Disparidad de precios     
 
 ABC.    23/07/1960.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

DISPARIDAD DE PRECIOS

Es. esencialísimo .para la economía privada, y.para la nacional, por supuesto,

que los precios de una mercancía determinada guarden una correlación normal

entre el índice vigente en el lugar-de -producción u origen, y el´de destino o

consumo, sin mas diferencias que las ineludibles por razones de

negociación/transporte, beneficio comercial legal, mermas, etc.

Con frecuencia los usuarios o consumidores de un. producto expresan su extraneza

y hasta su protesta citando, obligados^,, realizar desplazamientos, se ven en

la. "necesidad de establecer comparaciones entre lo´ que pagaban por la -

mercancía en la localidad que acababan de abandonar, y lo que tienen que abonar

en la población donde se encuentran de paso. A veces, la sorpresa del desplazado

es agradable, porque "la- mercancía que necesita está más barata en su

residencia-circunstancial. Puede parecer normal´,señor .ejemplo, que en

Valencia-le .cueste 8,20 pesetas el .kilo de plátanos, por el qué pagó 5 en Las

Palmas o en Tenerife. La´- normalidad se-quiebra si ese mismo viajero, enjsús

desplazamientos por territorio español, compra.; ese: mismo fruto en Álava,

donde le costará. 12,50 pesetas también el kilo; y;hasta 13 en San Sebastián y

Santander -y 13,50 en Toledo, según los datos publicados por el ".Boletín

Informativo" del Sindicato Nacional de; Frutos, datos que se refieren a la

segunda quincena del mes de junio último. Entre esos precios mínimos y máximbs

encontrará otros que oscilan entre 9,20, Barcelona; 10,50, .Cádiz; 11,00,

Cuencat 10,65, Madrid. En naranjas-selectas vemos ´el interesante dato de que el

kilo costaba en Zaragoza 9 pesetas, y 11 en Valencia, que llega a ser de 16,80

en Madrid; 12,50, en Cuenca; 13,25, en Cádiz; 14,, en Bilbao; 15, en-Palencia;

8, en Almería y ,7 ´ en Avila".

En naranjas comunes las,, cotizaciones referidas solamente a cinco provincias

oscilan entre 2,50 pesetas el kilo en Murcia y 9 en Baleares, pasando por 7 en

Las Palmas. 5 en Barcelona y 5,50 en. Zaragoza.

En limones, desde 3´,50 pesetas´el kilo en Baleares; 6, en Castellón y

Alicante;. 7, en.Murcia, Granada y Almería y Tarragona, se pasa a 15´pesetas en

Cáceres,- á través de una escala ascendente qué arranca de 7,50 en Zamora y pasa

por Madrid a 7.75; Barcelona, 8,65; Bilbao, 12, y Logroño; 13,50. Por lo que se

refiere, a manzanas, desde 3,50 el kilo en Sevilla; 4,,´en Almería, y 4,50. en

Albacete, se pasa a 20 en Valencia;- 18, en Toledo; 10,50, en Madrid; 15, en

Lérida; 9,50, en Barcelona... En peras el mínimo es ´dé T pesetas • el-kilo en

Sevilla,,y el máximo de 28 en Toledo;´ 24, en Valencia; 18, en Santander; 15, en

Teruel; 15,90,. en Madrid; 9,70, en Barcelona. Fresones, desde 13 pesetas en

Zamora a 35,en Badajoz; 25, en La Coruña; 20,70, en Madrid y Valencia etc. En

patatas tenemos desde1 1,80 en Avila, a 4,50 en Toledo; 3;i5, én Madrid 4, en

Salamanca, y Ciudad Real. Judías verdes, desde el mínimo de 2 pesetas en

Castellón, al máximo de 15 en Bilbao, pasando por.2,50 en Sevilla; 4, en

Alicante; -5,80. en Madrid; 10, en Ciudad Real; 14, en Palencia.

Esa, extraordinaria escala que puede aplicarse a otros frutos y productos de

primera necesidad,-revela que en muchísimos casos es´el capricho, a veces la

escasez "bien administrada" de uno de ellos, el que impera en la fijación de

precios, supuesto´ que,nos parece posible justificar, tan grandes diferencias

con sólo aplicar al costo en .centro de- producción los gravámenes que

mencionamos al principio. La disparidad es manifiesta, y con frecuencia abusiva

en grado intolerable, si es que el abuso-no empieza a ser figura de delito desde

el momento «mismo en es rebasa´da la´línea1 de la moral comercial.

 

< Volver