Retroceso en la dolencia que aqueja al Generalísimo Franco  :   
 El parte médico facilitado por la tarde señala que las complicaciones han sido cohibidas. Numerosas personalidades acudieron a interesarse por la salud del caudillo. 
 ABC.    20/07/1974.  Página: 15, 19-20. Páginas: 3. Párrafos: 49. 

RETROCESO EN LA DOLENCIA QUE AQUEJA AL GENERALÍSIMO FRANCO

El parte médico facilitado por la tarde señala que las complicaciones han sido cohibidas

NUMEROSAS PERSONALIDADES ACUDIERON A INTERESARSE POR LA SALUD DEL

CAUDILLO

El presidente del Gobierno almorzó con los ministros militares

AYER la Ciudad Sanitaria Francisco Franco registró una jornada de intensa actividad. Alrededor de las

diez de la mañana, el presidente del Gobierno, don Carlos Arias Navarro, acudió a visitar al Jefe del

Estado y despachó con él durante algo más de dos horas. Pasadas las doce, el señor Arias Navarro

abandonó la clínica; le acompañaba un funcionario que era portador de una cartera negra. El presidente se

dirigió al palacio de la Presidencia, donde se hallaba ya reunido el Consejo de Ministros.

INCESANTE DESFILE DE PERSONALIDADES POR U CIUDAD SANITARIA FRANCISCO

FRANCO PARA INTERESARSE POR LA SALUD DEL CAUDILLO

El presidente del Gobierno, que almorzó con los tres ministros militares, acudió por tres veces a

despachar con Franco

EL CARDENAL PRIMADO LLEGO DE TOLEDO PARA INFORMARSE PERSONALMENTE

SOBRE EL ESTADO DEL ILUSTRE

ENFERMO

A las diez y veinticinco llegó a la clínica el presidente de las Cortes y del Consejo del Reino, don

Alejandro Rodríguez de Valcárcel y hacia la una de la tarde llegaba el Príncipe de España, acompañado

por uno de sus ayudantes. A la una y medía volvió a la clínica el presidente del Gobierno, señor Arias

Navarro, en compañía del director general de Coordinación Informativa, del Ministerio de Información y

Turismo, don Manuel Jiménez Quilez.

Hacia las dos menos diez de la tarde, y hallándose todavía en el establecimiento sanitario el Príncipe de

España, el presidente del Gobierno y el de las Cortes, acudió a la clínica Francisco Franco Su Alteza Real

Princesa Doña Sofía. Momentos antes egado también el ministro de la Presidencia, señor

Carro Martínez, quien llevaba bajo el brazo un sobre blanco, de tamaño folio.

Eran las tres menos veinte de la tarde cuando abandonaban la clínica los Príncipes de España, el

presidente del Gobierno y el presidente de las Cortes y del Consejo del Reino. Los Informadores que

montan guardia permanente en el establecimiento sanitario donde se encuentra Internado el Jefe del

Estado señalan que les pareció ver en el rostro del Príncipe de España un gesto de emoción.

Momentos después se hacia pública oficialmente la noticia de que Su Alteza Real el Príncipe Don Juan

Carlos asumía las funciones de Jefe de Estado. A esa hora sólo permanecían en las habitaciones del

Caudillo, además de los médicos que le atienden, los marqueses de Villaverde, don Alfonso de Borbón,

duque de Cádiz, y otros miembros allegados de la familia de Su Excelencia.

DESFILE DE PERSONALIDADES

Durante toda la mañana, y a partir del momento en que se conoció el parte médico sobre la salud del Jefe

del Estado, se intensificó el número de visitantes que acudieron a Interesarse por la marcha de la dolencia

que aqueja a Franco. Entre las personalidades llegadas se encontraban el teniente general Campano,

capitán general de la I Región Militar y los ex ministros señores López Rodó, Rodríguez Martínez, Solis

Ruiz y Rein Segura. Contrariamente a lo dispuesto en jornadas anteriores, ayer no se permitió a las

visitas el acceso a la planta «F», sexta del edificio, donde se encuentra el Generalísimo.

EL PRESIDENTE ALMORZÓ CON LOS MINISTROS MILITARES

El presidente Arias, al abandonar la clínica, pasadas las dos de la tarde, se reunió a almorzar — en un

restaurante próximo al edificio de la Presidencia del Gobierno— con los ministros del Ejército, Marina y

Aire; este almuerzo asistió, también, el ministro de la Presidencia, señor Carro Martínez. Terminada la

comida, el señor Arias Navarro se trasladó directamente, una vez más, a la Ciudad Sanitaria Francisco

Franco. El ministro de Marina marchó a su despacho oficial, en tanto que los ministros del Ejército y del

Aire se trasladaron a la Presidencia del Gobierno, en compañía del señor Carro Martínez. Momentos

después los dos ministros militares salieron con dirección a sus respectivos departamentos.

El presidente del Gobierno que, en esta tercera visita, llegó a la clínica alrededor de las cuatro y veinte de

la tarde, salió del establecimiento alrededor de las seis y diez. Poco después que el señor Arias Navarro

había llegado, también, al establecimiento sanitario el presidente de las Cortes y del Consejo del Reino,

señor Rodríguez de Valcárcel, que abandonó ta clínica unos minutos antes que el presidente Arlas. Por

esa hora salieron también de la clínica el ministro de Asuntos Exteriores, don Pedro Cortina Mauri, y el

director general de Relaciones Institucionales, señor Jáudenes.

Entre las personalidades que acudieron al establecimiento durante la tarde, figuraban don Felipe Polo,

hermano político del Jefe del Estado; don Fernando Fuertes de Villavicencio, segundo Jefe de la Casa

Civil de Su Excelencia; la esposa del presidente del Gobierno; el ministro de Justicia, Ciudad Sanitaria

Francisco Franco, donde se encontraba, también, el presidente del Gobierno don Carlos Arias Navarro,

con el vicepresidente y ministro de Trabajo, don Licinio de la Fuente.

CONTINUA LA RECUPERACIÓN

Momenos después llegaron a la clínica el presidente de las Cortes y del Consejo del Reino, señor

Rodríguez de Valcárcel; el vicepresidente primero del Gobierno y ministro de la Gobernación, don José

García Hernández; los ex ministros don Torcuato Fernández Miranda y don Julio Rodríguez Martínez; el

hermano del Caudillo, don Nicolás Franco; la viuda del capilar general Alonso Vega, don José Antonio

Elola y el teniente alcalde de Madrid don Jesús Suevos.

A las nueve menos veinte de la tarde salió de la clínica el vicepresidente tercero y ministro de Trabajo,

don Licinio de la Fuente, que manifestó a los periodistas: «Continúa la recuperación.»

Al salir de la clínica, el señor De la Fuente se cruzó con el ministro de Educación, don Cruz Martínez

Esteruelas, que llegaba en ese momento.

A las nueve menos diez de la noche los Príncipes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, salieron de

la clínica. Fueron acompañados hasta el vestíbulo por el Duque de Cádiz, el marqués de Villaverde, el

marqués de Mondéjar y el segundo jefe de la Casa Civil del Caudillo, señor Fuertes de Villavlcencio.

Momentos antes habían abandonado también el establecimiento sanitario don Gonzalo de Borbón, don

Nicolás Franco y los ministros señores Martínez Esteruelas, García Hernández y Gutiérrez Cano.

Entre las personalidades que, a última hora de la tarde, acudieron a la clínica, figuraban el gobernador

militar de Madrid, general Prieto Arozamena, que durante muchos años fue ayudante del Caudillo, y el

obispo auxiliar de MadridAlcalá, monseñor Blanco.

LLEGAN LOS NIETOS DE FRANCO

Poco antes de las diez menos cuarto de la noche llegaron a la Ciudad Sanitaria Francisco Franco los

nietos del Jefe del Estado Francisco, María del Mar y José Cristóbal.

Hacia las diez visitaron la planta «F» de la clínica los ministros de Asuntos Exteriores, señor Cortina

Maurf, y de Industria, señor Santos Blanco.

A esa hora abandonaba la clínica el teniente general don Luis Diez Alegría, jefe de la Casa Militar de Su

Excelencia.

A las diez de la noche abandonaron la clínica el presidente del Gobierno, don Carlos Arias Navarro; el

presidente de las Cortes y del Consejo del Reino, don Alejandro Rodríguez de Valcárcel, que fueron

acompañados hasta la puerta del centro hospitalario por el Duque de Cádiz, don Alfonso de Borbón, que,

seguidamente, regresó a la planta ocupada por el Jefe del Estado y su familia.

A esa hora abandonaron también ta clínica los nietos más pequeños del Caudillo, María del Mar y

Cristóbal.

ULTIMAS VISITAS

A las doce de la noche abandonaron la clínica los Duques de Cádiz, doña Isabel Polo y el ex ministro don

Pedro Nieto Antúnez y señora.

Instantes antes lo habían hecho la marquesa de Villaverde, acompañada de su hijo mayor, Francisco.

Poco después llegaron a la clínica el presidente de la Diputación Provincial de Madrid, don Carlos

González Bueno, y el teniente general don Carlos iniesta Cano.

A las dos menos veinte de la mañana salió de la clínica el teniente general Iniesta Cano. A esta misma

hora hizo el tradicional relevo el destacamento de la guardia personal del Caudillo. El equipo de

especialistas de la Residencia Sanitaria Francisco Franco, formado por seis profesores, vela en todo

instante por el estado de salud del Ilustre paciente.

Los profesores Salas, Hidalgo, Ortega Núñez, Rivera López, Vaquero González y Franco Manera pasaron

toda la noche en el sanatorio con el fin de atender el proceso de la enfermedad del Generalísimo.

Numerosos informadores permanecen en el hall principal de la clínica privada, inquiriendo noticias sobre

el estado de salud del Caudillo.—(Resumen de agencias.)

 

< Volver