Autor: Pericet, Manuel. 
 Utrera Molina, en Coín (Málaga). 
 "Franco devolvió a España su dignidad y su independencia"  :   
 "...Y la rectitud de la espina dorsal tantas veces doblada y humillada". 
 El Alcázar.    13/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Utrera Molina, en Coín (Málaga)

"FRANCO DEVOLVIÓ A ESPAÑA SU DIGNIDAD Y SU INDEPENDENCIA"

"... y le rectitud de su espina dorsal tantas veces doblada y humillada.

MALAGA. (Por teléfono, de nuestro colaborador, MANUEL PERICET).— Existe gran expectación en

Málaga ante el mitin de Alianza Popular que tendrá lugar esta tarde a las ocho, en el Teatro Cervantes y

en el que intervendré los once candidatos al Senado y Congreso por dicha agrupación. Después de la

intervención de sus compañeros de candidatura, cerrará el acto el ex-ministro don José Utrera Molina.

Se espera con gran interés por parte de los más diversos círculos malagueños, las palabras que Utrera

Molina va a pronunciar, en un momento tan crucial y tan decisivo como es esta víspera electoral.

MITIN EN COIN

En su intervención en el mitin de Alianza Popular, celebrado en la localidad malagueña de Coín, el

candidato al Senado por esta agrupación, don José Utrera Molina, empezó sus palabras diciendo: «Este

trozo de mundo con luz y con historia propia_, esta piel de toro estirada y doliente, esta ancha y larga

esperanza golpeada que se llama España, va a decidir, dentro de unas horas, nada más y nada menos que

su próximo e inmediato destino. Vivimos unas vísperas tensas, pero también unas vísperas esperanzadas.

Me he presentado a estas elecciones —continuó— para atender a una obligación moral, para dar la cara y

no para servir una conveniencia; otros han preferido permanecer en silencio. Acudo a esta contienda

conservando mi independencia política, sin renunciar a mi identidad. Tengo la conciencia en paz porque

no he traicionado mis fidelidades; tengo el alma española porque no he pisoteado mis juramentos y puedo

levantar la cabeza porque no he querido afiliarme al moderno sindicato de los del comprometidos.

Se refirió a continuación a la etapa que acaudilló Francisco Franco y dijo que Franco había devuelto a

España su igualdad y su independencia y, sobre todo,´ la rectitud de su espina dorsal tantas veces doblada

y humillada ante lo increíble en otros períodos de inolvidables y vergonzosas injere/icias exteriores. Dijo

que había que hacer posible que las libertades no fueran solamente formales, sino reales, ejercidas con

plenitud pero dentro del respeto a la ley.

Insistió en que no es suficiente recordar el pasado y quedar aprisionado por las urgencias del presente.

La Historia es algo que se hace hacia adelante. Las melodías aue no tienen futura, son siempre melodías

infecundas y rotas. Nosotros —añadió— no nos oponemos al marxismo desde una posición burguesa y

reaccionaria, sino desde unas convicciones humanistas. Nosotros —afirmó— no estamos dispuestos a

entrar en competencia con la demagogia, sino a contribuir al desarrollo racionalmente, con audacia y con

modernidad, un programa social, transformador y constructivo.

Dijo, finalmente, que sentía acentuado el orgullo de haber servido a Franco y de haber sido fiel, en toda

circunstancia, a la doctrina de José Antonio Primo de Rivera, en conseguir una sociedad fraterna,

democrática y bien membrada no está en contradicción con su pensamiento. Terminó expresando su

confianza de que al final se impondrá un sentido de responsabilidad para no malograr lo conseguido hasta

ahora, y abrir un nuevo horizonte de concordia para todos los españoles.

 

< Volver