Autor: Conte, Rafael . 
 Repercusiones en el extranjero. Primer presidente francés que visita España desde la III República. 
 Giscard D´staing vendrá a Madrid el jueves     
 
 Informaciones.     Páginas: 1. Párrafos: 5. 

PRIMER PRESIDENTE FRANCES QUE VISITA ESPAÑA DESDE LA III REPUBLICA

GISCARD D´ESTAING VENDRA A MADRID EL JUEVES

Por Rafael CONTE PARIS. 21.

EL Presidente francés, Valéry Giscard d´Estaing, irá a Madrid el próximo jueves para asistir a la misa de

Espíritu Santo en San Jerónimo el Real. Será la primera vez que un Presidente de la República Francesa

viaja a España oficialmente desde los lejanos tiempos de la III República. El ministro de 1a Defensa,

señor Yvon Bourges, representará al Gobierno francés en las solemnes exequias del General Franco.

Protocolariamente esta representación hubiera debido recaer en el ministro de Asuntos Exteriores, Jean

Sauvagnargues, pero la sustitución ha venido obligada por el viaje que en estos momentos está efectuando

el jefe del Quai d´Orsay en China. Y será el embajador francés, señor Robert Gillet, quien representará a

su Gobierno en la toma de posesión del Príncipe Juan Carlos como Rey de España.

El Presidente de la República francesa Valéry Giscard d´Estaing, ha dirigido sendos telegramas de pésame

al Príncipe y a la señora doña Carmen Polo de Franco. En el primero se dice «Con motivo de la muerte de

Su Excelencia el Generalísimo Franco, que desde hace cerca de cuarenta años ha dominado la Historia de

vuestro país, os dirijo mi más sentido pésame. Añado a él la expresión de mi consideración y de mi

simpatía para usted mismo, y la de amistad profunda del puedo francés por el orgulloso pueblo español.»

Y a la viuda del General Franco Giscard ha testimoniado «En el gran duelo que os afecta, le ruego acepte,

con mi más sincero pésame, la expresión de mis profundos y respetuosos homenajes.»

RECOGIDA DE FIRMAS

Esto por lo que respecta a las reacciones oficiales. En París en los edificios de la Embajada y el consulado

españoles, y en otros inmuebles oficiales, las banderas españolas ondean a media asta. Una mesa de

recogida de firmas se ha colocado en la Embajada para recoger el testimonio de la abundante colonia

española en Francia. Los medios informativos siguen dedicando a la muerte de Franco todo su esfuerzo

profesional. La noticia cuyo en un oía de huelga de la radio y la televisión oficiales en Francia, y después

de que los diarios de la mañana ya hubieran distribuido sus primeras ediciones. Así. solo los puestos de

emisoras privadas dieron cuenta del acontecimiento, y hubo que esperar a la una de la tarde para que los

primeros diarios de la noche aparecieran con la noticia y los comentarios, siempre a toda plana

prolongándose por páginas y páginas. A pesar de la huelga, la televisión le dedico un programa

informativo de cerca de tres cuartos de hora de duración. Todo aparece en estas informaciones biografías

de Franco y de Juan Carlos, estudios históricos, cronologías, análisis y testimonios, reacciones de todo

tipo.

Entre las intervenciones de políticos españoles en los medios informativos franceses cabe destacar la de

los señores José María de Areilza, José Vidal Beneyto y Gregorio Peces-Barba, en la televisión. En

Prensa y radio han aparecido los testimonios de José Luis de Vilallonga, Rafael Calvo Serer, José

Maldonado, Joaquín Ruiz-Gimenez, Carlos-Hugo de Borbón, Santiago Carrillo, «el Campesino» y

Rodolfo Llopis. quien ha señalado «Hay que evitar a toda España el espectáculo que ofrece Portugal.»

Entre personalidades francesas se han registrado testimonios de Michel Rocard, de Georges Marchais y

Jean Poperen, del Comité de Unión de los tres partidos de izquierda, de Jean Marie Le Pen (Frente

Nacional, quien ha dicho de Franco «Era uno de los Jefes de Estado más notables del mundo. Deseo que

el posfranquismo se desarrolle como había previsto y que Juan Carlos pueda establecer una Monarquía

popular y nacional en el siglo XX.»

«Una larga página de la historia de España ha sido vuelta —dice el diario católico «La Croix» en un

artículo de Andre Gerard ¿Como no inquietarse por su porvenir? He aquí un pueblo que, cuarenta años

después de la más atroz de las guerras civiles, se encuentra sin aquél que lo ha dirigido con mano de

hierro Monarca absoluto, Franco lo ha sido, y Juan Carlos no podrá serlo. Franco muerto, nada será como

antes. ¿Será posible una rápida evolución a partir de las instituciones actuales hacia un régimen

democrático? Es sin duda la esperanza de buen número de españoles . Esto no se realizará fácilmente y

exigirá mucha sabiduría y moderación de parte de unos y de otros. Lo deseamos ardientemente, porque en

la Europa de mañana todos necesitamos una España reconciliada y fraternal.» Toda la primera plana de

«France-Soir» «Le Monde», por su parte, ha dedicado ocho páginas completas a la muertedel General

Franco, con un amplio despliegue informativo, crónicas de sus enviados especiales, artículos de

historiadores, de expertos, testimonios, análisis de fenómenos de la guerra civil, unas cronologías de

Franco y de Juan Carlos, un árbol genealógico del Príncipe, análisis del mecanismo sucesorio y del

Consejo de Regencia, reacciones en Francia y en el mundo «La interminable agonía dice en su editorial,

más allá de las reflexiones que ha podido inspirar habrá constituido un suceso político. Queda por saber si

el nuevo Rey podrá enderezar rápidamente el timón del posfranquismo. Ya la iniciado concesiones sobre

el tema de las lenguas vernáculas. Se le atribuye el proyecto de liberal centenares de presos políticos. Este

gesto tendría su valor.» «Sucesor designado dice en otra parte de la información, ha hecho numerosos

viajes en las provincias españolas, consiguiendo éxitos seguros. De hecho, si Juan Carlos ha madurado, ha

sido en primer lugar con ocasión de sus viajes por el extranjero. Ha comprendido que el cambio es

indispensable. Nada le separa de los jóvenes que se encuentran en todos los sectores de la sociedad

española, en el Ejército, en la Iglesia y en los negocios, que esperan con impaciencia un alineamiento de

España con el mundo occidental.

 

< Volver