Autor: Ruiz, Ricardo. 
 En Salamanca, aunque no hubo heridos. 
 Perdigones contra el PSOE     
 
 Pueblo.    31/05/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

En Salamanca, aunque no hubo heridos

PERDIGONES CONTRA EL P.S.O.E.

VALLADOLID. (PUEBLO, por Ricardo RUIZ.)

Mientras unas trescientas personas acudían a la convocatoria de Alianza Popular en Medina del Campo,

los militantes de la Federación Democrática de Izquierdas se reían en la obligación de retrasar su festival

político-taurino en Tudelá de Duero, localidades ambas de la provincia vallisoletana, donde el fin de

semana, tal y como ya informábamos en estas páginas ayer, ha estado por completo cubierto de

actividades de las que se han responsabilizado la casi totalidad de los grupos políticos, hastfi tal punto que

apenas ha resultado atractivo, como ya es habitual, la salida familiar a los pinares que rodean la capital

del Pisuerga. Pese a ese 36 por 100 que algunos sondeos señalan como indecisos, lo cierto es que la

política atrae, bien por lo que de novedad significa, bien porque no hay otro tema de conversación.

En Palencia ha ocurrido otro tanto, como nos informaba Antonio Rubio. Unión de Centro Democrático, P.

S. O. E. y las candidaturas independientes han sido los grupos más ágiles en estos últimos días dei mes de

mayo, casi cuando la recta final de la batalla electora] está a punto de comenzar.

En Salamanca ha habido perdigonadas —con armas de aire comprimido— para militantes del P. S. O. E.,

aunque ninguno ha sido alcanzado y si los carteles que colocaban en las paredes. Antes de que ocurrieran

estos hechos, cinco mil personas se congregaban en torno a los líderes del P. S. P., fundamentalmente

para escuchar al profesor Tierno Galvan quien, durante una hora y quince minutos mantuvo en silencio al

auditorio, haciendo su historia de antes, de ahora y de la que puede ser su mañana, sin olvidarse criticar

los aspectos económicas próximo-pasados y ios recientes,. hasta llegar a criticar el «enorme gasto en

armamento» que se efectúa en nuestro país, precisamente en un momento en que las F. F. A. A. claman

por la modernización de las mismas.

Punto final con una nueva prohibición, la del gobernador civil de la capital charra a los militantes del

Frente para la Unidad de Trabajadores, cuya candidatura no consiguió salir, adelante como consecuencia

de irregularidades en la presentación de firmas.

 

< Volver