Autor: Quiñonero, Juan Pedro. 
 Instantánea. 
 El Ateneo, escenario de luchas políticas  :   
 P.S.O.E. y P.C. son los grupos de presión más poderosos. 
 Informaciones.    25/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

INSTANTANEA

El Ateneo, escenario de luchas políticas

P.S.O.E. Y P.C. SON LOS GRUPOS DE PRESION MAS PODEROSOS

por Juan Pedro QUIÑONERO

MADRID. 25. En el Ateneo de Madrid, un grupo muy numeroso de socios, se ha constituido en Movimiento Democrático del Ateneo, que ha preparado un Manifiesto sobre la situación actual de la institución y proyecta una alternativa total, que sustituya la actual dependencia del Ministerio de Información y Turismo. Entre los proyectos inmediatos del Movimiento está el sostener muy vivos contactos con la comisión de cultura de la actual Plataforma de Organismos unitarios de la oposición.

Con esta noticia, la oposición aflora, por vez primera, públicamente en la vida del Ateneo. En la actualidad, militantes de varios partidos trabajan en el movimiento asambleístico que agita la vida de la institución, al margen de la política del Estado. Oficialmente, estos militantes, en el Ateneo, sólo actúan individualmente, pero a nadie se le oculta que, en cada caso, cada cual está muy próximo a la estrategia electoralista de ni propio partido. El P.S.O.E. y el P.C. son los grupos de presión mas poderosos. Les sigue, según mis fuentes. en actividad hegemónica, el Partido del Trabajo. No deja de ser curioso que el más Intelectual de los partidos políticos de la oposición, el P.S.P., presidido por don Enrique Tierno Galván, sólo cuenta con un escaso numero de militantes introducidos en el Ateneo.

El actual movimiento asambleístico tiene sus orígenes en los años 1967 y 68, cuando se constituyeron las primeras asambleas permanentes de socios interesados en el futuro del Ateneo. La primera manifestación pública de la vida, muy intensa, de activismo político en el Ateneo tuvo lugar antes del verano pasado, a raíz de la publicación de un «boletín informativo» en el que Ramón Tamames aparecía en cuatro de las ocho páginas del boletín, y Nicolás Sartorius ocupaba otras dos páginas. Ambos son líderes del P.C.

A Juicio de un miembro activo, bastante independiente y crítico del Movimiento Democrático, existe un cierto aventurerismo de recién llegados al Ateneo que, "intentando avanzar dentro de su propio partido, y sin ofrecer alternativas concretas de actuación para los socios, obstaculizan, con cualquier pretexto, los acuerdos de las asambleas de socios, incluso faltando a las medidas de actuación que los socios estimaron oportunas en torno a los problemas del Ateneo».

Según una fuente bastante solvente, los militantes que controlan alguna «parcela» o actividad de trabajo en la vida de la institución «no tienen interés en resolver los problemas del Ateneo, ya que les interesa dificultar la gestión del movimiento asambleístico, totalmente de acuerdo en actuar unitariamente, junto a los organismos de la oposición».

Esas parcelas de trabajo son verdaderos «islotes de poder paralelo», que no siempre respetan los acuerdos de la mayoría y practican una política de ataque personal contra quienes no están de acuerdo con esa política de interés personal. A juicio de algunos socios que durante años han venido realizando una gestión muy combativa, ante la Administración y la opinión pública, de los problemas ateneísticos, en los últimos se tiempos se ha producido una «auténtica invasión» de gentes que «venden la mercancía de su activismo».

Originalmente, el actual Movimiento Democrático fue concebido como Coordinación Democrática del Ateneo, para vincularse activamente al Comité de cultura de Coordinación Democrática. Los intereses personales de algunos socios que habían conseguido parcelar y apropiarse de algún tipo de actividades impidieron tal proyecto, que ha desembocado en el actual Movimiento y en un activo trabajo asambleístico, con participación muy numerosa de socios de las más variadas tendencías, trabajo que no encuentra todo el apoyo en algunos controladores de parcelas concretas.

Para el próximo viernes, una de estas parcelas, el Semanario Hablado de la Cacharrería del Ateneo, proyecta una conferencia del líder comunista Marcelino Camacho. A juicio de algunos miembros del Movimiento Democrático se trata de una provocación inoportuna, que sólo puede reportar perjuicio a la lucha de los socios" , considerando que un acto de ese tipo sólo cobraría sentido en el marco de un ciclo completo de conferencias, donde participasen líderes de todas las tendencias.

El Ateneo, como el resto de nuestra vida pública, se ha transformado en un campo de batalla, donde las ideas políticas cabalgan hacia la estrategia electoralista. Hace unos meses, INFORMACIONES comentó que el Ateneo estaba siendo dinamitado por la Administración pública. El secretario de la institución, señor Del Val, que, sin ningún tipo de reservas, ha realizado una labor admirable, sensata y llena de preocupaciones humanísticas, nos escribió comentando que esa era una opinión descabellada.

En la actualidad, los partidos políticos, el movimiento asambleístico de los socios, que tuvieron su primera actuación pública el pasado viernes, se están apoderando de los resortes de opinión de la casa y controlan, en buena medida, los canales más llamativos de la vida pública del Ateneo, trabajan por completo al margen de las opiniones del Ministerio de Información y de la administración del Ateneo. Se trata de un proceso irreversible: la Administración podrá cerrar, si quiere, el Ateneo, pero, en el fondo, ése ya está dejando de pertenecerle.

25-X-76 

< Volver