Autor: Apostua, Luis. 
   La posición extrema     
 
 Ya.    06/11/1976.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Ya Pag. 12

La posición extrema

UNA nueva sigla, POD (Plataforma de Organismos Democráticos), ha resumido sus trabajos en Las

Palmas, Canarias. Con un comunicado en apariencia muy claro, pero que, a mi entender, tiene difícil

interpretación. Dicho nuevo organismo, por su composición, representa el ala izquierda de la oposición

democrática con participación de importantes grupos regionales. Pero ya no están en él, o no suscriben

este comunicado, otros partidos democristianos y socialdemócratas que figuran de siempre en la

"platajunta1´. Es decir, hay un movimiento de debilitamiento de ésta y se aprecia un claro fortalecimiento

del lazo marxista que va desde el PSOE hasta el Partido del Trabajo. Esta es la parte clara del lema.

La dificultad de interpretación de la nota, según yo lo veo, es el inesperado ataque al próximo

referéndum. Los precedentes de la cuestión nos hacían ver que se iba hacia el referéndum con toda paz y

tranquilidad porque iba a ser un simple trámite, formal porque en el fondo todos estaban de acuerdo en

clausurar buena parte de la legislación vigente para acceder a otra legalidad de signo democrático y

electoral. Es decir, el referéndum no se presentaba como tema conflictivo para nadie o casi nadie.

Ahora la POD señala siete condiciones previas al referéndum; dichas condiciones son objetivamente

necesarias para las próximas elecciones, pero no parecían indispensables; desde este primer momento.

¿Quiere decir algo concreto este anticipar la batalla que se iba a dar después del referéndum? La respuesta

inmediata no está a mi alcance hoy, pero trataré de encontrarla. Pero aún es más complicada la cosa,

porque después de obstaculizar en alguna manera la marcha hacia el referéndum, la nota exige que la

pregunta de dicho referéndum sea si se desea o no la convocatoria de unas Cortes constituyentes. La

causa de la perplejidad interpretativa es que ésa es precisamente la pregunta implícita en la ley que va a

ser sometida, a referéndum. Es algo así como exigir lo que se sabe viene ya de camino.

En el fondo de todo late otro problema. Y ese problema es saber quién va a protagonizar los seis

próximos meses de la política, si los organismos pluripartidistas o los partidos cada uno por sí mismo. Se

avanzaba en el sentido de la última opción, pero estas novedades revelan que ha sido constituido un

nuevo bloque de partidos, alguno de ellos con mucho peso.

Luis APOSTUA

 

< Volver