Autor: Danvila Rivera, Julio. 
   Rumor sin fundamento     
 
 ABC.    03/10/1960.  Página: 39. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

RUMOR SIN FUNDAMENTO

Ante los insistentes rumores que en ciertos sectores vienen circulando sobre una

próxima estatificación del establecimiento emisor" español, dada la repercusión

que ello puede tener en´los diversos aspectos monetarios, crediticios,

financieros y económicos parece necesario dar á conocer que tales rumores

carecen por completo de razón de ser, y por ello solamente, puedsn provenir de

una equivocada información, que tal vez diese -lugar a ser malévolamente

manejada.

Dejando para más adelante, si ello fuera necesario, tratar a fondo del asunto,

ahora conviene adelantar para público conocimiento que desdé su fundación,

y.mucho más definitivamente desde que se promulgó la ley hoy vigente de

Ordenación Bancaria, -la participación del capital privado del Banco de España

¡sólo trae´ a la nación las ventajas _e continuidad, pese a «los cambios que

pudiesen existir en sistemas y regímenes políticos, sin Llevar implícitas ningún

inconveniente. Porque si se ´analizan las consecuencias para la Hacienda Pública

de que el Banco de España sea sociedad anónima en lugar de empresa estatificada,

basta considerar que de los beneficios obtenidos anualmente el Estado percibe

entre el 96 por 100 y el 97 por "100 por participación directa y Utilidades,

mientras los accionistas sólo se´reparten lo .que resta, o sea, del´ 3- por 100

al 4 por 100; y si en lugar de tener beneficios existiesen pérdidas, todas ellas

repercutirían en.el capital privado,- y • nada influirían en los presupuestos

nacionales.

El comentario anterior´bastaría para demostrar lo difícil que sería- en una

estatiflcacíón que sé crease un organismo emisor mas provechoso que,el actual,

pero aún. convierte añadir . a lo anteriormente expuesto que el Banco de España,

en todos´ los aspectos, y especialmente en la . composición dé su Consejo

´General de Administración, se encuentra tan ligado al Ministerio de Hacienda y

a la economía nacional que nada puede hacer en- perjuicio de los intereses

públicos. Y, para terminar, un detalle que demuestra la .verdad de lo afirmado:

en la ¡partida más influyente en el Activo1 de los Balances para la misión que

le Está encomendada, que es él oro que posee, la ley previene que a pesar de ser

propiedad del Banco de ¡España, éste no puede disponer de´un solo gramo sin la

autorización previa y expresa, del Gobierno; y, en cambio, tal Gobierno, cuando

lo aconsejasen necesidades ineludibles de la nación, puede pedir que le sea

entregada toda la porción que necesite, disponiendo libremente de ella.

Julio DANVILA RIVERA.

 

< Volver