La Administración Ford, convencida de que el posfranquismo será relativamente tranquilo     
 
 Informaciones.    03/11/1975.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

LA ADMINISTRACION FORD, CONVENCIDA DE QUE EL POSFRANQUISMO SERA

RELATIVAMENTE TRANQUILO

ESTADOS UNIDOS HA RECIBIDO SEGURIDADES DE CASI TODOS LOS GRUPOS DE

OPOSICION DE QUE DARAN UNA OPORTUNIDAD AL PRINCIPE JUAN CARLOS

NUEVA YORK, 3. (Resumen de EFE.) — «The New York Times» inserta varias informaciones sobre

España entre las cuales resalta por su interés político la firmada por David Binder.

«La Administración Ford ve la transición de poderes en España con ecuanimidad, según funcionarios de

alto rango, porque están convencidos de que el período inmediato pos-franquista será relativamente

tranquilo.»

«El Poder continuará con los conservadores», concluye un analista del Gobierno. Este y otros dicen que

los Estados Unidos han recibido seguridades recientemente por los dirigentes, virtualmente de todos los

grupos más importantes de la oposición, de que pretenden «dar una oportunidad» al Príncipe don Juan

Carlos de Borbón y al primer ministro que elija.

También parece haber unanimidad entre los funcionarios del Departamento de Estado. El Departamento

de Defensa y la Comunidad de Inteligencia en que la Jefatura de las fuerzas armadas españolas jugará un

papel decisivo en el futuro.

Hace dos meses, la Administración completó su último análisis interdepartamental de lo que podría

esperarse tras la muerte del Generalísimo Franco y está actualmente completando un nuevo análisis.

Aparte de estos puntos de acuerdo, sin embargo, hay divisiones entre los analistas americanos sobre el

impacto del cambio de Poder en las relaciones de los Estados Unidos con España y en la futura

proyección del futuro Gobierno.

RENEGOCIACION

En el Departamento de Defensa existe una fuerte sensación de que los términos del nuevo acuerdo de

bases posiblemente tengan que ser renegociados con España. El marco de un acuerdo para la continuación

del uso americano de bases militares en España fue iniciado a principios de mes por el secretario de

Estado Kissinger, y el ministro de Asuntos Exteriores, don Pedro Cortina Mauri.

 

< Volver