Comentario clínico     
 
 Informaciones.    19/11/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

COMENTARIO CLINICO

MADRID, 19. (INFORMACIONES.)

SITUACIÓN crítica otra vez, como un péndulo que se mueve en lo irreversible En la madrugada del

martes, Franco sufre una nueva hemorragia digestiva, calificada por el parte medico del mediodía como

«importante e intermitente». Se instaura un tratamiento médico (transfusiones y coagulantes, con aumento

de la sedación y una menor temperatura orgánica) y se contempla la posibilidad de una nuera operación,

que va quedando descartada a medida que pasan las horas, ya que la tensión arterial, muy baja, impide la

realización del acto quirúrgico.

La hemorragia ha tenido su origen, presumiblemente, en la mucosa gástrica residual o en la anastomosis

(unión) de intestino delgado con la parte del estómago conservada tras la segunda operación; quizá

también en varices esofágicas. En cualquier caso, era esta una complicación con la que había que contar,

ya que la desproteinización que sufre el enfermo (resultado de todo el proceso de su enfermedad) dificulta

en extremo —impide, prácticamente — la cicatrización o fusión de los tejidos.

El parte de las ocho y media de la noche señalaba que «no se evidencian signos de hemorragia». Y añadía

que permanecía la respiración controlada y la hemodiálisis. La temperatura corporal se mantenía a 33

grados centígrados, es decir, en hipotermia superficial. (No se puede hablar de hibernación, al menos en

el sentido clásico de la expresión.) Esta hipotermia, que se consigue mediante la administración de

determinadas drogas, tiene por objeto reducir el gasto del organismo, conservando «al ralentí» sus

principales funciones. El problema es cuánto tiempo puede prolongarse sin que se produzcan daños

mayores. La demanda de energía es, evidentemente, menor; el corazón bombea con menos fuerza y ello

puede activar la extensión de los trombos existentes o la formación de temibles embolias.

La situación claramente artificial se mantiene.

 

< Volver