Más agilidad para el tesoro público     
 
 ABC.    18/12/1959.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

MAS AGILIDAD PARA EL TESORO PUBLICO

La mayor parte de .las normas características del progreso salen di la

simplificación. Simplificar es crear valores y ´rendimientos, por lo menos

en la medida en que la simplificación elimina costes y esfuerzos, que puedrn ser

destinados a otras finalidades. Y andar cíe prisa, acelerar la marcha es ganar

tiempo y espacio, cuando no otras cosas mas sustantivas. . Todo esto viene a

cuento del comentario que reclama una nusva orden de Hacienda, y

concretamente de la Dirección General del Tesoro, en virtud de la cual la enorme

y pesada máquina recaudadúra der Estado, llena toda ella´ de bielas da reparo,

de volantes de demora, de ruedas dentadas do. desconfianza, de palancas, frenos,

puntos muertos, .etc., de la más rancia organización administrativa, en la qué

iodo st queda parado é inerte, fisco y contribuyentes, puede empezar a girar

desde ahora—mejor dicho, desde primero de enero próximo, en que alcanzará

vigencia—con más ligereza, agilidad y desenvoltura, sin qu? peligre, antes bien-

se asegure mejor, la necesaria garantía de buena marcha, que, en este caso, es

buena y fácil recaudación. .-Si´.la creación del dinero cartal supuso, en los

albores de la economía de la moneda, la-sustitución de los pesados y enojosos

desplazamientos del dinero metálico que tan felices hizo a piratas y bucaneros—

,la enorme facilidad y rapidez que representaban los pagos y los cobros, mayor

facilidad y mayor agilidad representa7 el pago mediante cheque o

transferencia bancaria. Los países ´más aventajados y desarrollados

económicamente han idp incluso, desechando y eliminando la moneda fiduciaria que

se lleva en el bolsillo para sustituirla por la moneda, invisible aue se tiene

eri la-cuenta corriente. Los Bancos—inmensos laboratorios dónde se forjan plas

piezas más delicadas del progreso económico y financiero de un país—vienen a ser

Ja común faltriquera donde ¿e compensan los pagos y los cobros en el intenso,

tráfago de cuentas recíprocas d& deudores y acreedores.

Desde ahora, un acreedor único, el-Estado, frente a miles y millones de

deudores," podrán organizar sus relaciones de cobros y pagos de una manera

sencilla y expeditiva, mediante la cual todos saldrán ganando. Habrá economía de

tismpo, y economía también de dinero en la nueva fórmula que el Estado va a

adoptar desde primero de año, al percibir sus ingresos por cheque cruzado o

transferencia. No será necesario, en efecto, que el .contribuyente afectado por

el pago de una contribución o de un ingreso fiscal pague también la onerosa y

molesta servidumbre de perder-su tiempo, y acaso también su dignidad, haciendo

colas multitudinarias—el problema de los rezagados sn el pago a última hora de

las contribuciones era realmente deprimente—, sino que le bastará dar una simple

orden bancaria para cumplir sus deberes con la Hacienda. Unos mensajeros

invisibles, pero puntuales, le reemplazarán en sus obligaciones pecuniarias

.para con él Estado. A él le bastará con tener disponible el dinero y dar Va

orden de su transferencia o de su cobro. Él dinamismo va a sustituir al

estatismo. la comodidad a la molestia y la actividad, a la pereza. El Estado

cobrara antes y e! contribuyente pagará meior y más cómodamente. Se suprimirán,

felizmente,, una serie de íntermediarios.y parásitos que explotaban precisamente

esa terrible pesadumbre y morosidad con que se, desarrollaban las relaciones

entre la administración y los administrados, porque en el complicado engranaje

burocrático el particular quedaba siempre triturado e indefenso, dándose la

tremenda injusticia de que quien tenía que cobrar, no diera la más mínima

facilidad al que tenía que pagar, y el pago, por consiguiente, además de

constituir un sacrificio económico, representaba un durq sacrificio personal. De

momento, la orden se limita a las Oficinas centrales; pero es de esperar que,

como las nuevas normas se impondrán rápidamente la extensión a otros estratos de

la administración fiscal será fácil e inmediata.

 

< Volver