Elecciones. "Tres senadores para la Democracia". 
 Areilza critica al centro     
 
 Informaciones.    30/05/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

«TRES SENADORES PARA LA DEMOCRACIA» AREILZA CRITICA AL CENTRO

MADRID, 30 (INFORMACIONES).

ESTA en vuestras manos una decisión histórica. Vuestro voto el próximo día 15 en favor de los

"senadores para la democracia" significará que estas elecciones, en vez de ser las ultimas elecciones -del

franquismo, sean las primeras elecciones de la democracia pasa traer a España la libertad», dijo- don José

María de Areilza en el mitin que en apoyo de los «senadores para la democracia» tuvo lugar este fin de

semana en el estadio de fútbol del Rayo Vallecano, en Madrid.

La candidatura democrática para el Senado la integran don Mariano Aguilar Navarro, del Partido

Socialista Obrero Español; don Joaquín Satrústegui, de Alianza Liberal, y don Manuel Villar Arregui, de

la Federación de la Democracia Cristiana. Asimismo participaron en el mitin los señores José María Gil -

Robles, hijo, y Joaquín Ruiz-Giménez (Democracia Cristiana); Enrique Barón, Carlota Bustelo y Victor

Martínez Conde (P.S.O.E.-U.G.T.); Jaime Miralles (liberal) y la candidatura de «Senadores para la

democracia».

FICCIÓN ELECTORAL

A continuación, el conde de Motrico señaló que hacen falta muchos votos para apoyar a esta candidatura,

«no sólo para sacarlos a los tres senadores por Madrid, sino porque simbólicamente eso significa qne en

España las cernientes que laten e» el seno de los años setenta se producen de una forma espontánea y

voluntaria, de abajo arriba,. no de arriba, abajo, como ha pretendido el Gobierno simulando, secuestrando,

manipulando precisamente las etiquetas del liberalismo, del socialismo, de la social-democracia y de la

democracia cristiana en una inmensa ficción electoral».

Comentó más adelante que las tres fuerzas que están representadas en la candidatura de «Senadores para

la democracia» es la única que puede frenar «la gran maniobra qne se prepara para que estas Cortes no

sean constituyentes de verdad, para que no sean soberanas».

UNA ALTERNATIVA DE GOBIERNO

Sobre la citada candidatura, dijo el señor Areilza que se trata de una alternativa de Gobierno que tiene que

tener este país después de las elecciones de junio.

El ex ministro de Asuntos Exteriores fue interrumpido en numerosas ocasiones por los aplausos del

público, en su mayoría militantes socialistas, demócratas cristianos v liberales.

Finalmente, solicitó que el Gobierno participara en un debate nacional Junto a otrac fuerzas políticas ante

las cámaras de Televisión Española, para explicar al país la situación actual de España. Calificó a TVE de

ridicula y trasnochada, y. por último, recordó a los emigrantes y jóvenes menores de veintiún años que no

podrán votar en las próximas elecciones

Don Joaquín Ruiz-Giménez destacó la hombría del señor Areilza, «un hombre que acude a apoyarnos

cuando sabe que no va a pedir ni un solo voto para sí mismo». Dijo también que don José María de

Areilza debería estar en estos momentos en una candidatura fundamental y que su presencia en las Cortes

era necesaria.

Solicitó a los candidatos que, una vez en el Senado, sean protagonistas de la consecución de amnistía total

y legalización de todos los partidos políticos. «En vuestras manos —dijo— está que España sea dueña de

sus destinos.»

UN RÉGIMEN DE LIBERTADES

Por su parte, don José María Gil-Robles, secretario general de la Federación Demócrata Cristiana, señaló

que las tres fuerzas que integran la candidatura —socialistas, liberales y democracia cristiana— son las

que han hecho posible la Europa de la posguerra, y refiriéndose a la actitud del Gobierno y a Centro

Democrático, añadió que «el pueblo español no se va a bajar los pantalones para que le den por el

centro».

El mitin finalizó con la intervención de los tres candidatos, que solicitaron a loe asistentes que votaran por

su candidatura. El señor Satrústegui fue interrumpido en varias ocasiones por militantes del Partido

Socialista Obrero Español, que desde la parte más alta del estadio gritaron durante su intervención:

«España, mañana, será republicana», siendo contestados por los demás asistentes con: gritos de «Fuera»,

«Fuera», «Fuera»,

 

< Volver