Producción nacional y aranceles     
 
 Madrid.    20/09/1960.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

PRODUCCIÓN NACIONAL Y ARANCELES

EN mayor o menor escala, todos los españoles estamos conformes en que la

producción nacional, tanto industrial como agrícola, necesita ser protegida con

los aranceles de aduanas de las embates de una competencia extranjera, que, por

estar mejor preparada y disponer de mayores medios y de mercados más extensos,

podía echar a pique parte de nuestra incipiente industria y arruinar algunos

sectores de nuestra agricultura.

Pero, en la misma proporción, también creemos todos que- las barreras aduaneras

son una protección temporal, una especie de andaderas que ee facilitan a

nuestras empresas para que se sostengan de pie basta que llegue el momento de

hacerlo por sí solas, la protección arancelaria lleva, pues, Implícita una

voluntad, un compromiso tácito, por parte de los beneficiarios, de ponerse en

condiciones de competir no sólo en los mercados españoles, sino también en los

extranjeros.

Sin embargo, muchas empresas parecen creer que loa aranceles han sido creados

exclusivamente para defender sus intereses particulares y procuran explotarlos

al máximo. «Actualidad Económica» escribe a esta propósito:

«Algún sector defendido por un arancel de un 39 por 100 más un 12 por 100´de

impuesto fiscal, a los pocos meses de sentirse protegido frente al exterior con

dichos dos tantos por ciento muy respetables ha decidido subir 1>& precios de

los productos nacTona-les hasta igualarlos con los del producto extranjero,

confiando en que el consumidor nacional, ´ para ahorrarse trámites de. la

importación y los gastos hincarlos qiie ésta trae consigo no dudará en seguir

consumiendo la mercancía nacional.»

Tras señalar la revista «ruó esta práctica no debe admitirse en absoluto,

continúa: «Si estas prácticas viciosas so extienden, sin que desde arriba venga

la corrección, reduciendo las protecciones para hacer entrar en razón a quienes

por todo norte tienen únicamente el lucro, resultará que está en lo cierto la

minoría que viene clamando contri el excesivo proteccionismo...»

«Actualidad Económica» opina, y nosotros estamos da acuerdo.con ella, que el

legislador, al defender la producción nacional, no quiso.nunca que -ésta elevase

los precios dentro del cómodo margen de la protección. .

Estas práctica-s son una prueba más de la mentalidad, repetidamente censurada

por nosotros, de algunos medios empresariales! españoles, que pretenden sutituir

su falta de cualidades - de verdaderos dirigentes, de capitantes de Industria,

con astucias que es necesario barrer de nuestro panorama económico.

 

< Volver