Autor: A. Y.. 
   Una reliquia y una bendición para el caudillo     
 
    Páginas: 1. Párrafos: 3. 

UNA RELIQUIA Y UNA BENDICION PARA EL CAUDILLO

«Desde la habitación inmediata he rezado por el Caudillo de España y le he dado la bendición dos veces.»

Así dijo a media mañana de ayer, a la Prensa, el reverendo don Severino Domingo Palacios, segundo

magistral de Alcalá de Henares.

El sacerdote habla llegado con su hermana, ambos muy emocionados, y estuvieron aguardando en el

vestíbulo que le permitiesen entrar. Mientras, su hermana nos diría que estaban muy acongojados por el

estado del Generalísimo. Al salir, el sacerdote manifestó: «No esperaba que me dejasen pasar —

continuó—, porque sé que es difícil, pero me han dejado.»

Explicó que la reliquia es una parte del cuerpo incorrupto de San Diego de Alcalá, que se conserva en la

iglesia de Alcalá de Henares, donde el Santo falleció en 1463. Había nacido en San Nicolás del Puerto,

provincia de Sevilla y tiene mucha lama de milagrero. Se dice que curó milagrosamente al Príncipe

Carlos, hijo de Felipe II (por lo que su cuerpo fue paseado por las cámaras reales), entre otras muchas

curaciones famosas. «Este hecho fue cantado por el Fénix de los ingenios, el llamado Lope de Vega, en

unos versos impecables, y por el pueblo español, pues se dio a conocer en una comedia, cuyo título no me

acuerdo.»—A. Y.

 

< Volver