Comentario clínico     
 
 Informaciones.    13/11/1975.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

COMENTARIO CLINICO

MADRID, 13. (INFORMACIONES.)

LA jornada de ayer trajo un agravamiento en el estado, muy grave ya, de Franco. El parte médico del

mediodía del martes hacía suponer que las cosas irían complicándose a medida que pasaran las horas. «En

bases pulmonares —se decía— han aparecido pequeños focos de congestión y edema. La insuficiencia

renal se sigue tratando con hemodiálísis. A media tarde empezaron a circular rumores de agravamiento. Y

asi se hablaba de bronconeumonía, fiebre y anuria (ausencia de orina, insuficiencia renal total). El parte

de las ocho y media, sin embargo, desmontaba estas impresiones al precisar que «la imagen radiográfica

pulmonar muestra ligeros signos de regresión». (Regresión es el retorno a una fase anterior de evolución,

es decir, a antes de los focos de congestión y edema.)

En la madrugada del miércoles se presentó otra vez la temible hemorragia digestiva, en cuya aparición

han debido influir los restos de mucosa gástrica deteriorada que no se extirparon en la operación

(recuérdese que fue una gastrectomía subtotal) y la medicación anticoagulante (heparina) indispensable

para la aplicación de la hemodiálisis (riñón artificial). El parte de la una y media de la tarde concretaba la

presencia de «signos de hemorragia digestiva controlada, hasta el momento, mediante tratamiento

médico». Tratamiento en el que han debido jugar un papel vital las transfusiones. Permanecían también

los trastornos intermitentes del ritmo cardíaco (el miocardio falla en sus contracciones), lo que parecía

agravar la situación cardiorrespiratoria, Por otra parte, se habían acentuado los signos radiológicos focales

pulmonares (bronconeumonía, edema).

El parte de las ocho y media de la noche fue más tranquilizador. La hemorragia digestiva ha sido frenada

y el ritmo cardíaco ha vuelto a la normalidad. La afectación pulmonar se mantiene estacionaria y se inicia

una nueva sesión de hemodiálisis, con heparinización regional (para evitar el riesgo de nuevas

hemorragias). El pronóstico, pese a esta estabilización de la situación, permanece sin variaciones respecto

al parte anterior, es decir, ha aumentado la gravedad en una situación calificada de muy grave.

 

< Volver