta vez lo mismo, porque este

organismo unitario parcial de la oposición democrática no convence ya ni a propios ni a extraños. El

Manifiesto de Miraflores y las polémicas en torno a la firma del documento de Valencia no son más que

la expresión política del descontento de sus principales componentes.

Desde el momento de su nacimiento, los observadores independientes, por encinta de interpretaciones

partidistas, señalaron la constitución contra natura de C.D. Seis meses más tarde, su aparatosa vida

política se mantiene gracias a los cuidados de quienes la sostienen en una especial unidad de vigilancia

intensiva por propio interés. Sólo grupos de nula incidencia electoral insuflan aliento a este organismo por

las ventajas políticas que les reporta: potenciación pública de movimientos totalmente desconocidos. Y es

que la dialéctica del pasado sobre la que está montada no se corresponde ni con el presente ni mucho

menos con el futuro.

Admitir como punto de llegada la situación abierta después del 20 de noviembre de 1975, plegarse a ella,

cooperar a su consolidación, por el hecho de representar un paso adelante en relación con el régimen

anterior, sería una posición oportunista y ciega. Pero seguir considerando el hoy como el ayer es un error

que no facilita en nada la superación del proceso transitorio y que contribuye, por el contrario, al

aislamiento de las fuerzas democráticas y a dificultar la evolución de fuerzas sociales o poderes fácticos

que, debiendo y pudiendo ir mucho más lejos en la democratización del país, se plegarían al

estancamiento de la actual situación o incluso a su involución.

Hay que luchar por la democracia, pero afirmar que por su ausencia seguimos como antes es absurdo.

Evidencia que está llevando a los sectores político coordinados mas potentes electoralmente a plantearse

mu rectificación de la línea de CD, la comisión de personalidades cualquier otra salida que proporcione

una salida honrosa. Bienvenido sea este puente de plata d sirve para poner fin a un estéril y peligroso

doble juego de parte de la oposición: maximalismo a la hora de ir cogidos de la mano y posibilismo uno

por uno. Grave error que hay que rectificar cuanto antes. Ya se sabe que una oposición inteligente no es la

que no comete errores, sino la que sabe corregirlos a tiempo. Aún es hora.

 

< Volver