El estado posoperatorio sigue su curso con normalidad     
 
 Informaciones.    11/11/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

El estado posoperatorio sigue su curso con normalidad

MADRID, 11. (INFORMACIONES.) — A las ocho y media de la noche, el ministro de Información y

Turismo dio lectura ante los informadores a un nuevo parte médico sobre la salud del Jefe del Estado. El

parte decía que:

«A las 20,30 botas del día 10 de noviembre la evolución de la enfermedad de S. E. el Jefe del Estado,

hospitalizado en la Ciudad Sanitaria de La Paz, de la Seguridad Social, ha sido la siguiente:

El posoperatorio sigue su curso con normalidad.

A las 18,30 horas se tía suspendido la diátesis peritoneal y se ha iniciado la primera sesión de

hemodiálisis con riñón artificial que está siendo bien tolerada.

Se han objetivado trastornos del ritmo cardiaco, que han sido fácilmente corregidos.

La buena evolución ventilatoria pulmonar y su estado de consciencia han permitido la retirada del tubo

endotraqueal a primera hora de la tarde.

La tromboflebitis del muslo izquierdo continúa inalterada.

El pronóstico no varía.

Firmado: El equipo médico habitual.

Madrid, 10 de noviembre de 1975.»

Tres son las novedades sefialadas en el parte de las 20,30. La primera, según informa Pyresa, se refiere a

la sustitución de la diálisis peritoneal por la hemodiálisis con riñón artificial, utilizando, como se había

previsto, la circulación de arteriavena del antebrazo que se preparó durante la última intervención

quirúrgica, eliminando asi el catéter instalado en el peritoneo a través de los músculos del vientre.

La observación de que «han sido fácilmente corregidos» parece restar importancia a los trastornos del

ritmo cardiaco mencionado en el parte. La tercera novedad del parte se refiere a la retirada del tubo

endotraqueal. Esta intubación se practica en todas las intervenciones quirúrgicas con anestesia general

para, entre otras cosas, evitar que, al perder el conocimiento, y con el control de los músculos, pueda la

lengua caer hacia atrás y tapar las vías respiratorias, con el consiguiente riesgo de asfixia. El parte médico

indica igualmente que la intubación le ha sido retirada al Jefe del Estado, tanto por que su respiración es

normal como también por su estado normal de consciencia.

Posteriormente, a las once y media de la noche, las Casas Civil y Militar del Jefe del Estado facilitaron un

comunicado en el que se informaba que el Jefe del Estado descansaba sin incidencias desde el parte

anterior.

LOS PRINCIPES DE ESPAÑA, EN LA PAZ

A primera hora de la tarde, los Príncipes llegaron a la Residencia Sanitaria La Paz, en cuya escalera de

acceso fueron recibidos por el público que aguardaba en sus proximidades, con vivas muestras de

simpatía y afecto. El coche en el que llegaron iba conducido por don Juan Carlos de Borbón, a cuyo lado

viajaba la Princesa doña Sofía.

LA ESPOSA DE FRANCO, EN LA CLÍNICA

La esposa del Jefe del Estado, doña Carmen Polo de Franco, llegó a la Residencia Sanitaria La Paz a las

dos menos veinte de la tarde, en la que permaneció hasta las dos y media, hora en que salió acompañada

por su hija, la marquesa de Villaverde. Las dos damas, cuyos rostros reflejaban preocupación, subieron en

el mismo automóvil, de regreso hacia El Pardo. Casi simultáneamente abandonaron el edificio los duques

de Cádiz.

VIGILANCIA EN LA PAZ

Aparte de la escolta de Franco, vigila el edificio de la Residencia Sanitaria, desde que se encuentra en él

hospitalizado el Jefe del Estado, una compañía de reserva general de la Policía Armada, compuesta por 56

números, dos sargentos y un teniente. El servicio de vigilancia está a cargo de tres compañías distintas,

que se relevan cada ocho horas, según informa Logos, por lo que el pabellón en el que se encuentra el

Jefe del Estado permanece vigilado a lo largo de las veinticuatro horas del día.

El Jefe del Estado ocupa él sólo la primera planta de la Residencia Sanitaria, desde ayer, ya que otro

enfermo que se encontraba en una de las habitaciones de esta planta fue cambiado a otra el domingo.

Dicho enfermo no fue trasladado anteriormente debido a la gravedad de su estado.

11 de noviembre de 1975

INFORMACIONES

 

< Volver