Franco sigue muy grave     
 
 Informaciones.    14/11/1975.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 24. 

FRANCO SIGUE MUY GRAVE

MADRID, 14. (INFORMACIONES.)

LA jornada de ayer en la Ciudad Sanitaria de La Paz, de la Seguridad Social, estuvo presidida por una

mayor tranquilidad que la del día anterior, si bien no faltaron algunos momentos de inquietud en que los

temores que inspira el estado de Su Excelencia el Generalísimo generaron rumores y especulaciones de

todo género, que los partes médicos emitidos lograron apaciguar.

Una multitud que puede calcularse en unas 500 personas se concentró a lo largo del día y hasta una

avanzada hora de la noche a las puertas de La Paz, inquiriendo noticias acerca del estado de salud de

Franco. Los periodistas que permanecían en el vestíbulo y en los alrededores de la Ciudad Sanitaria, en

número no inferior al centenar entre redactores y gráficos, abordaban a las personalidades que salían del

centro, tratando de obtener noticias sobre la situación clínica de Su Excelencia.

Se produjeron durante el día algunas declaraciones de personalidades que, dentro de la natural prudencia,

no quisieron negarse a satisfacer la curiosidad de los informadores. Así, por ejemplo, el ex ministro de

Justicia señor Ruiz Jarabo mostró su pesimismo al decir que «el Generalísimo está muy mal. La situación

es muy mala y es penoso el estado en que se encuentra». El alcalde de Madrid, señor García-Lomas,

declaró que, aunque la situación era grave, no era desesperada. Por su parte, don Manuel Lozano Sevilla,

jefe de Prensa de la Casa Civil, expresaba a media tarde una impresión optimista: «Franco mejora —

dijo—, la crisis de la madrugada parece haberse superado.»

Según la agencia Pyress, un médico del equipo que atiende a Franco afirmó a primeras horas de la noche

que «no se puede aventurar ningún pronóstico, porque la gravedad continúa. Sin embargo, la salud del

Jefe del Estado ha experimentado una mejoría en relación con la gravedad de esta mañana». El referido

especialista añadió que «los partes se discuten punto por punto y se adaptan completamente a la realidad.

Desde nuestro criterio médico, los partes puede decirse que van a misa».

APLAUSOS A LOS PRINCIPES

Continúa, como en días anteriores, la afluencia de personalidades a la Ciudad Sanitaria para interesarse

por la salud del Caudillo. Minutos antes de las nueve y media de la noche llegaron el Príncipe don Juan

Carlos, Jefe del Estado en funciones. y la Princesa doña Sofía. Los Príncipes, que llegaron en un

automóvil conducido por don Juan Carlos, fueron aplaudidos por el numeroso público congregado ante la

entrada principal de la Ciudad Sanitaria.

La esposa del Generalísimo. doña Carmen Polo de Franco, llegó hacia las cinco de la tarde, acompañada

por su hija, la marquesa de Villaverde, permaneciendo unos diez minutos en la clínica.

Acudieron también durante el día a La Paz el presidente del Gobierno, don Carlos Arias Navarro: el

presidente de las Cortes, don Alejandro Rodríguez de Valcárcel, así como los ministros del Gobierno, ex

ministros y otras personalidades, a fin de interesarse por el estado de salud del Caudillo. En estos días se

han restringido, para evitar molestias y aglomeraciones, las visitas a la primera planta de La Paz, a la que

sólo acceden los miembros del equipo médico, a quienes se ha dotado de una acreditación de color azul, y

algunas personalidades, familiares, ministros y autoridades militares, a quienes se ha visto con una

acreditación de color amarillo. Los periodistas, que limitan su acceso al vestíbulo, tienen una acreditación

en color blanco y marrón.

* «LOS PARTES SE DISCUTEN PUNTO POR PUNTO Y SE ADAPTAN

COMPLETAMENTE A LA REALIDAD»

* LOS PRINCIPES DE ESPAÑA ACUDIERON A ULTIMA HORA DE LA TARDE A LA

PAZ PARA INTERESARSE POR LA SALUD DEL CAUDILLO

PARTES MEDICOS

Durante el día se dictaron varios comunicados y partes médicos. En nuestra edición de ayer dábamos

cuenta del parte médico leído por el ministro de Información y Turismo, señor Herrera Esteban, que

decía:

«A las 13,30 horas del día 13 de noviembre, la evolución de la enfermedad de Su Excelencia el Jefe del

Estado, hospitalizado en la Ciudad Sanitaria de La Paz, de la Seguridad Social, ha sido la siguiente: a las

3,30 de la madrugada del día de hoy, Su Excelencia el Generalísimo ha presentado un nuevo episodio de

hemorragia digestiva, que ha remitido a las dos horas de su aparición con tratamiento médico. La

progresión de su sintomatología respiratoria ha aconsejado la instauración de respiración asistida con

intubación. Se ha iniciado una nueva sesión de hemodiálisis. Cardiológicamente, permanece estable. La

tromboflebitis continúa estacionaria. El pronóstico sigue siendo muy grave. Firmado: El equipo médico

habitual.»

Posteriormente, poco después de las seis de la tarde, se facilitó el siguiente comunicado:

«Las Casas Civil y Militar comunican a las 17,30 horas que, según informan los médicos de turno que

atienden a S. E. el Jefe del Estado en la Ciudad Sanitaria La Paz, de la Seguridad Social, el Caudillo

descansa desde el último parte. A las 20,30 horas se facilitará un nuevo parte médico.»

AUMENTA LA EXPECTACION

Sobre las siete de la tarde se advirtió un aumento de la tensión entre los periodistas que se encontraban en

el vestíbulo de la Ciudad Sanitaria. Se esperaba con impaciencia el parte médico de las ocho y media.

Hacia las nueve menos cinco, el director general de Coordinación Informativa, don Gonzalo Rodríguez

del Castillo, en ausencia del titular de Información y Turismo, que a esa hora se encontraba en la reunión

del Gabinete previa al Consejo de ministros de mañana, leyó el siguiente parte médico

«A las 20,30 horas del día 13 de noviembre la evolución de la enfermedad de S. E. el Jefe del Estado,

hospitalizado en la Ciudad Sanitaria de La Paz, de la Seguridad Social, ha sido la siguiente:

Desde el último parte médico no se han exteriorizado signos clínicos de nuevas hemorragias digestivas.

La situación clínica y radiológica pulmonar es superponible a la del último parte. Continúa con

respiración controlada y sedación medicamentos.

Prosigue la hemodiálisis, que es bien tolerada.

Desde el punto de vista cardiológico no ha habido incidencias. Las tensiones arterial, venosa, el ritmo y la

frecuencia del pulso son normales.

La tromboflebitis continúa estacionaria.

El pronóstico sigue siendo muy grave.

Firmado: Vicente Pozuelo Escudero, Vital Aza Fernández Nespral, Luis Pescador del Hoyo, Eloy López

García, José María Gómez Mantilla. José Luis Palma Gámiz, Ernesto Castro Fariñas, Jesús Señor de Uria,

Isidoro Minguez Enríquez de Salamanca, Luis Alonso Castrillo Aladren, Gabriel Artero Guirao, Roberto

Llauradó Sabé, Luis Snchez Sicilia, Carlos Marina Fiol, Manuel Hidalgo Huerta, José Parra Lázaro,

Miguel Lucas Tomás, Francisco Fernández Justo. Carlos Petrement, Joaquín Carbonell, María Paz

Sánchez Aguado, José Corbatón, Tomás Epeldegui, Manuel Sánchez Cañas, Sixto Obrador, F. Carro

Gómez, José Luis Alvarez Salas Morís, José de la Cámara, José Luis Vallejo, Francisco J. Guerra Sanz,

Julio Ortiz Vázquez y Félix Contreras Ruiz.

Finalmente, poco después de las once y media de la noche, se facilitaba el siguiente comunicado:

«Las Casas Civil y Militar informan a las 23,30 horas que, según los médicos de turno que en la Ciudad

Sanitaria de La Paz, de la Seguridad Social, atienden a S. E. el Jefe del Estado, el Caudillo continúa

descansando en la misma línea que se indicó en el parte médico.

A las 7,30 horas de la mañana, día 14 de noviembre, será facilitado un nuevo boletín.

LLEGA CANTERO CUADRADO

Los partes médicos dictados hasta ahora en el curso de la enfermedad que durante un mes viene

padeciendo el Generalísimo ascienden ya a cincuenta, y los comunicados de las Casas Civil y Militar

llegan a 65. Desde que el Caudillo se encuentra en La Paz, se han emitido 12 partes médicos y 20

comunicados.

A última hora de la tarde se registró la máxima asistencia de público frente a la residencia sanitaria, y se

incrementaron también las entradas y salidas de personalidades del establecimiento hospitalario. El

arzobispo de Zaragoza, monseñor Cantero Cuadrado, miembro del Consejo de Regencia, que asumirá los

poderes en el momento del fallecimiento del Generalísimo, llegó en el Talgo procedente de Zaragoza y

entró poco antes de las diez de la noche en la Ciudad Sanitaria.

Poco antes de la llegada de los Príncipes de España, hacia las nueve y media, se presentaron cuatro ex

combatientes, al frente de los cuales iba el gobernador civil de Jaén, y que portaoan una bandera española

de pequeñas dimensiones. Hacia las once, acudió al centro un voluntario que se ofreció para dar un riñón

en beneficio del Generalísimo.

Llegan igualmente de toda España noticias relativas a la celebración de misas y funciones religiosas para

orar por el Generalísimo.

Han continuado también, ante la entrada principal de la Ciudad Sanitaria, las muestras de adhesión

popular. Anónimos oferentes han entregado a la guardia que custodia el establecimiento algunas estampas

que su portadores dicen milagrosas. Unade ellas es del padre Rubio, jesuita, y otra de Santa Gema

Galgani. Otra persona, que no ha podido ser identificada, hizo entrega de una reproducción de un Cristo

con la cruz a cuestas.

La residencia sanitaria fue visitada ayer por miembros de la Junta Nacional de la Hermandad de

Sargentos Provisionales que llegaban para interesarse por el estado de Su Excelencia y, según

manifestaron, «para ofrecerse incondicionalmente para lo que haga falta».

INFORMACIONES

14 de noviembre de 1975

 

< Volver