Carlos Zayas, amenazado de muerte por un teniente de alcade. 
 Las agresiones e incidentes no cesan     
 
 Pueblo.    31/05/1977.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

LAS AGRESIONES E INCIDENTES NO CESAN

MADRID. (PUEBLO.)— Una denuncia por amenazas de muerte ha sido interpuesta por el candidato del \

Partido Socialista Obrero Español Carlos Zayas contra el teniente de alcalde de Al-balate del Arzobispo

(Teruel), según informó a Cifra el señor Zayas.

El candidato del P. S. O. E. explicó asimismo que respecto del incidente recogido en la Prensa sobre que

éste había sido detenido y denunciado • tras haber realizado una pintada» en el monumento a los Caídos,

había, cosas que aclarar.

Zayas manifestó a Cifra que cuando en compañía de Antonio Carasol, candidato de su partido al Senado,

hacía propaganda de un mitin en la localidad fueron proferidas amenazas contra ellos por algunos

vecinos. Y más tarde vieron que a su coche, aparcado, le habían pintado las siglas P. N., mientras que a su

alrededor se habla esparcido numerosa propaganda de Alianza Popular.

Acto seguido —según su declaración—, Carlos Zayas, con un «spray». pintó en el próximo monumento a

los Caídos, en la parte superior, de la que emergían cinco flechas, las siglas de su partido y borró el

nombre de José Antonio Prima de Rivera.

El alcalde autorizó la celebración del mitin, según Zayas, si se borraba la «pintada», cosa que hicieron los

candidatos del P. S. O. E. con un «spray» blanco.

• OÍROS INCIDENTES. Por haber recibido amenazas firmadas por la Triple A, el propietario del cine

Actualidades, de la localidad madrileña de Aranjuez, no permitió que se celebrase ayer, por la tarde, un

mitin del Partido Socialista Obrero Español.

En Bilbao, un coche de la Policía observó que se encontraba ardiendo una valla de propaganda de Alianza

Popular. Los bomberos extinguieron el fuego, pero el cartel quedó totalmente destruido.

Por último, Gonzalo Fernández de la Mora denunció ayer en Pontevedra que en el mitin celebrado en

Vigo por A. P., personas no identificadas . habían pagado, a la salida del trabajo en factorías Vulcano, mil

pesetas a varios individuos para que fueran a «reventar» dicho acto.

 

< Volver