Autor: López de Pablo Alises, Francisco. 
   Ya están preparadas las normas del referéndum     
 
 Ya.    24/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

25-X-76 INFORMACIÓN NAC

YA ESTÁN PREPARADAS LAS NORMAS DEL REFERENDUM

Si los planes previstos no cambian, se celebrará antes de Navidad - Aprobada por

las Cortes la reforma política del Gobierno, bastaron veinte días para poner en

marcha la consulta popular - El Consejo Económico y Social, invento que no

satisfará al "aparato sindical"

MADRID. (Crónica política de Logos, por F. L. de Pablo.)

El Régimen se esta quedando huérfano. Ayer murió un hombre bueno, un caballero

castellano que supo suavizar las tensiones de las postreras horas del

franquismo. Rodriguez de Valcarcel pudo presidir la transición sin traumas que

Franco no quiso hacer, pese a que el entonces presidente del Consejo del Reino

le empujara en más de una ocasión. Al final hubo de confórmarse con ser el

hombre integrador, y el que proclamaria al Rey.

En los últimos meses estaba un poco de vuelta de todo. Aunque eran muchos los

que le Incitaban a patrocinar este o aquel bloque, el sabia que su papel era

otro. el de Impulsar la concordia. Su último servicio acaso haya sido el de

convencer a los mas recalcitrantes de que la reforma política en materia, aunque

no les guste, deben aprobarla. Estoy seguro que ése habría sido ayer su mensaje,

si hubiera podido asistir a la reunión coordinadora de grupos parlamentarios que

desean apostillar la reforma.

Rodríguez de Valcárcel ha muerto un poco del dolor de la España, problemática de

esta hora, con la amarga sensación de no haber podido hacer más por evitarla.

Pertenecía a ese conjunto de hombres que hoy se aglutinan en torno a Alianza

Popular, que hoy son llamados el "franquismo evolutivo", que lo Intentaron todo,

a partir de la ley Orgánica del Estado, para que el Régimen se abriera al aire

fresco de la realidad social del país. Es la generación de los "frustrados del

69", que ahora pretendan una alternativa para salvar cuanto de positivo deba ser

conservado.

Porque, como se ha puesto de relieve, tras la rueda de prensa de presentación de

Alianza Popular, este bloque electoral tiene gancho en la opinion, sobre todo

porque ha clarificado el panorama electoral. De hecho ya están en marcha otras

formaciones políticas o bloques electorales que se Irán presentando en cuanto la

reforma política esté sancionada por el pueblo.

Las últimas iimpresiones son de que e1 proyecto de ley no va a resultar

transformado en su Intención finalista y que las Cortes no le quitaran esa

capacidad de enganche que le ha permitido desarticular el embrollo de

Coordinación Democrática y hacer que cada uno de los partidos que la Integraban

tiendan a unirse a sus afines para no perder su propia Identidad.

Es lógico que el Gabinete atienda ahora más a la oposición institucional, porque

es ella la que tiene que dar paso para que el proyecto pueda ser sometido al

pueblo. Si el Gobierno no negociara con esa oposición, iría contra su propia

estrategia: reformar desde la legalidad vigente y la legitimidad heredada. Los

albaceas de ambas tienen que ceder lo necesario para que todos los españoles

quepan en la legalidad común, la que surja de la legitimidad refrendada por

todos.

Hacia la nueva legitimidad

Aceptar la reforma no será claudicar, como tampoco otorgar nada, en la medida

que el Gabinete acierte a dictar las normas objetivas que permitan que el

referéndum sea emitido en conciencia y sin coacciones de ningún tipo: que sea un

voto libre y responsable que anticipe una orientación de cómo se producirá el

electorado en las futuras elecciones. Montar un referéndum plebiscitario al

viejo estilo no ayudaría nada a la consolidación de esa nueva legitimidad. Por

eso conviene que cuanto antes se hagan públicas las normas del referéndum, cuyo

decreto ya está preparado, asi como las que regulen la presencia de los partidos

en los medios de comunicación públicos y la Intervención que tendrán en el

control de las mesas y en los mecanismos de garantía de la pureza del sufragio,

Si los planes previstos no se cambian, antea de Navidad estará hecho el

referéndum. Las Cortes pueden aprobar el proyecto en la primera quincena de

noviembre. Después se necesitaran unos veinte días para poner en marcha el

mecanismo del referéndum, pues se ha acortado el plazo de un mes que antes había

entre la fecha de convocatoria y la de celebración.

La izquierda sensata

El hecho de que el PSOE haya aceptado, aunque con las naturales protestas, el

aplazamiento administrativo de su Congreso, es otra prueba mas de patriotismo

que da la Izquierda racional y sensata. No sería bueno que la reforma fuera

debatida en medio de un clima de contestación, incertidumbre o Inestabilidad

mayor que el que ya existe. La Izquierda prestaría un gran servicio a la

transición si, como viene pidiendo Ruiz-Giménez, impusiera también una tregua en

las movilizaciones callejeras que permitiesen un ambiente de sosiego y reflexión

para el referéndum.

Cierto que las recientes medidas económicas han soliviantado más los problemas

que sufre el cuerpo social, que ya se anuncian huelgas y manifestaciones,

Incluso por algunos líderes verticalistas que no quieren quedarse atrás en la

demagogia. Pero si todos están de acuerdo en que sólo con la nueva legitimidad

política puede lograrse un pacto social que, permita abordar con autoridad y

eficacia las medidas económicas y sociales que ahora no se han podido adoptar,

harian bien estos líderes que incitan a la algarada callejera, en dedicar sus

esfuerzos a la organización de los partidos o de las organizaciones sindicales

que habrán de conformar la nueva legalidad

Reforma sindical provisional

El triángulo de disposiciones legislativas ofrecidas por el Gabinete para

acometer la reforma sindical, simultáneamente a la reforma política, configuran

una libertad sindical de homologación internacional y unas instituciones

provisionales, hasta que las futuras Cortes decidan, porque el Consejo Económico

y Social no es más que una salida airosa para el "aparato sindical", para que no

incordie en las Cortes. Su eficacia y viabilidad dependerá de la fuerza que

adquieran las patronales y sindicales que han de surgir. De lo contrario sera

como la cantinela que estamos cansados de oír en las actuales Cortes. Cada vez

que se debatía un proyecto de contenido económico o social los procuradores

sindicales batallaban para que se pusiera "oida la Organización Sindical", pero

luego, a la hora de la verdad, no se la escuchaba y a veces ni se la Informaba.

Esa Iniciativa de propuesta que ahora se da e1 CES será eficaz si las

organizaciones obreras cuentan con un derecho de huelga bien regulado, porque

solo con ese altavoz podran hacerse oír y conseguir que prosperen sus puntos de

vista en una "tercera Cámara", como ha sido ya denominado el CES, en la que los

representantes de la Administraron, sumados a los de los empresarios, tendrán

siempre la mayoría, una mayoría que Inicialmente siempre será conservadora.

Dudo mucho que este invento del CES logre los votos de los procuradores sociales

sobre la reforma política. Más bien, habrá que confiar en su patriotismo, en su

sentido de la historia, en que comprendan que éste es su último autobús.

 

< Volver