Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
 La Coruña. 
 Excelente salud del Jefe del Estado     
 
   24/08/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

CORUÑA

EXCELENTE SALUD DEL JEFE DEL ESTADO

Arias Navarro regresó a Asturias

LA CORUÑA, 23. (De nuestro enviado especial, por teléfono.) Notas características de la ¡ornada de

hoy han sido, en primer lugar, la presencia del Jefe del Estado en las tradicionales regatas de traineras,

que, en su honor, se celebran desde hace treinta y cinco años en esta bahía —acontecimiento deportivo

del que da cumplida información nuestro corresponsal en otro lugar de este número—, asi como la partida

del presidenta del Gobierno, señor Arias Navarro, y su esposa, hada Asturias, en un reactor Mystère de la

Subsecretaría de Aviación Civil del Ministerio del Aire, acompañados por e! ministro de Asuntos

Exteriores, señor Cortina, y del ministro de la Presidencia, señor Carro. Los dos últimos iban a seguir,

desde Oviedo, viaje aéreo a San Sebastián. El presidente, que volverá a descansar unos días en Salinas,

regresará a Madrid, para incorporarse a sus tareas cotidianas de Castellana. 3, a últimos del mes en curso.

Para presidir unos actos inaugurales marcharon a Lugo el vicepresidente primero del Gobierno y titular

de la cartera de Gobernación, señor Garda Hernández, y a El Ferrol del Caudillo el ministro secretario

general del Movimiento, señor Solís. Don José María SánchezVentura, ministro de Justicia, salió de

Santiago, en avión, hacia la capital de España.

LA SALUD DE FRANCO.—La gran mayoría de los miembros del Gabinete se han ido ya de La Coruña.

La semana política —la del Consejo decisorio y otros actos— ha terminado. Ahora queda pendiente la

posiblo reunión de Fedisa en el hostal de Los Reyes Católicos de la dudad compostelana.

Y queda, asimismo, otra vez centrada de manera exclusiva la atención en el Generalísimo, cuya salud es

excelente, según podemos comprobar cuantos tenemos el honor do verle muy de cerca. Sus largas

partidas d» golf, casi diarias, en la Zapateira; sus desplazamientos semanales al muelle del Club Náutico

para navegar pescando en el «Azor», su asistencia a la cena de gala que le ofreció anoche el

Ayuntamiento, la visita a su ciudad natal, su reciente despacho con el presidenta y con los ministros de

Asuntos Exteriores, del Ejército y secretario general del Movímiento; sus, también, recientes conversado´

nes con el Principe, la audiencia con Fraga, las próximas audiencias militares y civiles y el próximo

almuerzo a las autoridades y, sobre todo, su dinamismo en todos los órdenes, su agilidad física y mental,

su constante interés por los asuntos públicos, su amplía capacidad de trábajo y de decisión, y su perma

nente dedicación al servicio de España, acreditan, además de muy autorizadas opiniones facultativas, la

buena salud de un hombre de sanas y sobrias costumbres desde su juventud y perteneciente, por si ello

fuera poco, a una familia de longevos.

Es motivo de general satisfacción el hecho de que Franco, superada, en absoluto, la enfermedad que el

pasado año le retuvo, casi siempre, en el Pazo de Meirás, esté desplegando de nuevo sus viejas

actividades veraniegas coruñesas.—José BARO QUESADA.

 

< Volver