Los rumores sobre la señorita Díez de Rivera, una calumnia de intencionalidad política  :   
 Puntualizaciones de presidencia del Gobierno y de la propia interesada. 
 Ya.    31/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

LOS RUMORES SOBRE la se¤orita Diez de Rivera, una calumnia de intencionalidad pol¡tica

Puntualizaciones de Presidencia del Gobierno y de la propia interesada

En relaci¢n con los rumores sobre la se¤orita Carmen Diez de Rivera, hasta hace unas semanas como

director del gabinete del presidente del Gobierno, la ´Direcci¢n de Prensa de la Presidencia del Gobierno,

´hizo p£blica una nota en la que se dice:

"El rumor sobre el presunto arresto domiciliario de la se¤orita Carmen Diez de Rivera y el entorno

especulativo que lo rodea es tan fant stico que, inevitablemente, tiene que tratarse de un deseo que sus

autores querr¡an convertir en realidad"; Independientemente de las acciones judiciales que desee

interponer la interesada a t¡tulo particular, la citada Direcci¢n de Prensa ."desmiente categ¢ricamente

estos rumores y no les da otro valor que el de una inocente tentativa de desprestigio personal, quiz  inte-

resadamente creada por alg£n grupo pol¡tico."

"Al propio tiempo.-agrega el comunicado-se informa que por parta de la Presidencia de Gobierno se

ha dado orden de que se efect£en estudios necesarios, para ejercitar las acciones que correspondan ante

una campa¤a de calumnias de clara, intencionalidad pol¡tica."

PUNTUALIZACIONES DE LA SE¥ORITA DIEZ DE RIVERA

Por su parte, la se¤orita Carmen DIEZ de Rivera ha redactado una declaraci¢n sobre los citados rumores,

que public¢ ayer, "Diario 16". La declaraci¢n dice:

"Ante tantas y tan disparatadas noticias que cierta prensa ha venido, dedicando a mi persona desde mi

cese como directora del Gabinete del presidente de¡ Gobierno, quisiera hacer las siguientes pun-

tualizaciones:

1. . Que pertenezco al Partido Socialista Popular-militancia de la que -me honro-desde que dicho

partido fue legalizado y que todas aquellas especulaciones de que pueda militar en otros partidos que no

sean el PSP carecen de cualquier fundamento.

2. Que no ocupo ning£n puesto oficial ni tampoco el de asesor especial de Oentroeuropa, ya que he

preferido solicitar, e] reingreso a mi anterior trabajo, permiti‚ndome la vigente ley de Relaciones Labor

rales demorar la citada .incorporaci¢n durante treinta d¡as.

3. Que el grotesco rumor de que pudiera estar bajo arresto domiciliario"´ no s¢lo me llena de ´ex-

tra¤eza, sino que me produce cierta hilaridad,.si no fuera por adivinar la burda maniobra que el citado

rumor encierra. Es evidente que cierto sector no,busca m s que atacar a trav‚s m¡o al presidente del

.Gobierno, cuando mas bien deber¡an mostrar, si no agradecimiento, a! menos respeto hacia el se¤or

Su rez por haber intentado traducir pol¡ticamente "la voz ciudadana tan inequ¡vocamente expresada a

favor de la reforma pol¡-tica en el pasado refer‚ndum nacional,

4. Que si la militancia en un partido socialista legalizado pudiera dar lugar ai deseo de algunos de

que los rumores arriba citados fueran ciertos, habr¡a, que "arrestar" no s¢lo a un amplio sector de la

poblaci¢n espa¤ola, sino que igualmente habr¡a que hacerlo con la mayor¡a de nuestros vecinos europeos,

empezando por personas como Callaghan, Soares o Mitterrand, por poner alg£n ejemplo.

Conf¡o haber aclarado con estas puntualizac¡ones toda esa sarta de .disparates que un sector minoritario

de la prensa me ha dedicado y que parecen m s bien buscar con todo ello el boicot de las pr¢ximas

elecciones generales, que han de llevarnos a la democracia".

 

< Volver